Temas Especiales

28 de Jul de 2021

Cultura

Investigación para el desarrollo social: retos postpandemia

A lo largo de la historia, la ciencia ha desarrollado conocimientos e innovación científica aportando soluciones y beneficios a la sociedad en todo el mundo.

A lo largo de la historia, la ciencia ha desarrollado conocimientos e innovación científica aportando soluciones y beneficios a la sociedad en todo el mundo. Es innegable que la investigación actualmente enfrenta un sinnúmero de retos y dificultades y que, a pesar de los grandes aportes científicos, los problemas en la sociedad del siglo XXI cada vez son más complejos.

Nos cuestionamos por qué las soluciones encontradas a los problemas educativos, sociales, médicos, biológicos, psicológicos, entre muchos otros, no los resuelven en su totalidad.

A pesar de haber innumerables investigaciones anuales que aportan soluciones para mejorar la educación, con el objetivo de formar individuos conscientes de su entorno, con pensamiento crítico, autonomía, conocimientos para solucionar problemas, habilidades y valores, seguimos provocando daño ecológico, social, moral, y una brecha cada vez más grande entre ricos y pobres, una desigualdad en el nivel cultural y el respeto entre personas.

Estos problemas desafortunadamente no se van a resolver con buena voluntad, todos ellos requieren de la ciencia, pero también de las políticas públicas, del apoyo de la sociedad, de fondos económicos, de trabajo colaborativo entre las instancias educativas, gubernamentales y empresariales; necesitamos un cambio estructural.

A principios de 2020 fuimos sacudidos mundialmente por la pandemia del SARS-CoV-2 que puso en descubierto de forma triste y traumática la ineficiencia de la sociedad planetaria. Se evidenciaron las carencias sociales, educativas, psicológicas, económicas, médicas, culturales, no solo de un país, sino de un conjunto de naciones.

Las redes sociales han vertido información que proyectan necesidades y problemas a los que la ciencia, y no solo ella, debe buscar soluciones. Por ejemplo, en los objetivos del desarrollo sostenible que promueven el desafío de construir una visión social compartida, respetando las diferencias culturales y la diversidad.

A pesar de ello no han cesado los conflictos bélicos, con los problemas sociopolíticos; los pueblos se enfrentan a grandes desafíos, a la falta de derechos humanos, a la violencia, al hambre, a la falta de educación, incluyendo la posibilidad de morir por un virus aún poco conocido.

Pero desde la academia, desde la ciencia, ¿cuál es nuestra responsabilidad? Necesitamos asumir los nuevos retos de I+D+I, y tratar por todos los medios que los resultados obtenidos sean aplicados en la sociedad y no guardados en un informe de investigación o solamente publicados en una revista de alto impacto.

La investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) debe ser un eje transversal de la formación académica, básica y universitaria; debemos hacer mayores esfuerzos de lo logrado hasta el momento, para formar recurso humano capaz de hacer cambios.

Los programas de formación universitaria deben proporcionar al estudiante no solo formación en su especialidad, sino lograr tener un nivel cultural y de conocimientos generales que le permitan integrarse a la sociedad de forma activa y consciente, para lograr promover el crecimiento de todos.

En los últimos ocho años, Udelas ha apostado por desarrollar la cultura de investigación científica. Se ha desarrollado un modelo de formación de investigadores con acompañamiento, que parte del interés de los profesores por hacer investigación o aprender a hacer investigación, promoviendo las comunidades académicas - científicas, el semillero de investigadores, fomentando la motivación intrínseca y trabajo colaborativo. Las capacitaciones se organizan con base en las necesidades e intereses de los profesores que están realizando investigación.

Se elaboró un curso inicial de investigación para promover la formación científica básica. Se ha logrado un fondo concursable que apoya económicamente la realización de investigaciones, se logra la difusión científica a través de varios canales, tales como la revista Redes, el congreso científico bianual y la nueva modalidad virtual de jornada científica a nivel nacional, la cual surge justamente con base en la experiencia por la covid-19.

La investigación, eje transversal de los procesos educativos universitarios, debe aportar soluciones a los retos de la sociedad actual.

Todos debemos ser parte del cambio.

Docente