04 de Dic de 2021

Cultura

Arte para forjar nuestra historia

La III Subasta de Excelencias, que tendrá lugar en el Hall del American Trade Hotel, pone en el mercado obras de artistas nacionales nacidos entre 1931 y 1950, la generación llamada ‘inolvidable', por la Fundación Arte Panamá

El arte panameño vivirá una noche singular. El martes 23 de julio se llevará a cabo la III Subasta sin precedentes de la Fundación Arte Panamá, en la que irán a subasta obras de artistas nacionales nacidos entre 1931 y 1950.

‘¿Por qué sin precedentes? porque nadie nunca había hecho una subasta histórica de las obras de arte de este grupo de artistas y la idea de hacerlas en subasta después de que preparar toda una documentación, es poder ofrecer la información histórica de todos ellos', explica Arlene Lachman, una de las organizadora de la subasta.

‘La subasta quiere poner en valor la obra de estos artistas, que muchas gente las hereda y la tienen en sus casas sin conocer su valor histórico, que esas obras estén en el mercado nuevamente', agrega. La intención es que las galerías se interesen en el arte de estos artistas y no solamente nos enfoquemos en lo que se produce actualmente, lo que está de moda, sino lo que es parte de nuestra identidad cultural. Poder reconocer quienes fueron esos maestros que hicieron posible el arte en Panamá.

(Nancy)

La Fundación Arte Panamá, artífice de esta iniciativa presentó en 2017 la primera de estas subastas, en esa ocasión, del grupo de artistas llamados maestros de maestros, los nacidos entre 1849 y 1930.

El grupo abarca desde Epifanio Garay hasta Julio Záchrisson. ‘Tenemos 34 artistas documentados, sabemos que nos faltan algunas personas, de los cuales en ese momento nueve estaban vivos', comenta Nancy Calvo, de la Fundación Arte Panamá.

Tal vez lo más complicado ha sido ubicar la información de artistas, algunos de ellos nacidos en una fecha anterior al establecimiento de la República.

‘Nos estamos dedicando como fundación a documentar la historia del arte de Panamá, preparando breves monografías de quienes fueron artistas, textos biográficos de estos artistas que han participado en el arte contemporáneo de Panamá, e ilustradas con obras representativas de su carrera', detalla Lachman.

Y para poder hacerlo de la forma más efectiva y práctica, establecieron un orden cronológico desde el primer registro hasta nuestros días.

‘Una de las misiones de la fundación, aparte de dar a conocer a estos artistas es que la gente joven se apropie y entienda la importancia de los primeros maestros, porque si no sabemos de dónde venimos no sabemos hacia dónde vamos, Y así como queremos el artículo de lujo, habría que apostar por las obras de nuestros artistas y que las galerías tengan arte de estas figuras', recalca.

La primera Subasta Sin Precedentes no solo hizo un récord de ventas sino también en asistencia.

Esa noche una obra de Humberto Ivaldi alcanzó el precio de venta más alto en la historia del país.

La segunda subasta también generó excelentes resultados.

‘Nos estamos dedicando como fundación a documentar la historia del arte de Panamá'.

La Fundación Sinclair quiso a través nuestro ahcer un homenaje al maestro Alfredo Sinclair, por lo que resultó la primera subasta en el país dedicada a un solo artista, subastando unas treinta obras.

‘Esta ha sido la subasta con mayor recaudación en la historia', afirmó Lachman.

Con este interesante preámbulo las expectativas para esta tercera subasta son muy altas.

‘Siguiendo con el trabajo documentación trabajamos con el segundo grupo de artistas, nacidos entre 1931 y 1950. Son más de 55 artistas', comenta Calvo. Esto porque la población crecía, más se interesaron en el arte y más salieron a estudiar.

‘En este grupo hay artistas que tuvieron la oportunidad de estudiar en otros países, algunos en Chile, España, México, Perú y cuando regresaron a Panamá, incidieron de una manera particular en la historia del arte panameño', dice Lachman.

La variedad es tal que ‘algunos ni siquiera los conocíamos', reconoce Calvo.

El momento que se vivió a finales de la década de 1960 y hasta 1980, que fue de una gran apertura, con la creación de los primeros espacios dedicados al arte —no existían las galerías— y la profesionalización del arte, a través de estudios universitarios, también influyó en la decisión de los jóvenes de ese momento a iniciarse en una disciplina artística.

Los homenajeados

De este amplio grupo, dos personas destacan por sus aportes y sobre todo, por su generosidad, razón por la cual Fundación arte Panamá ha decidido hacer un homenaje.

Uno de ellos, Alberto Dutary, por su labor como artista, promotor y gestor. Fue uno de los primeros en dedicarse de lleno a la pintura. Contando con recursos, abrió un taller en el que recibía a muchos artistas que no los tenían. Unió esfuerzos con otros artistas para crear el Instituto Panameño del Arte, que luego se convirtió en el Museo de Arte Contemporáneo.

Luego de estudiar y trabajar en Nueva York, Pimpito Dutary regresa a Panamá en un momento en que no habían muchas opciones para los artistas. ‘Él tiene otro gran mérito; fue el impulsor de la profesionalización del arte a través de la Universidad de Panamá, creó la carrera universitaria de arte que se inició en la facultad de Arquitectura. Además, su obra es maravillosa. cuenta Lachman.

También será homenajeado Raúl Rolando Rodríguez Porcell, arquitecto graduado en Chile quien llega a la Universidad de Panamá en un momento en que se daba una movida intelectual muy interesante. Es escogido decano de la facultad de arquitectura en la que convergieron profesores como el propio Alberto Dutary, Guillermo Trujillo, Ivan Zachrisson y Alicia Viteri. Rodríguez facilita las condiciones para crear el Taller Las Guabas , primer taller de cerámica, y más adelante, el Taller de grabado Los Algarrobos. Aunque su mayor aporte fue como gestor y facilitador, además de educador, se destaca en la subasta su papel como artista.

Obras a subasta

Este martes en el Hall del American Trade Hotel, desde las 7:00 pm, entrarán en subasta obras de artistas como Mayo Hassán, José María Olivella, el pintor naif Luis Méndez, Al Sprague, conocido por sus paisajes canaleros y sus polleras; Mario Cavit, padre del paisajismo abstracto; el fotógrafo Carlos Montufar, conocido como Carlos de Panamá, Tabo Toral, Horacio Rivera, Emilio Torres, también destacado escenógrafo Alicia Viteri, reconocida por sus grabados; Teresa Icaza, Damaris Montiel, Amalia Tapia, el gran colorista Ignacio Esplá, Manuel Montilla, promotor del arte en Chiriquí, Olga Díaz, Xenia de Muñoz, Antonio Madrid, Brooke Alfaro, los escultores Edgar Hernández y Marcos Lee, Carlos González Palomino, Roberto Vergara, Carlos Medina, Manuel Adán Vásquez, al fotógrafa Sandra Eleta, Pedro Montañez, Daniel Richards, Iván Delgado, Horacio Rivera, Ernesto Ortíz, Coqui Calderón, Antonio Alvarado, Julio Shebelut, Hemenegildo Zaldívar - Merejo, Antonio Madrid, Rodrigo Jaén y Luis Aguilar Ponce,

‘La subasta quiere poner en valor la obra de estos artistas, que muchas gente las hereda y la tienen en sus casas sin conocer su valor histórico, que esas obras estén en el mercado nuevamente'.

En el catálogo de la subasta están incluidos todos los artistas de los que se recabó información aunque no estén participando con una obra.

La idea es que en los años venideros se vaya completando la información de los artistas agrupados en las distintas franjas de tiempo hasta llegar a los pintores de la actualidad, inicialmente en un archivo digital y más adelante, en una edición completa.

‘Hay obras que arrancan con un precio menor de $1,000.00, hasta un máximo de 35,000.00

Posterior a la subasta, los cuadros que no sean vendidos serán expuestos en el espacio alternativo de Soho Mall, hasta el 13 de agosto. La Fundación Arte Panamá prevee la organización de conversatorios. También se está en conversaciones para llevar las reproducciones de las obras subastadas en una gira alrededor del país.

Raúl Rolando Rodríguez Porcell

, Decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Panamá, propicio que ésta se convirtiera en epicentro de la movida cultural de la década 70-80, en que se crearon las condiciones para la apertura del Taller Las Guabas y el Taller Los Algarrobos, de cerámica y grabados respectivamente, que formaron a artistas que hoy son consagrados.

Alberto ‘Pimpito' Dutary

Además de ser un extraordinario artista, educador, promotor y gestor, impulsó la creación del Instituto Panameño de Arte – PANARTE- hoy Museo de Arte Contemporáneo; abrió las puertas de su estudio a jóvenes artistas de entonces, y junto a otros valiosos colegas, contribuyó en la creación de La Escuela y Departamento de Artes de la Universidad de Panamá.