Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Mia Voces Activas

Yamilet González: 'La mujer puede hacer carrera en el sector de la seguridad privada, pese a lo difícil'

La gerente comercial de Federal Security Panama considera que hay que derribar la visión que se tiene de la mujer en este campo profesional. Tras vivir momentos difíciles reflexiona que la felicidad no es lo que el estándar de la sociedad establece; “está dentro de uno mismo y en el enfoque que le des a la vida”

Yamilet González vive bajo su lema: “Ser feliz”.Cedida

Se considera una mujer de retos, una persona que cree en la paz. Yamilet González gerente comercial de Federal Security Panama Agency, atribuye a la unidad familiar gran parte de sus éxitos. “Creo en la armonía que brinda el ser parte de una familia unida, que pese a los problemas que tengamos, buscamos esos momentos juntos para recargar nuestro espíritu y poder sobrellevar cualquier carga”. De cuatro hermanos fue la primera que dio “el brinco” de Venezuela a Panamá. “Nadie sabe lo que significa ser inmigrante hasta que le toca. Nadie sabe lo que es desarraigar tantas cosas hasta que lo vive”, sostiene. Apasionada del teatro, la lectura, el mar y la reflexión no vio en el desarraigo un obstáculo. “Inmigrar es difícil y mucho más si contabas con todas las comodidades, pero si hay que empezar de cero se hace y con humildad”. Asegura vivir bajo su lema personal “Ser feliz” a pesar de las circunstancias. Con más de cinco años labornado en la seguridad privada, asegura que es un ejercicio profesional de mucha responsabilidad y de estrategia para prever.

¿Considera importante invertir en seguridad?

Hemos visto como la situación económica ha provocado un alza en los índices de delincuencia en todo el país. La seguridad privada, es tomada como un factor de tranquilidad o de garantía colectiva entre residentes, colaboradores y empresas de producción que ven en el servicio, la custodia más confiable para sus colaboradores, equipos e inmediaciones. El servicio de seguridad privada, es un mecanismo de apoyo para la tranquilidad de nuestra sociedad y es un respaldo de prevención de situaciones de riesgos, ya que estos son entrenados para responder operativamente y apoyarse en el accionar que establezcan las autoridades de seguridad en el país.

¿Puede una mujer hacer profesión en este campo desigual ?

Sí puede. Si bien existen retos importantes en la brecha de selección del personal solicitado por las empresas, podemos valorar que las mujeres suelen negociar de forma más tranquila y no llegan a verse como una amenaza.

Entonces… ¿hay oportunidades para las mujeres en el campo de la seguridad privada?

Sin duda es un sector difícil o cerrado y es cuestión de derribar esa visión que se tiene de la mujer en el sector. Durante cuatro años me propuse, recibir conocimiento sobre la seguridad privada y el desempeño en el servicio, logrando ser parte de equipos de trabajos conformados por empresarios, gerentes y encargados de departamentos de seguridad, compartiendo mi visión de la seguridad privada, siendo respaldada por la experiencia comercial y humana que he desarrollado a través del cargo que llevo en Federal Security, además del aporte de una compañía que humaniza el sector y dignifica el trato de la profesión del agente de seguridad. Desde el lugar de trabajo, ambiente laboral, traslados, alimentación, hogar, colegios, esparcimientos, la experiencia nos indica que las mujeres desarrollamos un plan de seguridad. La prioridad en la seguridad privada es la prevención y el control de situaciones de riesgo, esto pone en evidencia que estamos en la capacidad de igualar la responsabilidad de un agente masculino. Actualmente, las mujeres hemos ido ganando protagonismo y dejando un legado importante a través de nuestras funciones y previsiones en materia de seguridad. Mi experiencia que me ha fortalecido en el cargo de Gerente de Gestión comercial he logrado el reconocimiento en grupos empresariales y mi participación en mesas de trabajo con importantes figuras de negocio y autoridades gubernamentales.

“El servicio de seguridad privada, es un mecanismo de apoyo para la tranquilidad de nuestra sociedad y es un respaldo de prevención de situaciones de riesgos, ya que estos son entrenados para responder operativamente y apoyarse en el accionar que establezcan las autoridades de seguridad en el país”

¿Alguna situación incómoda que haya vivido?

Hace un tiempo venimos implementando capacitaciones de seguridad personal a nivel de casos. Estas capacitaciones hacen referencia a un estudio bajo el desarrollo de indicadores relacionados a los eventos que más ocurren en materia delictiva, tomando rasgos de robos, hurtos, secuestros y otros. Estas formaciones en particular se dictan a grupos empresariales, jóvenes, universitarios, residentes entre otros. En una ocasión fuimos invitados a participar y compartir nuestra experiencia con un grupo de cerca de 35 personas, en un centro académico. Durante nuestra ponencia, el vacilón y el desorden por parte de los asistentes se tomaron unos minutos, desconcertada y de manera muy respetuosa, me levante y les hablé tan decidida a suspender el evento por la falta de consideración hacia nosotros. El grupo al verme incómoda se disculpó y se organizó para recibir la información que les íbamos a ofrecer. Hicimos un ejercicio práctico con la simulación de situaciones en la manera en que debían actuar. Pasado algunos días de nuestra intervención, recibimos una comunicación por parte de una de las docentes que estuvo. Nos informaba que uno de sus alumnos se salvó de ser agredido en medio de una situación; gracias a las medidas y técnicas que se dieron durante el simulacro ese día. Esto demuestra que hay herramientas que pueden ser útiles, frente a situaciones de riesgos, si se comparten experiencias.

¿Qué hacia Yamilet antes de trabajar en una empresa de seguridad?

Me especialicé en el área de Publicidad y Mercadeo, pasando por empresas del sector bancario, seguros, outsourcing, ventas. La experiencia que me ayudó a formarme y ver la vida con gran humanismo fue mi paso por una clínica de salud mental como asistente administrativa. Desde allí apoyé todas las áreas porque me propuse ser una profesional funcional, no solo en un área de la empresa, sino que quería sumar conocimientos de las tareas administrativas y consideré que debía aprender de todo e incluso con el tiempo los clientes se sentaban a conversar, sobre sus problemas y yo escuchaba. Esta experiencia con pacientes me enseñó, que muchas veces podemos ver los problemas como una gran amenaza para nuestra vida y nuestra tranquilidad se puede ver alterada. Es importante buscar ayuda, cuando nos sintamos amenazados por nuestros problemas; debemos buscar la ayuda necesaria, ya que las enfermedades mentales se deben a múltiples factores y la gran mayoría debido a los niveles de estrés que manejamos en sociedad. Después de esta experiencia cada oportunidad laboral que realicé ha sumado, fortalezas a mi crecimiento profesional y humano.

¿Cómo se ve en diez años?

La edad para mí no es una preocupación, la vida se debe vivir con gran voluntad, la edad es solo un número que suma momentos. Lo más importante es tu actitud hacia las cosas que te pasan cada día. En lo particular hago un alto para dar gracias a Dios reconozco que Él ha estado conmigo en todo tiempo y su gracia me ha sostenido.

¿Cuál es su aporte más importante que hace a la sociedad?

Sin duda, puedo decir que uno de mis aportes más grandes es no pensar en forma individual, la fortaleza está en el desarrollo del trabajo y a nivel colectivo, el intercambio positivo de experiencias enriquece y la retroalimentación de forma positiva, no importa la edad todos tenemos cosas que aportar, siempre aporta conocimientos nuevos.

Tras vivir momentos difíciles ¿cómo defines la felicidad?

No es lo que el estándar de la sociedad establece, la felicidad está dentro de uno mismo y en el enfoque que le des a la vida