Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Cultura

Realidades de la dieta vegetariana en niños

Especialista en nutrición infantil y obesidad señala los beneficios y riesgos de este régimen alimenticio

‘Una dieta mal planificada, cualquier dieta que sea, traerá un desequilibrio en la alimentación y consecuencias tanto a corto como, mediano y largo plazo en el crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes', señala Judith Ho, pediatra y especialista en nutrición infantil, obesidad y trastornos de la conducta alimentaria.

‘Entre más restrictiva es la alimentación habrá mayor riesgo de deficiencia nutricionales y de consecuencias a largo plazo en el niño y adolescente'

JUDITH HO

PEDIÁTRA

Según explica la especialista, quien estuvo a cargo de la ponencia ‘La dieta vegetariana en edades pediátricas: ¿Es apropiada?', durante el XLVII Congreso Nacional de Peadiatría, en las últimas décadas se ha registrado un aumento de la población vegetariana y vegana a nivel mundial, esto se debe a distintas causas, como la ‘búsqueda de hábitos más saludables por la actual epidemia de obesidad que existe, por creencias religiosas y culturales'.

PUEDE SER UN NIÑO VEGETARIANO

Como miembros de una familia, los infantes también son sometidos a dietas por salud o cultura, sin embargo ellos tienen demandas nutricionales diferentes a la de los adultos pues su organismo está en constante crecimiento.

Según investigaciones realizadas por Ho, la Academia Americana de Nutrición y Dietética (AAND), la Academia Americana de Pediatría (APP), la Academia Canadiense de Nutrición y la Academia de Nutrición y Dieta Eat Right, establecen que las dietas vegetarianas bien planeadas son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden brindar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades, en todas las etapas del ciclo vital incluyendo embarazo, lactancia, infancia y adolescencia.

Por su parte, la Sociedad Europea de Pediatría Hepatología y Nutrición Pediátrica establece que las dietas veganas solo deben consumirse con una adecuada supervisión médica y nutricional para asegurarse que los niños reciban un aporte adecuado de nutrientes. ‘Deben ser bien planificadas, bien supervisadas y suplementadas', dice Ho.

Sin embargo, según la Sociedad Europea de Pediatría Hepatología y Nutrición Pediátrica, -agrega la especialista en nutrición infantil- ‘entre más restrictiva es la alimentación habrá mayor riesgo de deficiencias nutricionales y de consecuencias a largo plazo en el niño y adolescente'.

Durante la lactancia ‘la leche materna es el mejor alimento para el recién nacido', dice Ho. Aconseja que ‘en caso de no disponer de leche materna se debe optar por una fórmula comercial a base de proteínas en soya y es importante no ofrecer a los niños bebidas de soya o arroz con fórmulas caceras'.

¿SON MÁS SANOS LOS NIÑOS VEGETARIANOS?

Aunque ‘no se han hecho muchos estudios' sobre el beneficio de la dieta en niños, ‘se ha podido evidenciar que hay una menor ingesta de colestrol, grasa saturadas y mayor consumo de frutas verduras y fibras', dice Ho.

Detalla que ‘cuando se compara el crecimiento de los niños con una dieta regular y aquellos que son lacto-ovo vegetarianos su crecimiento es similar, sin embargo los veganos son ligeramente más pequeños. Algunos estudios demuestran que desde el punto de vista antropométrico tienen un menor índice de mediciones antropométricas, a pesar de esto están dentro de los rangos normales'.

Agrega que ‘entre más restrictiva es la dieta vegetariana mayor riesgos de deficiencia nutricionales'.

Según la especialista, proteínas, calcio, vitamina B12, vitamina D, yodo, zinc, hierro y omega 3 son nutrientes claves en una dieta vegetariana.

TIPOS DE VEGETARIANOS

Veganos: Son muy estrictos. No comen ningún producto animal (carne, pescado, aves, huevos o productos lácteos). Un vegano come sólo alimentos de origen vegetal.

Semi-vegetariano: no comen carnes rojas, pero de vez en cuando comen pescado o aves de corral y productos lácteos.

Lacto-ovo vegetariano: toma leche y come productos lácteos y huevos, pero no carne, pescado o aves de corral.

Lacto-vegetariano: toma leche y come otros productos lácteos, pero no carne, pescado, aves o huevos.

Dieta macrobiótica: es aquella que pasa por diferentes etapas en las que se va eliminando alimentos. Su última fase solo incluye cereales y minerales.