18 de Ago de 2022

Planeta

Singita, los mejores hoteles del mundo

PANAMÁ. El mejor hotel del mundo ¿donde queda? ¿Paris?, ¿Beijing?, ¿Nueva York? No, señores. Se encuentra en África del este.

PANAMÁ. El mejor hotel del mundo ¿donde queda? ¿Paris?, ¿Beijing?, ¿Nueva York? No, señores. Se encuentra en África del este.

Así dice Travel & Leisure, la más leída revista de viajes, editada por American Express. Cada año escoge los cien mejores hoteles y este año ha otorgado el primer puesto de honor al Singita Grumeti Reserves, al lado del Parque Nacional del Serengeti en la República Unida de Tanzania. Es más, por la primera vez en la historia del concurso la misma empresa ha tomado los dos puestos más altos. El hotel que llegó de segundo es el Singita Sabi Sand en la República de Sud África.

¿Como se clasifican los hoteles de lujo? Travel & Leisure toma en cuenta el confort de las habitaciones, las atenciones de los empleados, la calidad de la comida y la relación entre lo que brinda un hotel y lo que cobra. Cita también dos aspectos de la ubicación: el acceso especial y la autenticidad del lugar. Sin sacrificar nada en cuanto a las primeras categorías los hoteles Singita sobresalen en las dos últimas.

El Serengeti es un ecosistema que se extiende sobre 30,000 kilómetros cuadrados entre el Lago Victoria y el Gran Valle del Rift. Su nombre significa ‘llanos sin fin’ en el idioma de los indígenas Massai y es el hogar de 70 especies de mamíferos grandes elefantes, rinocerontes, leones, leopardos, jirafas y otros ungulados.

Gracias a un sistema de parques y reservas el Serengeti se conserva, en gran parte, tal como era en las épocas prehistóricos. En estas sabanas nació nuestra especie. En la parte oriental del Serengeti está la famosa Garganta de Uldavai, donde encontraron los fósiles más antiguos de homo hábiles y que se conoce como la Cuna de la Humanidad.

Las reservas Grumeti ocupan 140 mil hectáreas en la parte occidental del Seren geti. Ya que son propiedad privada de Singita. Los huéspedes del hotel tienen el espacio para si mismos, donde pueden observar y fotografiar a los animales salvajes en su ambiente natural.

CONTACTO CON LA NATURALEZA

Allí ocurre uno de los espectáculos más impresionante de la tierra. Cada octubre dos millones de herbívoros, sobre todo antílopes y cebras, migran del norte al sur del Serengeti siguiendo a las lluvias y cada abril regresan. En las sabanas los gatos grandes toman a los débiles. En los ríos que tienen que cruzar les esperan enormes cocodrilos nilóticos de cinco metros de largo. Quizás la cuarta parte perecen, pero los inmensos rebaños siguen adelante, podados por la naturaleza.

El hotel tiene tres instalaciones, una en las alturas, otra al lado del Río Grumeti, y otra en la mera sabana. La última, Sabora, está hecha al estilo de un antiguo campamento de safari, con alfombras persianas y cortinas de seda. Las tres están en la ruta de la migración y ofrecen magníficas vistas de ella.

El Sabi Sand es el hotel original de Singita, ubicado en una reserva privada de la empresa en la frontera de Sudáfrica con Mozambique. La región se conoce por las grandes manadas de leones que allí prosperan. Es también el mejor lugar del mundo para ver a leopardos, los más elusivos y garbosos de los predadores.

De la terraza del hotel, que da al Río Sand, se puede ver en cualquier hora del día elefantes y búfalos africanos que pastan a unos metros de distancia. La misma intimidad con lo salvaje distingue todos los hoteles de Singita y el uso en su construcción de temas y materiales locales les hace concordar con el alrededor africano.

Los hoteles Singita dan acceso a la auténtica naturaleza. Por hacerlo con gran estilo han recibido docenas de premios, de las cuales los de Travel & Leisure son solamente las más recientes. La gran sorpresa, sin embargo, es que ser líder de las industrias de la hospitalidad y del turismo es la cosa menos notable de la empresa.

Según el capitalismo radical de hoy en día, la empresa es una criatura amoral, cuya única obligación es generar lo máximo en ganancias para sus inversores.

LAS EMPRESAS DEL FUTURO

Singita ha logrado éxito como negocio, pero para el fundador y sus colaboradores, su propósito primordial es preservar a los lugares prístinos de la tierra. En las próximas entregas veremos como la empresa ha trazado una solución para una de los problemas más urgentes del siglo, y porque podrá servir de modelo para las empresas del futuro.