Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Cultura

La pureza de nuestra diversidad

Gestores culturales y educadores opinan sobre los retos panameños en la diversidad cultural desde el respeto en la convivencia

En lo relativo a la distribución étnica, el 68% de los panameños son mestizos, el 15% blancos, otro 15% negros, el 6% indígenas y el 1% asiáticos, estos últimos en su mayoría de ascendencia china, según datos generales. Además existen siete culturas indígenas.

Pero, dentro de este paraíso cultural, existen retos o políticas sociales que deben ponerse en práctica?.

A esta interrogante nos responde desde su experiencia, el gestor cultural internacional, Lázaro Rodríguez.

‘El tema de la diversidad cultural más que sólo a la comúnmente llamada ‘toleranci' entre los grupos y las personas, remite al valor de lo diverso y su condición inherente al ser humano. No se trata de aceptar al otro, sino de reconocer, promover y proteger el derecho de existencia que tienen la diversidad de expresiones culturales, siempre y cuando respeten los derechos humanos como marco de referencia. De hecho, es interesante que el día 21 de mayo no se festeja solamente la diversidad cultural en sí, sino su valor social, o sea, es el ‘Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo”, detalló Rodríguez.

Y agregó que es este enfoque, justamente lo que remarca la necesidad de contar con políticas y estrategias que se encarguen de promover y proteger la diversidad de las expresiones culturales como un ejercicio de garantía de los llamados derechos culturales. Esta visión nos ayuda a vigilar las referencias nacionales a ‘una manera tradicional de ser panameño o panameña' y reconoce un concepto de inclusión más amplio, o sea lo que realmente existe: la diversidad cultural panameña, esto es, todas las identidades que forman parte de este rico mosaico —por demás intercultural por su propia historia de canales y conexiones— que es el Panamá del Siglo XXI.

Lázaro lo resume en ‘proteger la diversidad de expresiones culturales, en el ánimo de la Convención de la UNESCO de 2005 que recomienda medidas específicas para su gestión, es actualizar el sentido del patrimonio, la dualidad económica y cultural de los bienes, actividades y servicios culturales, así como el contenido de ciudadanía que implican la protección o la falta de ella, de las expresiones culturales'.

DESDE LA INFANCIA Y EL RESPETO

‘Nosotros en la Escuela Simón Bolívar contamos con niños de todas las nacionalidades, la mayoría son del área de San Felipe y aquí procuramos mantener el respeto y la convivencia entre cada niños', detalló la profesora Anayansi Arnaéz, quien dirige el plantel ubicado en el Casco Antiguo.

La docente también asegura que uno de los acuerdos que protege a los estudiantes es el Convenio Andrés Bello, que cubre a los niños para sigan estudiando mientras sus padres resuelven su situación migratoria legalmente.

El convenio también reconoce títulos académicos para promover los procesos de integración educativa, científica, tecnológica y cultural en el ámbito iberoamericano. Un convenio que según explica el licenciado Luciano Yániz, vicepresidente de la Comisión de Derechos Migratorios del Colegio de Abogados, es un acuerdo internacional que acuerpa a los migrantes que buscan llegar producir y cumplir con los reglamentos del país y a quienes quieren integrarse positivamente a Panamá.

Por el momento se suscriben al convenio: Bolivia, Ecuador, Paraguay, Chile, España, Perú, Colombia, México, República Dominicana, Cuba, Panamá y Venezuela.

‘Es preciso que se haga una ley de política migratoria, una deuda con los panameños y con los extranjeros para que existan reglas claras. Solo existen decretos y resoluciones a nivel de la dirección de Migración y del Ejecutivo. Es preciso que exista una ley de política migratoria para que se viva de manera ordenada toda esa diversidad migratoria que sostiene nuestra diversidad cultural', detalló Yániz.

==========

CULTURAS CON FUERZA

La Etnia negra celebra durante el mes de mayo sus aportes al desarrollo económico, cultural y social del país; con un sin fin de actividades, en especial gastronómicas.

La cultura China tiene presencia en nuestro país, siendo parte importante del motor económico de la sociedad panameña. Su gran fiesta es para el Año Nuevo chino. Celebración en la cual hacen gala de su música, comidas y sus costumbres en general.