25 de Sep de 2022

Cultura

Cómo los cambios bruscos del clima intervienen en la presión arterial

Además de factores como la edad, el sexo, los antecedentes familiares, la obesidad, el consumo excesivo de alcohol y el sedentarismo, la presión arterial también puede verse afectada por un cambio repentino en los patrones meteorológicos, como un frente frío, una tormenta, así como también el invierno

Cómo los cambios bruscos del clima intervienen en la presión arterial
Expertos invitan a realizarse chequeos de la presión, aunque sea una vez a la semana.Cedida

La hipertensión no es más que la elevación de los niveles establecidos como normales de la presión arterial de forma sostenida. Cuanto más alto es el nivel de presión, mayor es el riesgo de daño al corazón y a los vasos sanguíneos de órganos principales, como el cerebro y los riñones.

Los valores fijados como normales son 130 mm Hg para la sistólica o máxima y 85 mm Hg para la diastólica o mínima.

Pero, ¿qué causa la hipertensión?

Aunque se desconoce a ciencia cierta el origen de la hipertensión arterial, numerosos estudios e investigaciones señalan que existen ciertos factores que inciden en su aparición como los llamados 'No modificables' (edad, sexo, herencia o antecedentes familiares) y los modificables (obesidad, consumo excesivo de alcohol, sedentarismo, uso anticonceptivos orales o una alimentación inadecuada).

Cómo los cambios bruscos del clima intervienen en la presión arterial
El ejercicio ayuda a prevenir muchas enfermedades.

El control de estos factores tiene una gran importancia, ya que si se consideran, se puede reducir el riesgo de muerte.

Sin embargo, la presión arterial también puede verse afectada por un cambio repentino en los patrones meteorológicos, como una tormenta.

El cuerpo (y los vasos sanguíneos) pueden reaccionar a los cambios abruptos de humedad, presión atmosférica, nubosidad o viento, de la misma manera que reacciona al frío. Estas variaciones en la presión arterial relacionadas con el tiempo son más frecuentes en las personas mayores de 65 años, detalló el doctor Francisco López Jiménez de Mayo Clinic a La Estrella de Panamá.

De acuerdo con el médico experto, la presión arterial es generalmente más alta en el invierno (aquellos países que tienen nevadas) y más baja en el verano. Esto se debe a que las bajas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se estrechen temporalmente. Esto hace que aumente la presión arterial porque se necesita más presión para hacer circular la sangre por las venas y arterias que se han estrechado.

De hecho, una investigación publicada en la revista North American Journal of Medical Sciences mencionó que hay una relación inversamente proporcional entre las cifras de tensión y la temperatura, considerando el frío como un factor de riesgo para los pacientes con hipertensión.

Con este estudio, los científicos creen que sería necesaria la transmisión de este conocimiento a los pacientes hipertensos en las consultas de enfermería, recomendándoles controles más rutinarios en épocas de frío, que se abriguen cuando salgan a la calle y eviten exponerse a las inclemencias climáticas o bajas temperaturas.

Otras causas estacionales de una mayor presión arterial incluyen el aumento de peso y la menor cantidad de actividad física, que son frecuentes en el invierno, y los alimentos salados que se suelen ingerir durante las vacaciones.

¿Qué ocurre con los pacientes hipertensos y el calor?

Según los expertos, actualmente muchas personas, incluyendo los pacientes hipertensos tienen la falsa creencia de que las altas temperaturas aumentan la presión arterial, sin embargo, el mecanismo de respuesta del organismo es otro: bajar la tensión, lo que además genera consecuencias negativas en las personas en esta condición.

“Cuando hay calor extremo, y se producen problemas, los síntomas pueden ser los derivados de la deshidratación por exceso de transpiración, así como fatiga, náuseas, dolor de cabeza, y en casos muy extremos desorientación, confusión, calambres musculares”, precisó Óscar Moreno, cardiólogo y miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), quien apuntó que debido a esto las personas hipertensas no deben descuidarse y mantenerse en constante monitoreo.

Gabriel Jaén, médico general de la policlínica Dr. Blas Daniel Gómez Chetro de la Caja de Seguro Social (CSS), indicó mediante un comunicado que el diagnóstico de hipertensión se da luego de un seguimiento de los niveles de presión durante un periodo y esta puede ser sintomática o asintomática.

Los síntomas comunes en un paciente son: cefalea (dolor de cabeza), congestión en el rostro, náuseas, vómitos y visión borrosa.

“El diagnóstico de hipertensión se da luego de un seguimiento de los niveles de presión, durante un periodo de tiempo, y esta puede ser sintomática o asintomática. Los síntomas comunes en un paciente son: cefalea (dolor de cabeza), congestión en el rostro, náuseas, vómitos y visión borrosa” GABRIEL JAÉN, MÉDICO GENERAL CSS.

Diferentes estudios señalan que la hipertensión es más común en las mujeres; sin embargo, en los hombres se presenta con mayor severidad y aparece en edades tempranas.

Tratamiento y recomendaciones

En Panamá, del 20% al 25% de las muertes registradas anualmente están relacionadas con la hipertensión arterial, según datos de la CSS.

“Si tiene presión arterial alta, la persona debe seguir controlando las lecturas de la misma con un experto de la salud, conforme cambien las estaciones y hablar con el médico”, recomendó López.

A su vez, el galeno de Mayo Clinic añadió que el médico puede recomendar cambiar la dosis del medicamento para la presión arterial o comenzar a usar otro. “No hagas ningún cambio en tus medicamentos sin hablar con el médico. Si tienes preguntas sobre la forma en que el tiempo puede afectar la presión arterial, solo debe hablar con el médico de cabecera”, puntualizó.

Igualmente recomendó a las personas con sobrepeso, bajar hasta cinco libras (2,3 kilogramos) lo que ayudará a reducir la presión arterial. “Mientras más peso pierde, más puede bajar la presión arterial. A medida que pierde peso, puede ser posible reducir la dosis de los medicamentos o dejar de tomarlos por completo. Sin embargo, nunca debe hacer cambios en los medicamentos para la presión arterial por su cuenta. Hable con el médico primero”, dijo López.

El galeno insistió en que la presión arterial alta no es un problema que se trata una vez y luego se ignora. Aunque pueda dejar de tomar medicamentos para la presión arterial de forma segura, siempre es importante mantener hábitos saludables. A continuación, explicamos cómo hacerlo:

• Llevar una dieta saludable que incluya muchas verduras, frutas y cereales integrales, y que sea baja en sal, grasas trans y grasas saturadas.

• Controlar el peso.

• Realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada todos los días.

• Evitar o limitar el consumo de alcohol.

• Dejar el hábito de fumar.

• Realizarse controles de salud regulares para controlar la presión arterial, el colesterol y la diabetes.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay 1.130 millones de personas con hipertensión, y la mayoría de ellas vive en países de ingresos bajos y medianos.

El informe de la OMS detalló, además, que la hipertensión es una de las principales causas de muerte prematura en el mundo.

En Panamá, a través del último censo de salud preventiva (2018) se logró detectar que el 35% de la población tenía problemas de hipertensión, siendo las provincias de Colón, Los Santos y Herrera las de mayor incidencia de casos.

Es por ello que el programa de Atención Primaria en Salud de la CSS, de las diferentes unidades ejecutoras, focaliza su atención en la prevención de enfermedades y promoción de la salud.