Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Planeta

Cangrejos azules, cada vez más cerca de desaparecer

PANAMÁ. Un futuro incierto ronda a los cangrejos azules. El desarrollo, el cambio climático y un lento crecimiento de la especie amenaza...

PANAMÁ. Un futuro incierto ronda a los cangrejos azules. El desarrollo, el cambio climático y un lento crecimiento de la especie amenazan con desaparecerlos de costas colonenses.

Hace cinco años las noches de luna llena del mes de mayo eran perfectas para que miles de cangrejos de esta especie salieran de sus madrigueras en los manglares o en las orillas de los bosques rumbo al mar para depositar los huevos que las hembras llevan adheridos en el vientre mientras los machos las acompañan durante esta odisea o simplemente buscan alimentos con qué satisfacer su apetito.

Las hembras recorrían largas distancias con cerca de 300 mil huevos. Sin intimidaciones caminaban por las angostas calles colonenses, por los parques y los bosques hasta formar enormes mareas azules de cangrejos, ‘era todo un espectáculo’, dice Jorge Morales, biólogo del Laboratorio Marino del Smithsonian en Punta Galeta, en Colón. No descansarían hasta llegar a las aguas saladas a liberar miles de huevos en un instinto por extender su especie.

Sin embargo, muchos de estos crustáceos no lograron nunca llegar a su destino. En el camino eran capturados por las manos humanas para terminar quedando en la sopa de algunos de los residentes de esta provincia. Otros simplemente eran presas fáciles de los cocodrilos o del gavilán cangrejero. A pesar de los inconvenientes que podrían presentarse durante la travesía, las migraciones anuales del cangrejo azul —como se le conoce a este fenómeno— se hacían con naturalidad y tranquilidad, ‘tenían su espacio’, comenta Alfredo Lanuza, biólogo del Laboratorio Marino del Smithsonian en Punta Galeta.

En la actualidad la situación es muy distinta. La especie tiene amenazado su futuro. Las poblaciones se han reducido drásticamente hasta el punto que existe el temor entre los científicos de que puedan desaparecer para siempre. En Punta Galeta, donde hace años se les veía por miles ahora hay que conformarse con cientos de ellos, detalló Morales.

EL PROBLEMA

Se desconoce con exactitud la razón de la reducción en el número de cangrejos, aunque hay varias hipótesis al respecto. Una de ellas apunta hacia el cambio climático. Los cambios bruscos de temperatura inciden en la calidad de vida de estos animales. Un exceso de frío o de calor podría llevarlos a la muerte, dice Lanuza.

Otra de las hipótesis tiene relación con la presión que ejercen los seres humanos sobre los crustáceos. Al llegar la época de reproducción se incrementa su cacería. Los pescadores acostumbran tomar las hembras cargadas de huevos, con lo que impiden que se complete su ciclo reproductivo, comenta uno de los biólogos del Smithsonian.

La pérdida de los hogares de los animales (manglares y bosques) para darle paso al desarrollo de construcciones en Colón es otro dilema que enfrenta la especie. Al quedar sin hábitat tienen que migrar a otras áreas o morir en el intento por conseguir un nuevo hogar. Se han reducido 50 hectáreas de manglares, de 750 que existían en Galeta, aseguró Lanuza.

A todos estos problemas se le suma el lento crecimiento de estos crustáceos. La gran mayoría de ellos llegan a la madurez sexual tras haber mudado 20 veces el caparazón; sin embargo, el azul demora cuatro años y más de 60 mudas en lograrlo.

Se necesitan estudios que permitan conocer qué está ocurriendo con la especie. Esto, además, permitirá asumir las medidas de conservación, señalaron los biólogos del Smithsonian; de lo contrario, el futuro de la especie es oscuro.