Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Cultura

El teletrabajo sí es una opción

Para los que somos activistas del medio ambiente, del desarrollo sostenible, de la economía circular, del transporte cero emisiones, el concepto del teletrabajo no es extraño.

Para los que somos activistas del medio ambiente, del desarrollo sostenible, de la economía circular, del transporte cero emisiones, el concepto del teletrabajo no es extraño. Aparece siempre que se piensa en bajar las emisiones de carbono o en optimizar el funcionamiento de las ciudades.

Personalmente en mi faceta de trabajo con las TIC, he sido un “evangelizador” de las tecnologías que se necesitan para poder hacer del teletrabajo una realidad. Lo que ha evitado que la gente se lo tome más en serio, según creo, ha sido la cultura de trabajo en las sociedades. En mi organización usamos mucho el teletrabajo, la naturaleza de lo que hacemos casi que nos impulsa a crear espacios de trabajo remoto, crear ambientes de escritorio virtual, trabajar con aplicaciones que no dependan de la ubicación y que tampoco necesiten usar un dispositivo en particular. El asunto se complica cuando se trata de llevar estos conceptos a las organizaciones locales; muchas empresas le apuestan a tener a las personas a la vista, controlarles su tiempo y no sus resultados, además de invertir en herramientas tecnológicas que no permiten el trabajo remoto.

Otra cosa que detiene este tipo de formas de trabajo es la falta de legislación sobre el tema; los trabajadores no saben a qué atenerse con respecto a los riesgos profesionales, la salud o incluso el tiempo de trabajo. Esto cambió con la propuesta de ley del diputado independiente Raúl Fernández, la cual regula justamente todo lo relacionado con estos temas y que fue sancionada hace poco por la Asamblea Nacional y el Presidente de la República.

La ley es muy reciente y aún no se ha socializado, pero justo el momento que vivimos con la sociedad en cuarentena, nos ha llevado de forma obligatoria a tomar la opción remota. Las falencias comenzarán a hacerse patentes, pero al contrario de verlo como un problema, creo que será la oportunidad de plantearse la opción virtual de manera seria. Las imágenes satelitales de la NASA muestran cómo el ambiente ha mejorado gracias a la baja en el trafico, al fin teníamos razón los que abogamos por el teletrabajo como una forma de trabajar por el medio ambiente; creo que una vez superada esta pandemia, no debemos volver a esquemas que nos contaminan las ciudades y nos enferman. Creo que este experimento social al que no hemos visto abocados, debe mostrarnos el camino... La solidaridad y el sentido común no deben desaparecer, quienes vivimos en una ciudad grande, hemos podido ver de primera mano cómo el aire cambió para mejor. Queda probado que el teletrabajo sí es una opción, tenemos pues el deber de promoverlo e implementarlo.