Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Cultura

Milonga en Montevideo reclama igualdad sexual para bailar tango

La iniciativa se extendió rápidamente por las redes sociales y obtuvo hoy una respuesta masiva en la Plaza Fabini

Centenares de parejas, muchas formadas por personas del mismo sexo, participaron hoy en una milonga de tango en la Plaza Fabini de Montevideo con el fin de reclamar igualdad sexual y de género para practicar este baile tradicional uruguayo.


Bajo el nombre de "Milonga Inadecuada", la integrante del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) Denisse Legrand impulsó por las redes sociales esta "contramovida" en respuesta a la expulsión el domingo 15 de marzo de dos mujeres que bailaban tango juntas en un evento celebrado en la misma plaza.

La iniciativa se extendió rápidamente por las redes sociales y obtuvo hoy una respuesta masiva en la Plaza Fabini, que congregó a cientos de personas para bailar tango.

Acudió también la esposa del expresidente de Uruguay José Mujica y candidata por la coalición política Frente Amplio a la Intendencia (Alcaldía) de Montevideo en las próximas elecciones de mayo, Lucía Topolansky, que bailó con algunos de los presentes.

"Lo que sucedió fue algo totalmente repudiable y los que estamos aquí venimos a demostrar que no discriminamos a nadie y que somos seres humanos como cualquier otro, y lo manifestamos bailando y de forma pacífica", dijo hoy a Efe uno de los participantes de la "Milonga Inadecuada".

"Venimos en contra de la discriminación y para demostrarle a la gente que el tango incluye a todas las personas independientemente de su condición social, de su opción sexual o se su edad", indicó a Efe otro de los presentes, miembro de la milonga La Callejera, que se celebra los miércoles en la plaza Liber Seregni de Montevideo.

Las dos mujeres expulsadas, Florencia Veiro y Lucía Conde, se dirigían el pasado domingo a la Sala Zitarrosa a presenciar un espectáculo, y decidieron participar en la milonga de la Plaza Fabini para hacer tiempo hasta que empezara el evento al que acudían.

"Acá no queremos tortas ni maricones", dijo entonces uno de los organizadores a las mujeres mientras les enseñaba el permiso municipal para realizar la milonga en la plaza, detallaron medios locales.

Esta semana, a través de un comunicado, la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) anunció la suspensión hasta el domingo 11 de abril de la concesión que habilita desde hace cuatro años a la agrupación Yunta Brava a usar la plaza para realizar sus milongas, a las que nadie tiene prohibido el acceso por ser un espacio público.

A su vez, la IMM solicitó a los organizadores que reconozcan el error, pidan disculpas a las dos jóvenes y participen en talleres de género.

Sin embargo, uno de los miembros de Yunta Brava, Daniel Prates, de 73 años, maestro y bailarín de tango, dijo al medio local Búsqueda que no se va a retractar porque considera que no faltó el respeto a nadie y considera que quieren que participen en talleres de género para lavarles el cerebro.