05 de Dic de 2021

Farándula

Escenas de la vida real de Fadul, la hija de ‘La Diabla’

Johanna Fadul, quien se hizo conocida cuando interpretó a ‘Daniela’, la hija de ‘La Diabla’ en la telenovela “Sin senos sí hay paraíso”, revela escenas reales e irreales de su vida

Johanna Fadul Fadul, quien se hizo conocida cuando interpretó a ‘Daniela’, la hija de ‘La Diabla’ en la telenovela “Sin senos sí hay paraíso”
Johanna Fadul Fadul se hizo conocida cuando interpretó a ‘Daniela’, la hija de ‘La Diabla’ en la telenovela “Sin senos sí hay paraíso”Cedida

“Johanna Fadul es una mujer soñadora, emprendedora y luchadora, que ama y es apasionada por su carrera como actriz. Siempre intenta hacer las cosas bien, súper exigente, comprometida y constante”. Así se autodescribe Fadul, actriz colombiana.

Sus vivencias, tanto personales como profesionales, bajo el foco público, sustentan esta descripción personal. Fadul se hizo conocida cuando interpretó a ‘Daniela’, la hija de ‘La Diabla’ en la telenovela “Sin senos sí hay paraíso”. Gracias a este personaje, la actriz saltó a la fama internacional, pero antes se enfrentó a episodios difíciles y hasta trágicos.

Una de las escenas de la vida real más compleja de Fadul fue la pérdida de sus hijas. En el año 2015 la actriz y su esposo Juan Sebastián Quintero iban a convertirse en padres de gemelas. Sin embargo, en el séptimo mes de embarazo de Fadul, enfrentaron un terrible diagnóstico: una de las niñas había tenido un derrame cerebral.

Según relató la pareja a medios locales e internacionales los médicos les indicaron que la actriz debía someterse a una cirugía para que la otra bebé pudiese vivir. Lamentablemente, ambas fallecieron.

“Yo pienso que la vida es una montaña rusa y ha habido momenticos que uno dice ya voy a tirar la toalla, pero no, hay algo en el fondo del corazón que te dice, no la botes que tú puedes y vas para adelante”, indica Fadul.

“Por ejemplo”, prosigue la actriz, “cuando perdí a mis bebés, fue algo que uno dice ya humanamente estamos haciendo todo lo posible pero no puedo luchar más contra la corriente”.

“Mi carrera también ha sido uno de esos momentos porque me ha costado mucho. Soy una apasionada de la actuación y sueño que cuando sea muy viejita termine haciendo lo que me gusta”, manifiesta Fadul, a la Estrella de Panamá.

La actriz explica que llevaba entre 12 y 13 años “dándole y dándole, luchándola, buscando por un lado y por el otro”, para obtener un papel relevante. "En un momento dije: ‘en Colombia no es’ y me fui hasta México para abrir puertas. Hasta que el año que llegó “Sin Senos” a mi vida fue como, me pongo una fecha límite”. En ese momento Fadul tenía 29 años y determinó que: “Si no me pasaba nada en ese año en cuanto a mi carrera como actriz, chao actuación porque necesitaba evolucionar, crecer y hacer algo con mi vida”, recuerda.

Hoy considera que determinaciones como esa la hicieron más fuerte y le llevaron al lugar que hoy ocupa. “Antes con la actuación me sentía como cuando te gusta mucho alguien y esa persona no te para bolas”, dice. Sin embargo, estaba segura que amaba la actuación, pero ¿la actuación no la amaba a ella? “¿Será que soy muy mala?, ¿Será que no tengo talento? ¿Qué pasa?”, se preguntó en varias ocasiones. “Creo que Daniela en ‘Sin Senos’, fue esa gran oportunidad que me dio la vida, Dios o el universo. Fue ahí donde me di cuenta de que tenía talento y de que sí puedo hacerlo. No me quedó grande, me costó, más no me quedó grande”, afirma emocionada.

“Sin senos sí hay paraíso” (“Sin tetas sí hay paraíso en Colombia”) es una telenovela secuela de “Sin senos no hay paraíso” y su a vez la primera temporada es una adaptación del libro “Sin tetas sí hay paraíso” de Gustavo Bolívar. La serie se estrenó el 19 de julio de 2016 en Estados Unidos por Telemundo. El pasado jueves 26 de agosto se estrenó la segunda temporada.

La trama se desarrolla en un mundo de traiciones, sed de venganza, regresos inesperados y múltiples desgracias. En la segunda entrega de “Sin Senos Si Hay Paraíso”, Catalina Marín (Carolina Gaitán) y su novio Hernán Darío (Juan Pablo Urrego), se unen para terminar con La Diabla (Majida Issa) y su hija Daniela (Johanna Fadul), quienes harán todo lo posible para destruir a la familia Marín Santana, protagonistas principales de la telenovela.

¿Qué tanto hay de la villana Daniela en Johanna Fadul? “Cuando comencé “Sin Senos” me costó un montón, porque Johanna era una persona muy frágil, noble, dócil o sea una bola y Daniela me enseñó a tener carácter, a ser más fuerte, a sacar ese personaje que yo creo que todos los seres humanos tenemos adentro, creo que todos tenemos todas las características solo que desarrollamos unas más que otras”, apunta la actriz, quien asegura que Daniela despertó la Johanna que estaba dormida.

Durante la pandemia…

Cuarentenas, toques de queda y demás medidas de bioseguridad son situaciones que

que ningún ser humano quería vivir, sin embargo, tocó experimentarla. Pese a la complejidad del tema hay aspectos positivos que se pueden rescatar de la pandemia.

“A mí me ayudó a pensar más en mí, porque yo pensaba en todo el mundo y mi cabeza estaba tan afuera, en tantos compromisos y tantas cosas que fue como: Es momento de parar Johanna, tu estas primero, enfócate en ti, ámate tu primero, has cosas por ti”, reconoce Fadul, a quien la pandemia también le llevó enfocarse en su salud. “Después de la pérdida de las bebés yo duré cuatro años sin que me llegara el periodo y eso no lo tenía presente porque no sentía nada, pero este momento me permitió hacer un paro en el camino y decidí aprovechar el tiempo para hacerme exámenes y tener diferentes espacios para mí”, dice.

Fadul asegura que, en la parte física, siempre ha estado en el” tema fit”. “Siempre he tratado de sentirme y verme como quiero, pero la pandemia fue el momento donde realmente me enfoqué en mi cuerpo, en alimentarme bien, en hacer ejercicio 100% consciente, cosa que no pasaba antes porque hacía las actividades pensando en mis asuntos pendientes”, reconoce la actriz, quien también atribuye a la pandemia el poder compartir más tiempo con su familia.

Aunque la covid-19 trajo muchos momentos difíciles y tristes, también se pudo extraer aspectos positivos en diversas áreas de la vida, como salud y familia, puntualiza Fadul.