Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Planeta

Biodiversidad: metas incumplidas

PANAMÁ. La economía y la vida de los humanos será afectada por la imparable pérdida de la diversidad biológica, aseguró Margarita Astrál...

PANAMÁ. La economía y la vida de los humanos será afectada por la imparable pérdida de la diversidad biológica, aseguró Margarita Astrálaga, directora regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Y es que los sistemas naturales que permiten subsistir a los humanos en la Tierra están sufriendo una rápida degradación, dice un informe de la Perspectiva Mundial para la Biodiversidad, presentado ayer por el PNUMA y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en Panamá.

El documento del PNUMA advierte que una consecuencia directa del descenso de diversidad será la reducción de los servicios esenciales en la sociedad humana como el suministro de alimentos, medicinas, agua dulce, etc..

Astrálaga dijo que los países no han cumplido con la meta impuesta en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, celebrada en Johannesburgo en el 2002, que establece reducir el ritmo de la pérdida de la diversidad para el 2010.

La funcionaria del PNUMA destacó la necesidad urgente de asumir medidas para reducir la contaminación terrestre, las malas prácticas de pesca y la acidificación de los océanos. Los impactos negativos en la biodiversidad pueden atenuarse si toman acciones rápidas y efectivas para reducir las múltiples presiones contra la riqueza natural de la Tierra, explicó Astrálaga.

De hecho la perspectiva plantea una nueva estrategia para reducir los descensos, “aprendiendo de las lecciones del pasado para alcanzar la meta del 2010”, dice la directora del PNUMA para el Caribe y América Latina.

La clave de la nueva estrategia establece una planificación eficiente en el uso de la tierra y en las aguas, distribución equitativa de los recursos, restauración de ecosistemas y además, programas de educación, comunicación y sensibilización a la población.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Para la región de América Latina y el Caribe el cambio en el uso de los suelos representa la mayor amenaza para conservar su biodiversidad.

Le sigue la expansión de la agricultura comercial para la exportación, responsable de la pérdida de casi la mitad de la cobertura boscosa de la región.

También el cambio climático, la contaminación, el uso inadecuado de los recursos naturales y la invasión de especies propician la pérdida la diversidad biológica de esta región.

El PNUMA reconoce que América Latina y el Caribe poseen la mayor biodiversidad del planeta, por albergar 33 por ciento de mamíferos, 35 por ciento de reptiles, 41 por ciento de aves, 50 de anfibios y casi la mitad de los bosques del mundo, sin embargo, el organismo aseguró que enfrenta grandes desafíos.

RETOS

El primero de los retos es detener el avance de la deforestación. Según el informe del PNUMA la región perdió entre 1990 - 2005 cerca de 69 millones de hectáreas de bosques, es decir, 7 por ciento de su cobertura forestal. Este hecho hace merecedor a la región de la tasa de deforestación más alta del planeta.

Otro dato significativo para la región radica en el deshielo de los glaciares andinos, que produce el 10 por ciento de las aguas dulces.

“La mayoría de los glaciares andinos se derretirán en los próximos 10 a 20 años y se esperan que muchas regiones sufran escasez de agua”, dijo la funcionara del PNUMA.

La perspectiva del PNUMA, que fue lanzada de forma simultánea en Kenia, Japón, Tailandia y Bahrain, intenta sensibilizar a la población sobre la importancia de conservar la biodiversidad para la supervivencia de los seres humanos.

Javier Arias, administrador general de la ANAM, dijo que el Estado se ha comprometido con establecer metas para dar respuestas que se integren a las políticas nacionales