Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Cultura

Autismo: diferentes no desiguales

La consigna este año es equidad e integración para todas las personas con espectro autista sin ningún tipo de estigma social.

Se estima que en el mundo hay 25 millones de niños que presentan el trastorno del espectro autista (TEA) y que uno de cada 68 niños presenta signos de autismo.

En el caso de Panamá, actualmente no existe una base de datos para saber oficialmente cuántas personas presentan esta condición.

La directora del Centro de Estimulación de Lenguaje y Autismo de Panamá (Celap), Britzeitha Britton, señala a pesar de que no se cuenta con estadísticas, el número de personas con TEA es cada vez mayor, porque el diagnostico de posibles casos en niños se hace desde el año y ocho meses.

‘Tanto para los padres como para nosotros el tema es muy fuerte porque estos niños pierden todas las habilidades que ya tenían antes', resalta Britton, al referirse a los obstáculos sociales que enfrentan los niños y sus familias al tratar de llevar una vida normal.

SOCIEDAD INCLUSIVA

Para Britton, quien es fisioterapeuta, el desconocimiento y la desinformación generalizada que tienen las personas sobre los TEA propician la estigmatización y discriminación a quienes padecen autismo.

‘Nosotros brindamos capacitaciones para padres de hijos con autismo y a aquellos que no tienen hijos con este trastorno. La información ayuda a las personas a crear empatía con la persona con autismo, aprende a tratar a un adolescente que tiene conductas diferentes y a la vez enseñan a sus hijos a compartir con los niños autistas', destaca Britton.

La fisioterapeuta afirma que actualmente están trabajando en el centro un programa integral a través de las inteligencias múltiples, las cuales realizan a domicilio. ‘En la casa es donde mejor se corrigen estas conductas, ya que en un consultorio no se tiene todo el ambiente necesario para trabajar con el niño. En la casa está su baño, su cocina, sus platos, su área verde, el supermercado o un parque cercano para ayudarlo a estimular y que él o ella se sienta en su ambiente', afirma.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), también son comunes los casos en que los niños y adultos autistas sufran violencia, lesiones y abusos; además de que se les suele limitar el acceso a servicios de salud y educación. Actualmente, 70% de las personas afectadas son del género masculino.

Ante dichas violaciones de los derechos humanos, la ONU busca alentar a los Estados a adoptar medidas para concienciar a la sociedad sobre la situación de las personas con autismo, así como a generar políticas públicas para promover su salud y bienestar.

En ese sentido, según Britton, si antes en las escuelas panameñas había un niño con el trastorno, ahora hay dos. Por lo que tanto profesores como estudiantes deben trabajar de la mano y no excluir o burlarse del niño autista.

‘Si nosotros tomamos a nuestros hijos y les explicamos con vídeos del por qué hay niños que presentan esta condición, creo que para los otros chicos no será traumático cuando en el colegio se encuentre con un niño con TEA', destaca la especialista.

RASGOS

Si el niño desde edad temprana no presta atención cuando se le habla, no mira coordinadamente o presenta miradas vacías, se ríe solo (no cuando uno le hace gracia) y no tiene iniciativa, podría presentar algunos signos de alarma del trastorno espectro autista, una condición neurológica que afecta el desarrollo de los niños en cómo se comunican, interactúan y procesan la información.

Con el fin de garantizar que estas personas lleven una vida plena e inclusiva dentro de la sociedad, el pasado 2 de abril se celebró el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, establecido por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2008.

Según la OMS, quienes padecen TEA tienen una afección neurológica permanente que se manifiesta en los primeros cinco años de vida y que se caracteriza por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje.

‘Las personas que sufren de TEA usualmente presentan otras condiciones como epilepsia, desórdenes metabólicos, ansiedad, depresión, impedimentos sensoriales y condiciones genéticas como el síndrome de Down', señala la OMS.

‘Dentro de la fundación estamos creando espacios integrales para aquellas personas de pocos recursos que vienen de lejos puedan llevar a su niño con TEA a los centros especializados y sean atendidos de primera mano'

BRITZEITHA BRITTON

DDRECTORA DE CELAP