Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Planeta

Deforestación y cambio climático

PANAMA. El cambio climático contituye uno de los principales problemas ambientales que aqueja a la humanidad y quizá el de mayor visibi...

PANAMA. El cambio climático contituye uno de los principales problemas ambientales que aqueja a la humanidad y quizá el de mayor visibilidad en los últimos años, pues sus manifestaciones más notorias son los intensos calores, e inundaciones desproporcionadas que han azotado últimamente al país.

Como parte de la campaña de divulgación sobre el Cambio Climático y la Deforestación en Panamá, auspiciada por la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza y la Embajada Británica, René López, de la UCCD de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), dio sus impresiones respecto a este fenómeno que se ha acentuado con la desaparición de la cubierta boscosa, lo que también ha mermado la cantidad y calidad de los caudales de los ríos.

López dijo que los bosques crean microclimas más frescos, por lo que al talar árboles se crean zonas de incidencia directa de los rayos del sol, lo que provoca el aumento de la temperatura, además del incremento de la sensación térmica, es decir un estado de mayor sensación de calor.

Explicó que según el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)  provenientes de la deforestación en los trópicos representa aproximadamente el 20% del total.

Manifestó que los gases que más se emiten productos de esta actividad son el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4).

"De igual forma debemos recordar que uno de los principales sumideros o reservorios de carbono son los bosques, por ende al deforestar se libera el carbono existente en la vegetación y se reduce la capacidad de captura a través de los bosques, así que tenemos entonces un doble impacto que contribuye al calentamiento global", precisó López.

Sostuvo que luego del análisis de una serie de datos existentes de estaciones meteorológicas, se puede concluir que hay una ligera tendencia en el incremento de las temperaturas mínimas (noche-madrugada) y un cambio en el patrón de precipitación.

También, se ha realizado un estudio para determinar la vulnerabilidad social y económica de las zonas costeras del  país, y durante la recolección de datos a través de giras de campo se ha podido identificar puntos muy vulnerables al ascenso del nivel del mar, que es otro de los principales impactos del cambio climático.

Y es que el Cambio Climático ya dejó de ser ese fenómeno que veíamos remoto hace unos años, sintetizado en el derretimiento de los glaciares y, tal como explicó López, a escala nacional se vienen dando una serie de eventos climatológicos de los cuales sólo se escuchaba o conocía por noticias que llegaban de países vecinos de la región.

"Pero ya es una realidad que empezamos a sufrir desde hace años las inundaciones del 2004 en el área este de la provincia de Panamá, en Costa Abajo de Colón en el 2006; y las que azotaron varias provincias del país en los meses de noviembre y diciembre del año pasado", destacó.