Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Planeta

Deforestación de Amazonía aumentó 28% en 12 meses

BRASIL. La deforestación en el bosque húmedo de la Amazonia brasileña aumentó 28% en el último año, en el primer incremento registrado d...

BRASIL. La deforestación en el bosque húmedo de la Amazonia brasileña aumentó 28% en el último año, en el primer incremento registrado después de cuatro años seguidos de disminución, reveló esta semana el gobierno.

Imágenes satelitales verificaron que en el período de agosto de 2012 a julio de 2013 se registraron 5.843 kilómetros cuadrados de deforestación, por encima de los 4.571 kilómetros cuadrados del mismo período de 2012, reveló la ministra del Medio Ambiente, Izabella Teixeira, en conferencia de prensa con base en datos satelitales del estatal Instituto de Pesquisas Espaciales.

La cifra del año pasado fue la más baja desde que comenzó la vigilancia satelital del bosque húmedo en 1988, mientras que el dato de este año es el segundo más bajo que se tiene registro.

El incremento es una señal de alarma para Brasil, que se comprometió a mantener la reducción de la tala de del bosque amazónico, la mayor reserva de biodiversidad y agua dulce del planeta, como parte de los esfuerzos globales de combate al cambio climático.

‘Es una mala noticia que habíamos anticipado’, declaró Teixeira en conferencia de prensa. ‘Se confirma que el estado de Pará tuvo un aumento en la deforestación, lo impactante de lo que ocurrió en ese estado es que volvimos a tener polígonos de deforestación de más de 1.000 hectáreas’.

El estado de Pará, el segundo más grande de los nueve que conforman la Amazonia Legal, registró 2.379 kilómetros cuadrados de deforestación, un aumento de 37% desde el año anterior.

Gran parte de la deforestación se dio alrededor de la carretera 163, que atraviesa la Amazonia entre los estados de Mato Grosso y Pará, y está en proceso de revitalización por parte del gobierno. Otra área de deforestación está ligada a la presencia de mineros ilegales en Pará.

El mayor aumento relativo se dio en el estado de Mato Grosso, de 52%, aunque según la ministra se dio en espacios menores, de 200 a 300 hectáreas, por expansión de áreas agrícolas para cultivo de soja.

‘Lo que está ocurriendo en la Amazonia es un crimen, por eso tenemos más de 1.000 agentes en la zona, hay acciones de inteligencia, del ejército, de las policías y fiscales ambientales’, sostuvo Teixeira.

Precisó que este año la policía abrió 3.921 investigaciones criminales relacionadas con la deforestación y se detuvieron 148 personas, incluyendo 20 funcionarios públicos, involucradas con la tala.

COMPROMISOS

La ministra dio a conocer los datos un día antes de viajar a Polonia para participar en la conferencia de las partes de la Conferencia sobre Cambio Climático, que se realiza en Varsovia. Anunció que volverá anticipadamente a Brasil para reunirse viernes de la próxima semana con los secretarios de Medio Ambiente de los nueve estados amazónicos para analizar lo ocurrido en cada caso y discutir acciones para revertir el aumento en la deforestación.

‘Es un compromiso nuestro revertir ese aumento y vamos a revertirlo. El gobierno está comprometido con la reducción de la deforestación, lucharemos hasta el último instante para eso’, destacó

Por su parte, Volney Zanardi, presidente del Instituto Brasileño del Medio Ambiente, órgano ejecutor de las políticas ambientales del gobierno, dijo que las informaciones preliminares indican que de agosto a octubre ya se dio una reducción de 24% en la destrucción del bosque.

Anunció que Brasil inició un proceso de compra de tres nuevos satélites para aumentar la precisión de la vigilancia satelital durante el período lluvioso en la Amazonia, cuando la cobertura nubosa dificulta el control de las acciones de tala.

La Amazonia tiene una extensión de 6,1 millón de kilómetros cuadrados, 63% en territorio brasileño, y contiene un tercio de la diversidad biológica del planeta.