Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Cultura

El arte y su historia por contar

Las visitas guiadas de la exposición del Museo del Prado en Panamá sacan la obra del marco para darle vida y un contexto actual

Un chico había sido rechazado por su amada. Ella es castigada a que cada viernes, su pretendiente la persiga a caballo y le arranque el corazón, por cada vez que lo rechazó. Este el argumento del cuadro ‘El infierno de los amantes' perteneciente a la serie de ‘La historia de Nastagio degli Onesti', que le fue encargada al pintor renacentista Sandro Botticelli como un regalo de bodas.

Esta es una de las obras de la recientemente inaugurada muestra ‘El Museo del Prado en Panamá', que se ha tomado la Plaza de Francia, en el Casco Antiguo, como sala de exhibición.

ADRIANA PÉREZ

‘La mujer, a lo largo de la historia del arte, lo ha tenido muy complicado y más en el período de las obras que tiene el Museo del Prado, desde el siglo XII hasta el siglo XIX',

GESTORA CULTURAL

La exposición hace un recorrido por las escuelas de pintura española, flamenca, italiana y otras corrientes europeas.

Para conocer en detalle el trasfondo de los cuadros allí expuestos, el Centro Cultural de España en Panamá- Casa del Soldado diseñó un programa de visitas guiadas que se adaptan a los gustos de quienes deciden recorrer la exposición de 55 reproducciones de obras pertenecientes a la colección del Museo del Prado, ubicado en Madrid, España.

EL EQUIPO

En el mes de mayo, el Centro Cultural lanzó una convocatoria pública para conseguir voluntarios y mediadores culturales, explica Adriana Pérez, gestora cultural del centro.

A la misma, respondieron cerca de 25 personas de perfiles muy diferentes. Hay jóvenes de 18 años y otros de más de 40 años, ‘pero todos ellos comparten el interés por el arte y el querer hacer algo altruista por la comunidad y como enriquecimiento personal', dice Pérez.

‘Son de formaciones muy variadas, muchos de ellos son estudiantes de Comunicación o Bellas Artes, y hay otros cuyas profesiones no tienen nada que ver con el tema, pero que están interesados en el arte', añade.

Durante tres fines de semana, los voluntarios asistieron al centro y se les dio capacitación en historia de Europa, de España y sobre las escuelas de pintura española, flamenca, italiana, entre otras.

El material incluía videos de los curadores del Museo del Prado explicando cada uno de los 55 cuadros de la muestra, en qué cosas había que hacer énfasis y qué actividades se podían hacer a partir de la exposición.

Después del proceso, se hicieron dos pruebas. Una escrita y la ora oral para evaluar su desenvolvimiento. En total, quedaron 15 voluntarios, el resto no cumplió con las horas requeridas para formación.

A LA CALLE

Por el tipo de muestra y las obras que tiene, presenta muchas posibilidades didácticas, ‘se puede aprender sobre historia universal del arte, historia de Europa, de España', afirma la gestora cultural.

Los recorridos han sido diseñados para que se ajusten a lo que cada uno quiera ver, porque abarca temáticas muy variadas como religión, mitología, escenas costumbristas, bodegones, etc.

‘Nosotros junto con los voluntarios vimos que temas se podían trabajar. Uno de ellos es ‘El Prado en Familia', porque nos dimos cuenta de que en Panamá no hay muchas actividades para toda la familia en conjunto'.

Se trata de una visita guiada que se hace los domingos, a las 11 de la mañana, en la que se hace un recorrido poniendo énfasis en los cuadros con escenas de familias como ‘Las Meninas', de Velázquez; ‘La familia de Carlos IV', de Goya, o ‘La familia del pintor', de Jordaens. A los niños se les entregan dibujos de las pinturas para que los coloreen y se han extraído detalles de los cuadros para que los busquen en las obras.

En cuanto a las visitas guiadas diarias (todos los días, de 9:30 a.m. a 1:30 p.m. y de 2:30 a 6:30 p.m.), los voluntarios pueden adaptarla en función del interés del grupo que llegue. Por ejemplo, si son estudiantes de arte, se puede hacer más al detalle técnico.

En el caso de los recorridos escolares, hasta sexto grado, se hace ‘Veo, veo en el Prado', que los invita a buscar detalles en la exposición y contar anécdotas sobre los cuadros.

‘Lo que se busca es potenciar la observación de las obras, que no sea solo 5 segundos, sino mirar las pinceladas, buscar los objetos escondidos y todo lo que hay detrás', dice Pérez.

Para los adolescentes, el recorrido se transforma en ‘El Prado me emociona', que apela a los sentimientos. Para eso, se seleccionan obras con historias contrapuestas, amor, guerra, envidias, pasiones, muertes.

‘Son las emociones que han ido moviendo a la humanidad y creemos que para los adolescentes, que están en esas edades de conflictos en alguno de estos temas, les puede gustar un poco más', comenta la gestora, quien confiesa que su cuadro favorito es ‘El caballero de la mano en el pecho', de El Greco.

ENFOQUE ESPECIAL

El Museo del Prado tiene más de 8 mil 200 obras de arte y de esas, solo 45 han sido pintadas por mujeres. ‘No es que el Prado sea misógino y que no tenga cuadros hechos por mujeres por un tema ideológico', explica Pérez, ‘sino porque la mujer, a lo largo de la historia del arte, lo ha tenido muy complicado y más en el período de las obras que tiene el Museo del Prado, desde el siglo XII hasta el siglo XIX. De las obras que hay expuestas, solo hay tres y son de la misma pintora, Sofonisba Anguissola'.

Ella pertenecía a una familia noble genovesa, ‘por lo que pudo haberla tenido un poco más fácil, dentro de lo difícil que debió haber sido para ella'. Anguissola es considerada la primera mujer pintora de éxito del Renacimiento.

Las mujeres no podían acceder a las academias de arte y tampoco podían estudiar la anatomía del cuerpo humano, como sí podían hacerlo los varones, lo que les dificultaba representar a personas.

En vista de esto y para darle la vuelta a la escasez de autoras, los organizadores de la muestra tomaron a la mujer desde otra perspectiva y es que si bien no eran creadoras, si eran el sujeto principal de muchos pintores varones.

‘Vimos que dentro de las 55 obras que tenemos aquí, hay una presencia importante de mujeres representadas por hombres, dando por tanto la visión del hombre de lo que para él es la mujer'.

En su mayoría, son escenas domésticas o cotidianas, como ‘Las Hilanderas' (Velázquez); mitológicas y mucho desnudo femenino, pero no tanto masculino. ‘Así decidimos hacer un recorrido por la historia del arte a través de las representaciones de las mujeres. Es curioso ver que tienen tan poca presencia como artistas, pero tanta presencia como representadas'.

La visita trata de reflexionar sobre la situación actual de la mujer, cómo se ha tratado el desnudo de la mujer en el tiempo, que en primera es relacionado a la mitología. ‘Está el cuadro ‘Las Tres Gracias', de Rubens, que son tres mujeres desnudas muy voluptuosas con sus curvas y nos hace pensar que esa era el ideal de la belleza en ese momento. Hoy en día nos han impuesto un canon diferente, que tampoco es saludable, pero [el arte] nos permite hacer esos paralelismos', manifiesta la gestora cultural.

Debido a que la fuerza del retrato es ‘tremenda' en esta exposición, también cuentan con el recorrido ‘Los rostros del arte'. ‘El ver retratos de personas de las que sabemos sus nombres y apellidos nos permite reconstruir el pasado a través de esas historias personales. Tenemos uno de María Tudor, reina de Inglaterra y conocida como María la sanguinaria'.

La misión de la muestra no es otra que acercar el arte a la gente y que al concebirse fuera de una estricta sala de museo, y con el sol y la brisa del Caso Antiguo, el público pueda introducirse en la apasionante historia que se guarda entre las pinceladas de los grandes maestros del arte.

==========

AL AIRE LIBRE

El Museo del Prado en Panamá

La recién inaugura exposición saca el Museo del Prado a la calle, literalmente, pues las reproducciones son del tamaño real de las originales, pero de las grandes obras como ‘Las Meninas' (3,18 x 2,76m), de Velázquez, solo se puede ver un detalle.

Las piezas elaboradas en vinil para resistir el cambiante clima panameño, pueden apreciarse en recorridos guiados todos los días, de 9:30 a.m. a 1:30 p.m. y de 2:30 a 6:30 p.m.

Igualmente, las obras están expuestas permanentemente hasta el 18 de septiembre de este año.

Las visitas temáticas de los fines de semana son ‘Los rostros del arte' y ‘El Prado en femenino', que se alternan todos los sábados, en horario de 11:00 am. y 4:30 pm.

El próximo sábado corresponde ‘El Prado en femenino'.

Los domingos, a las 11:00 am., es el turno de ‘El Prado en familia'.

La exposición se realizó en conjunto con la Embajada de España, la Agencia de Cooperación Española, el Centro Cultural de España en Panamá- Casa del Soldado, la Fundación Panamáespaña, el Instituto Nacional de Cultura y la Alcaldía de Panamá.