Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Planeta

El precio por no cuidar los océanos

PANAMÁ. Los mares y océanos están siendo severamente afectados. La contaminación, pesca ilegal y destrucción de hábitats están amenazand...

PANAMÁ. Los mares y océanos están siendo severamente afectados. La contaminación, pesca ilegal y destrucción de hábitats están amenazando la producción de los ecosistemas marino costeros. El costo económico de esta acción podría alcanzar $50 mil millones por año, según el reporte ‘Los miles de millones hundidos’, elaborado por el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO).

El uso de los ecosistemas marinos como vertederos improvisados es uno de los problemas más graves. Cada año el mar recibe 6.4 millones de toneladas de basura, de las cuales un 50% son plásticos. Alrededor del 80% de la contaminación que llega a los océanos es producida por las actividades humanas. El costo económico de está acción es de $16 mil millones anuales, según el PNUMA.

Las consecuencias son dramáticas. Se altera y se destruye el hábitat, disminuye la población de peces, y se produce un cambio en el flujo de sedimentos, causando graves impactos en la biodiversidad, seguridad alimentaria y la salud, detalló la Tercera Carta Ambiental Apediana.

El informe ‘La economía verde en un mundo azul’, publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), revela que los impactos de las actividades humanas sobre las costas y los océanos han destruido el 20% de los manglares del mundo, más del 60% de los arrecifes tropicales de coral y más del 30% de las existencias mundiales de peces están sobreexplotadas.

PANAMÁ

En el caso de Panamá, la contaminación marina se genera principalmente por las descargas de origen doméstico e industriales, sin ningún tipo de tratamiento previo y a la inadecuada disposición de los desechos sólidos.

Un estudio técnico de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) reveló que la contaminación puede observarse con mayor éxito en la vertiente del Pacífico, donde se concentra la mayor cantidad de población. Sólo en el caso de la bahía de Panamá se vierten 200 millones de toneladas métricas de aguas residuales.

Los recursos marinos generan $21 mil millones al año, según datos del PNUMA. Pero se pierde más de lo que se gana. Según el reporte ‘Los miles de millones hundidos’, de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) y el Banco Mundial, cada año se dejan de generar hasta $34 mil millones por pesca ilegal y pérdida de hábitats, por ejemplo, explicó Jessica Young, miembro del Consejo Consultivo Ambiental de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE).