Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Cultura

Liderazgo positivo y lecciones de vida, desde Disneyland

El experto del 'Método Disney', Jeff Barnes, expuso por primera vez en Panamá el taller dirigido a fomentar líderes claves en la transformación de industrias y empresas a nivel nacional e internacional, basados en el valor y el crecimiento integral de equipos de trabajo

Walt Disney World, en Florida (EEUU).Yelp

Cuando se menciona a Disney en el sector de entretenimiento llega a la mente la famosa imagen del ratón sonriente con pantalones rojos y guantes blancos, o la del señor con bigote que creó una de las compañías más grandes del mundo desde cero. Sin embargo, no se transporta esa imagen a los negocios con mucha regularidad, sino la de cifras, estadísticas y la evolución de una corporación que, hoy, es dueña de diversas casas productoras, además de presentar sus propios servicios.

Para Jeffrey Barnes, el nombre de Disney significa mucho más que cifras o películas, sino un ejemplo de liderazgo muy poco replicado y que se basa en “esparcir magia” a su alrededor. El expositor y coach de vida estadounidense se dedica a enseñar a equipos comprometidos, el Método Disney (Disney Way, su nombre original en inglés), que se trata de llevar una experiencia de crecimiento, desarrollo integral y manejo de interacciones y relaciones interpersonales positivas dentro del área de trabajo.

“Creo que tienes que sumergirte en la historia y no solo la de Walt Disney, sino en la experiencia de ir a los parques como Disneyland (Anaheim, California) o Walt Disney World (Orlando, Florida) y reconocer que las historias detrás de estos enormes complejos fueron retos que se debieron superar”, mencionó Barnes en una conversación con La Estrella de Panamá. “Debes tomarte el trabajo de vivir tu propia versión de esa felicidad en tu día a día y cumplir con la responsabilidad de crear magia y aventura en tu familia o tu empresa; debes tratar de que tus equipos sean lo mejor que puedan llegar a ser”.

Y es que Barnes intenta llevar ese “día en Disneyland” a todas las empresas que visita y que van a su taller de 'Liderazgo y excelencia para equipos comprometidos | The Disney Way', el cual presentó por primera vez en Panamá el pasado 24 de enero de la mano de Promolatin Latam. Pese a que Barnes no se autocalifica como “experto” en el tema de negocios, está convencido de que “la única manera de hacer más eficiente el trabajo de una empresa es cuidar del equipo, porque si cuidas de ellos, ellos cuidarán de ti y los clientes”.

“Una vez tomas la decisión de levantarte sin importar nada, verás que las mejores historias están al otro lado de los obstáculos”

JEFF BARNES,
EXPOSITOR DE THE DISNEY WAY

Aplicando el método Walt Disney

Barnes, conocido como 'Dr. Disneyland', encontró la fascinación con la vida de Walt Disney hace 25 años, cuando investigó acerca de modelos de negocios exitosos y conoció la historia de fracaso detrás del primer parque temático de Walt, Disneyland.

“Yo siempre pensé que Walt había nacido en cuna de oro y que el éxito había llegado fácilmente a su puerta, pero al leer sobre su vida me di cuenta de que estaba muy equivocado”, expresó. “Me sentí identificado con Disney, al venir ambos de familias disfuncionales, por lo que mi afición por él se convirtió rápidamente en una obsesión por descubrir más acerca de los parques que había creado y su ideología de negocios, sabía que podría ser beneficioso para otros”.

Tras muchos años de investigación y cientos de libros leídos sobre Walt Disney, su familia y sus empresas, Barnes cayó enfermo y se decidió por empezar a aplicar lo que había aprendido. “En 2014 decidí comenzar a dar conferencias y pronto me di cuenta que las personas tienen hambre y curiosidad por saber cómo mejorar la experiencias de los clientes o los huéspedes”, comentó, “es un tema universal y el método Disney es uno de los mejores para tomar en cuenta en una institución”.

Luego de escribir dos libros bajo los títulos The Wisdom of Walt'(2015) y Beyond the Wisdom of Walt (2017), donde destaca la personalidad soñadora, arriesgada y creativa de Disney, junto con sus manejos de negocios y liderazgo visionario, Barnes se prepara para sacar a la luz una tercera entrega dedicada al impacto mundial de los parques temáticos y los líderes que los han llevado al éxito a largo plazo.

'La sabiduría de Walt', fue el primera libro que escribió Barnes.Cedida

Pese a que nunca conoció a Walt Disney —quien falleció en diciembre de 1966—, Barnes tomó la batuta de seguir su “legado” en el ámbito motivacional para todo público. “El aspecto de la vida de Walt que más me gusta va de acuerdo a que tuvo sus fallas como cualquiera, pero al final de día encontró la manera de sobrellevarlo, ponerse de pie y seguir caminando hacia el futuro”, señaló el expositor, “y en el mundo vas a tener desilusiones y vas a caerte al suelo, pero, ¿qué vas a hacer al respecto? Una vez tomas la decisión de levantarte sin importar nada, verás que las mejores historias están al otro lado de los obstáculos”.

Durante su primera presentación en el Istmo, el escritor puntualizó criterios esenciales para lograr plantear un sueño, dedicarse a él y convertirlo en realidad en las empresas o instituciones. “Los líderes actuales deben darse cuenta que la vida es una historia, y tendrá un conflicto, pero deben estar dispuestos a hacer cosas difíciles y arriesgadas para el crecimiento de su equipo, población o familia”, indicó Barnes, “y muchos piensan que el liderazgo es como la administración y no es así, la administración requiere resolver problemas cotidianos y con procesos establecidos asegurándose de mantener el statu quo en orden, mientras que el liderazgo es decir “aquí estamos, allá es donde debemos estar, y esto es lo que haremos para llegar allí”, y Walt era fenomenal en eso. El liderazgo visionario es uno de los más importantes que se requieren en la actualidad”.

Entendiendo el valor de las personas

“Las personas son más importantes que el producto, aunque las empresas pierdan esa dirección y la pongan al revés”, aseveró Barnes, “se debe llegar a tomar en cuenta la habilidad de nuestro equipo más allá de su experiencia, capacitarlos para que conozcan su valor y les sea sencillo tomar decisiones en pro de la empresa sin la necesidad de un manual o de un supervisor presente todo el tiempo; hay que apreciar el valor de las personas que nos rodean”.

Bajo esta sencilla —y muchas veces menospreciada— premisa, Barnes situó a su audiencia en el mágico mundo de Walt Disney World, donde los huéspedes siempre son la prioridad y los personajes de cuentos están para servir y divertir más allá de un manual corporativo. “La única razón por la que muchos de nosotros volvemos a estos parques u hoteles es por la atención al cliente”, enfatizó el expositor, “por el hecho de que, si algo sale mal, sabemos y contamos con el equipo de trabajo del parque para hacerse cargo de manera impecable. De esa misma manera deben funcionar nuestros equipos y colaboradores”.

Entre anécdotas de la vida de Walt y Roy Disney, y las dificultades que enfrentaron para convertir un dibujo de un ratón en uno de los íconos cinematográficos más importantes de todos los tiempos, Barnes llevó a la audiencia a pensar más allá de sus posibilidades y obstáculos presentes. “Para hacer realidad los sueños se necesita temeridad y riesgo, ningún sueño es merecedor de esfuerzo, si no te da un poco de miedo intentarlo”, sustentó.

“Para obtener equipos excelentes es necesario fortalecer sus debilidades, otorgarles confianza en su trabajo y sus habilidades; incentivar el esfuerzo colaborativo y reforzar al aprendizaje continuo”, sostuvo Barnes. “La única manera de lograr un verdadero progreso es llevar a los equipos a pensar más allá, porque siempre es hora de aprender”, resaltó.