25 de Sep de 2021

Mia Voces Activas

Mariana Atencio: 'El trabajo del periodista es presionar y desnudar al poder'

La periodista y escritora habla sobre la crisis sociopolítica en Estados Unidos y la situación actual de los migrantes en ese país. Además, brinda detalles de su libro y la conferencia que dictará hoy en Panamá denominada 'Rocking 21'

Mariana Atencio es periodista, escritora y conferencista internacional. Su primer libro Perfectamente tú trata sobre el poder de lo auténtico y hace un llamado a la acción para aumentar el potencial profesional y personal.

En 2018, Mariana cofundó la compañía GoLike, que ha logrado colaboraciones con empresas reconocidas.Cedida

Atencio es una mujer que denota orgullo por sus raíces y, aunque hace varios años se fue de su natal Venezuela para buscar una oportunidad laboral en el mercado anglosajón, hoy confiesa que lleva presente a su patria “amada” y exalta la satisfacción de ser latina.

Por otro lado, Mariana ha participado en presentaciones especiales con la BBC de Londres, The Today Show; Good Morning America y The Daily Show, además se posiciona como una de las figuras centrales de la serie de HBO 'Habla Now', como parte de los líderes que definen la experiencia latina en Estados Unidos.

En 2018, Mariana cofundó la compañía GoLike, que ha logrado colaboraciones con empresas reconocidas. Su proyecto fue nombrado por la revista Hola! como uno de los 100 negocios más exitosos de emprendedoras latinas.

Hoy la periodista venezolana dictará una charla bajo el lema 'Rocking 21' junto a Panamá Pacífico, y en esta ocasión aprovechamos para dialogar sobre la situación actual de los migrantes en Estados Unidos, la crisis humanitaria en Venezuela y el poder de la autenticidad, uno de los puntos que forma parte de las temáticas que abordará en la conferencia.

Usted ha triunfado en el mercado anglosajón, pero ¿qué es lo más difícil cuando uno intenta abrirse paso en el campo laboral siendo migrante?

Lo más difícil son los estereotipos que enfrentamos las mujeres latinas, porque a mucha gente le cuesta pensar que si eres una dama latina inteligente, no puedes ser bonita, o que si eres una mujer latina vas a hablar necesariamente con un acento o sobre ciertos temas en específico o vestir de una manera determinada. Cuando llegué a Estados Unidos con mi maleta desde Venezuela, mi pensamiento fue ¿cómo puedo mantenerme auténtica? Lo digo porque viendo a los demás uno piensa que debe cambiar para encajar en ese medio, y luego está presente otro aspecto que son las presiones de la gente ya que estaba en un lugar como NBC, donde se me cuestionaba porque tenía las cejas de tono oscuro, porque usaba zarcillos grandes o porque no tenía el cabello rubio y corto. Estas anécdotas las comparto en mi libro y a la vez plasmo cómo entendí que si mantenía mi sello de autenticidad en lugar de seguir algún estereotipo, me haría irremplazable en el mercado.

En su libro 'Perfectamente tú', en el capítulo titulado 'No seas tan latina', usted habla sobre las situaciones más dolorosas en su carrera ¿Qué significa ser “muy latina” en Estados Unidos?

En el capítulo tres narro esa anécdota a la cual te refieres, donde fui invitada a un evento en la Casa Blanca, pero no estaba haciendo cobertura, recuerdo que antes de asistir una jefa del mundo anglosajón me llamó por teléfono y me dijo: '¿Qué te vas a poner?', y le contesté '¿A qué va la pregunta?', a lo que ella me respondió: 'No sé si vas a encajar en un ambiente así, porque ya eres lo suficientemente exótica y mi recomendación es que no luzcas tan latina', esas palabras me impactaron porque hasta hoy no sé qué significa 'no luzcas tan latina'. Para mí eso se tradujo a un no seas tan tú, pero eso iba en contra de la meta que me tracé cuando me vine de Venezuela, que fue representar a mi comunidad latinoamericana. En ese momento, cuando recibí esa llamada, era nueva en el canal de televisión y en mi libro cuento cómo me cambié la vestimenta y justo la foto que me tomé en la casa blanca con ese vestido, con la cual no me sentía cómoda, se reflejó en la imagen. Mi invitación a la Casa Blanca era un hito en mi carrera, pero ese día no me sentía a gusto; sin embargo, un año después le di el giro a la situación y confronté de una manera elegante y respetuosa a mi jefa, y más nunca volvió a pasar ese incidente.

Tomando en cuenta las protestas en Estados Unidos que se llevaron a cabo en 2020 y en 2021, ¿cómo describe la labor de comunicar en medio de una crisis sociopolítica y sociocultural?

Es muy duro comunicar en especial por la polarización que se vive hoy en este país y para mí es algo cercano porque viví lo mismo como venezolana. Fue difícil ver que esas divisiones estaban ocurriendo en Estados Unidos, donde familias ya no se podían sentar a comer juntas porque tienen opiniones distintas con relación a la política; a la vez comprendí que como latinoamericanos tenemos mucho que aportar y enseñar, ya que de alguna manera hemos pasado por este tipo de crisis y tenemos esa voz para guiar y forjar esa unión; por ejemplo, Panamá después del año 90 siguió adelante y esas son lecciones valiosas que deben ser referencia para los estadounidenses en este momento.

Como periodista, ¿ve posible una relación más abierta entre la nueva administración de Biden y la prensa?

Sí la veo por la actitud que ha tenido Joe Biden como vicepresidente en el periodo de Barack Obama y Kamala Harris como senadora, el trato de ellos es más abierto del que vimos con Donald Trump; sin embargo, creo que como periodistas debemos hacer a esta nueva administración responsable de las promesas que le hicieron, sobre todo a la comunidad latina y a la comunidad inmigrante en Estados Unidos, y como venezolana lo entiendo bien. El trabajo del periodista es presionar y desnudar al poder, independientemente del bando donde pueda estar la figura de autoridad.

“Mi palabra para este año es control; tenemos que estar claros de las cosas que sí podemos y no podemos controlar, este es uno de los aspectos que abordaré durante mi presentación. Hay aspectos como la política, la pandemia, la economía que no podemos controlar, por otro lado, en la charla voy a develar lo que sí se puede manejar que es la rutina, los hábitos, los espacios, el tiempos y los retos”

¿Cree que habrá una mejoría con relación a los migrantes y niños en las fronteras?

Como mencioné hace un momento, espero que cumplan las promesas que le hicieron a la comunidad latina e inmigrante. Este fue el primer año que ejercí el voto, pero siempre seré inmigrante. Aquí lo que ocurre es que muchos inmigrantes no votan y no hablan inglés, y por eso se cree que de alguna manera no podremos reclamar, es ahí donde nos toca a los latinos ser solidarios unos con otros, unirnos y hacer que nuestras familias migrantes sean respetadas en ese sentido.

Hablemos de su natal Venezuela. ¿Qué opinión le merece la situación actual?

Es duro porque hubo esperanza y de repente lo que hay es parálisis con una crisis humanitaria que parece que no va a mejorar. La realidad es que como venezolanos no nos queda más que unirnos, ya que somos un país muy fracturado con más de 20 años de crisis, hay que parar de descalificar al que piensa de forma distinta o segregar al que viene de un estatus socioeconómico diferente porque eso no nos va a llevar a ningún lado. Invito a los venezolanos que están en Panamá a que se ayuden unos a otros, es lamentable porque todavía veo que en el exterior existe una mala relación entre los mismos compatriotas.

Aparte de la unión, ¿qué otro mecanismo ve factible para subsanar la crisis en su país?

La educación es fundamental. Ahora con la crisis humanitaria, el deterioro de la infraestructura petrolera, la caída de la economía formal, la salida de la generación de relevo que iba a crear trabajo ha ocasionado una afectación en el sistema educativo venezolano. Soy consciente de que en la educación está todo; si apoyamos a los maestros y se les brinda a los niños algo tan fundamental como un plato de comida cuando vayan a estudiar y asegurarse de que reciban una enseñanza íntegra, sería lo ideal porque en ellos está el futuro del país.

Retomando el tema de su libro, ¿qué herramientas nos ofrece 'Perfectamente tu' para lograr el balance en estos tiempos pandemia?

Es un llamado a la acción para descubrir el poder de la autenticidad. Gracias a Panamá Pacífico estaré presentando hoy en el istmo mi nueva charla denominada 'Rocking 21', donde compartiré muchos consejos, entre ellos, la manera de crear tu propio espacio en tiempos difíciles, este tema se une mucho con mi libro.

Usted se destaca como motivadora. Si tuviera que darle un mensaje a aquellas personas que han dejado sus países, que sufren algún problema emocional, de salud o económico, ¿qué les diría?

Mi palabra para este año es control, porque tenemos que estar claros de las cosas que sí podemos y no podemos controlar; este es uno de los aspectos que abordaré durante mi presentación. Hay aspectos como la política, la pandemia, la economía que no podemos controlar, por otro lado, en la charla voy a develar lo que sí se puede manejar que es la rutina, los hábitos, los espacios, los tiempos y los retos.