La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

Un Cannes más clásico ha comenzado

El festival comenzó, sin selfies y sin Netflix, con la proyección del filme ‘Todos lo saben' , protagonizado por Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín

Un universo de secuencias imborrables. Secuencias que saltan, se mezclan con sonidos, imágenes y tecnología. Esas que hacen reír a carcajadas, que hacen viajar sin pasaporte, que aterrorizan atrevidamente y estremecen en un segundo. Esa magia creada por genios de la producción y del guionaje llamada cine hoy es homenajeada por la septuagésima primera edición del Festival de Cannes, una tradición por excelencia del mundo cinematográfico.

El grito de apertura lo ha dado ‘Todos los saben', una proyección del iraní Asghar Farhadi, con Javier Bardem, Penélope Cruz y Ricardo Darín de protagonistas. La primera de muchas cazadoras de espectadores que se disputarán la ‘Palma de Oro' -premio máximo del concurso-.

El filme de Spike Lee, ‘BlacKkKlasnsman', basada en hechos reales, que cuenta la historia de Ron Stallworth -un agente negro que se infiltró en la delegación de Colorado Spings- es uno de los favoritos. También el festival acogerá la premiere mundial de ‘El Papa Francisco, un hombre de palabra', documental en el que el cineasta Wim Wenders sigue al Santo Padre por todo el mundo.

Hay quien dice que no tiene sentido premiar a las cintas que no se proyecten en la oscuridad de una sala de cine. Y es lo que el certamen adoptó sin clemencia. A su vez , mostró una postura inflexible ante el uso de selfies durante la ceremonia. ‘A la gente de Netflix le encantó la alfombra roja y le gustaría estar presente con otras películas. Pero no entienden que su modelo es el opuesto al nuestro', dijo el delegado general del Festival de Cannes, Thierry Frémaux, en una entrevista al diario español El País .

Asimismo, como sentenció el pasado 7 de mayo en un encuentro con los medios, no se siente un ‘Quijote frente a las selfies, ni frente a la plataforma digital', declaración que denota la nueva tendencia del certamen.

PANAMÁ, PRESENTE

‘A la gente de Netflix le encantó la alfombra roja, pero no entienden que su modelo es el opuesto al nuestro'.

Aún queda ese buen sabor panameño que dejó ‘Mano de Piedra', del venezolano Jonathan Jakubowicz -inspirada en el legendario boxeador criollo Roberto Durán y protagonizada por Edgar Ramírez y Robert de Niro- en Cannes del 2016.

Ahora, pisa tierras francesas el documental, ‘Panamá Al Brown, cuando el puño se abre', de Carlos Aguilar, pero esta vez, no como aspirante al galardón, sino como expositora al comercio cinematográfico. ‘Llegamos al festival para vender y exponer nuestro proyecto. Queremos atraer tanto al cine como a las plataformas tecnológicas', destacó Aguilar.

Cannes es la puerta a la internacionalización y, sin duda, Panamá no la desperdicia. ‘La productora Isabella Galvez, ganadora del segundo lugar del premio Primera Mirada, otorgado durante el Festival Internacional de Cine de Panamá 2018, también exhibirá su cinta ‘Día a Día', grabada en paisajes de nuestro país', apuntó Aguilar.

En este mundo donde transita esa raza exclusiva de seres humanos que tiene la virtud de dejar de ser ellos mismos para entrar el mundo de la personificación hay mucha tela que cortar. Lo que sí queda claro es que Cannes será tan magistral como siempre, pero tan distinto como nunca.