Temas Especiales

04 de Jul de 2022

Cultura

Una campaña que une esfuerzos contra el cáncer de mama

En Panamá, desde enero a agosto de 2020 se han registrado unos 403 casos de este tipo de carcinoma. Médicos recomiendan realizarse pruebas ante cualquier anomalía, porque un diagnóstico temprano puede salvar la vida

La Organización Mundial de la Salud señala que este tipo de cáncer es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.Shutterstock

Cada 19 de octubre se se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, una fecha que busca sensibilizar y concienciar a las personas de todo el mundo sobre la importancia de realizarse un examen de mamas regularmente, con la finalidad de detectar cualquier signo o anomalía en los senos de la mujer a tiempo, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que este tipo de cáncer es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia se ha incrementado en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Según la OMS, la información que se maneja actualmente sobre las causas del cáncer de mama es insuficiente, por lo que la detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad.

Cuando se detecta precozmente, se establece un diagnóstico adecuado y se dispone de tratamiento, las posibilidades de curación son elevadas. En cambio, cuando se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo. En tales casos son necesarios cuidados paliativos para mitigar el sufrimiento del paciente y sus familiares.

En Panamá, desde enero a agosto de 2020 se han registrado unos 403 casos de cáncer de mama, mientras que en 2019 el número de casos se elevó a 971, según el Registro Hospitalario de Cáncer del Instituto Oncológico Nacional (ION).

De acuerdo con el Observatorio Global de Cáncer (Globocan, por sus siglas en inglés), en 2018 la cifra de casos por cáncer de mama fue de 1,022 con 274 muertes en Panamá.

Por este carcinoma, cada año se detectan cerca de 2 millones de nuevos casos de cáncer de mama (uno cada 20 segundos) y alrededor de medio millón de muertes, considerándose como el segundo tipo de cáncer más común en el mundo, explica la OMS.

En pandemia

Sin embargo, se cree las cifras de mortalidad aumentarán para finales de 2020 debido a la pandemia por la covid-19, ya que las pacientes con cáncer de mama se consideran entre los grupos con alto riesgo de contraer el nuevo coronavirus y se debe a que tanto el cáncer como su tratamiento pueden debilitar el sistema inmunitario y hacer que los pacientes sean más vulnerables a infecciones como la covid-19.

Este año la campaña de sensibilización contra el cáncer de mama es 'Uniendo Fuerzas contra el Cáncer'.

“No me cansaré de decirlo, la detección oportuna del cáncer de mamá es la mejor manera de ganarle la batalla al cáncer de mamá”, recalcó la primera dama de la República, Jazmín Colón de Cortizo, en un comunicado de prensa.

“Octubre es el mes de la concienciación sobre el cáncer de mama, pero no significa que solo durante ese mes la persona se debe hacer este examen; puede realizarlo en otra fecha, pero siempre anualmente”, afirmó la primera dama.

Autoexamen

En ese sentido, Givelle Zambrano, radióloga del hospital Paitilla, señala que un tema importante a considerar es el autoexamen de mamas. “Es muy importante que las mujeres sepan cuál es la apariencia y las características normales de sus mamas, con la finalidad de poder identificar lesiones palpables. Sin embargo, este autoexamen no reemplaza de ninguna manera la mamografía ya que, en mamas pequeñas, para que se palpe una lesión debe medir al menos un centímetro de diámetro”, recomienda la doctora, quien se basa en los criterios emitidos por el New American College of Radiology (ACR), que indican que la edad para realizarse el primer examen comienza a los 40, y debe repetirse anualmente.

En caso de alto riesgo por factores genéticos comprobados, se recomienda acudir a su médico a edades tan tempranas como los 30 años, ya que hay nuevas pruebas que sustentan la realización de estudios (la resonancia magnética) como método de tamizaje temprano.

En Panamá, desde enero a agosto del 2020 se han registrado unos 403 casos de cáncer de mama, mientras que en el 2019 el número de casos se elevó a 971, según el Registro Hospitalario de Cáncer del Instituto Oncológico Nacional.Shutterstock

“En mamas de mayor volumen es incluso más difícil palpar lesiones de pequeño tamaño. El autoexamen tiene mayor importancia en pacientes menores de 40 años que todavía no se realizan mamografías, ya que pudiera ser la única ruta para sospechar que exista una lesión”, comparte la médica.

Cáncer de seno triple negativo

¿Sabía que el cáncer de mama es una enfermedad con diferentes características, definidas según la mutación que origina el tumor? En algunos tipos de cáncer se puede identificar la presencia o ausencia de receptores de estrógeno o progesterona. En otros, la expresión de una proteína llamada HER2 (receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano).

En el caso de que el tumor carezca de marcadores hormonales y HER2, se denomina cáncer de mama triple negativo, un tipo muy agresivo que tiene poca o nula respuesta a tratamientos o terapias, y con una alta probabilidad de recurrencia.

En el mundo se estima que el cáncer triple negativo representa entre un 10% y 15% de todos los tipos de cáncer de mama, redacta la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Vanessa Campos, gerente médica de cáncer de mama y ginecológico de Roche Centroamérica y Caribe, afirma que el cáncer de mama triple negativo es más frecuente en mujeres menores de 40 años. Tiende a ser muy agresivo, con un alto riesgo de recurrencia y alta mortalidad cuando se diagnostica en etapa avanzada de la enfermedad”.

La especialista asegura que el cáncer de mama se origina cuando las células mamarias comienzan a crecer sin control, y estas células forman un tumor que a menudo se puede observar en una mamografía o se puede palpar como una masa. La mayoría de los bultos en los senos son benignos, sin embargo, cualquier bulto o cambio en el seno debe ser examinado por un profesional de atención médica para saber si es benigno o maligno (cáncer).

El cáncer de mama triple negativo tiene un pronóstico más reservado que los otros tipos de cáncer de mama, sin embargo, este pronóstico puede variar dependiendo de las características del tumor, el estadio al diagnóstico y las características propias de cada paciente.

“El cáncer de mama triple negativo tiene los mismos síntomas que otros tipos de cáncer de mama, por lo que es importante prestar atención a cualquier alteración en las mamas, como dolor al palpar, secreción en los pezones, cambios de color o de textura de la piel y/o masas bultos, endurecimientos o hundimientos del seno, pezón y/o axila”, recomienda Campos.

De hecho, reconoce que el autoexamen de mama permite conocer los senos y prestar atención a cualquier cambio, pero la mamografía constituye el método diagnóstico por excelencia y esta debe realizarse anualmente a partir de los 45 años.

Ante un diagnóstico temprano, las pacientes pueden recurrir a la quimioterapia, ya sea neoadyuvante (antes de la cirugía) o adyuvante (postoperación); también pueden recibir radioterapia. Para los estadíos metastásicos, se utiliza la quimioterapia y algún tipo de terapia dirigida o inmunoterapia.

“El objetivo es que más pacientes accedan a terapias adecuadas según su enfermedad en el momento adecuado; sin embargo, en el cáncer triple negativo tenemos la desventaja de que hay limitadas opciones terapéuticas y, dependiendo de lo avanzado de la enfermedad, las pacientes pueden tener menor respuesta, siendo la inmunoterapia una opción terapéutica actualmente. En estadíos tempranos, una paciente tiene más de un 90% de probabilidades de estar viva cinco años después de ser diagnosticada, pero una metastásica solo cuenta con un 22%; esto es lo que nos hace trabajar en la concienciación sobre la importancia de un diagnóstico temprano”, puntualiza Campos.

Tipos de mamografías en Panamá

Al momento de realizar un examen de mama el médico es quien indicará cuál es el tipo de mamografía que se requiere.

Actualmente existen la mamografía convencional, la digital y la tomosíntesis. La convencional y la digital son imágenes en 2D, la diferencia es que en la primera se revela como película fotográfica y la tenemos que ver en una placa radiográfica, y en la segunda se procesa y almacena en computadora. Se ven en monitores de alta resolución.

Las tomosíntesis son mamografías digitales que se componen de varias imágenes con 15 grados de diferencia entre una y otra, que generan cortes de un milímetro de la mama y evita la sobreexposición del tejido.

“Gracias a la mamografía de tomosíntesis es posible realizar reconstrucciones digitales, que eligen las imágenes más representativas y resaltan sus hallazgos en una sola imagen. Sus ventajas principales son la detección de lesiones de pequeño tamaño, el realce de microcalcificaciones y la reducción significativa de la sobreimposición de tejidos. Definitivamente la tomosíntesis es la más sensible a captar detalles más pequeños”, considera Zambrano.

La radióloga indica que los implantes de seno no son una limitante para la realización del estudio de mamografía; en las pacientes con implantes se realizan proyecciones con y sin desplazamiento de las prótesis. “Las proyecciones con desplazamiento de prótesis se toman realizando una maniobra que se llama Eklund. Esta permite una mejor compresión y una mejor definición del tejido mamario”, dice.

Añade que también es posible que el médico sugiera realizarse un ultrasonido mamario, resonancia magnética o estudio por tomosíntesis adicional a la mamografía. “Esto se debe a que cuando en la mamografía se observan nódulos, zonas de asimetría en la densidad del tejido de las mamas, distorsión de la arquitectura usual del tejido glandular o simplemente tejido glandular muy denso en los que pudieran quedar lesiones enmascaradas, se recomienda complementar con estos exámenes”.