Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Planeta

Una forma responsable de comer pescado

La fundación Mar Viva presentó una guía semáforo que ayudará al público a diversificar su consumo

Una forma responsable de comer pescado
El océano Pacífico ofrece una gran variedad de peces, no se limite y pruebe especies diferentes.

CLa Fundación MarViva presentó en conferencia de prensa un nuevo instrumento informativo a través del cual se invita al público a realizar un consumo responsable, de pescados, considerando la importancia de este recurso pesquero como fuente de proteína para todos e ingreso económico para las comunidades costeras.

La presentación estuvo a cargo del Dr. Juan Posada, Gerente de Ciencias de Fundación Marviva Panamá quien explicó que esta guía es un instrumento educativo que procura diversificar el consumo de pescado para quitar la presión sobre aquellas especies de consumo favoritas.

‘En los restaurantes se ofrecen casis siempre pargo y corvina, preparada de distintas maneras pero de estas dos especies. En el Mercado del Marisco piden siempre pargo o corvina, habiendo una variedad de especies disponibles que son de excelente calidad pero que las rechazan porque no las conocen o por su apariencia o por su nombre’, afirma Posada.

La guía semáforo tiene una lista con los nombre de los peces y esto hará que el interés por otras especies despierte en el consumidor.

‘Si el consumidor se dejara recomendar por los vendedores, conocería peces como el berrugate, poco conocido pero de calidad de exportación, o como el lenguado que es cotizadísimo en Europa y acá es muy barato porque nadie lo quiere’, compara Posada.

La ventaja no solo se queda en conocer otras opciones deliciosas sino que además, la comercialización de diferentes especies generará que en momentos de alta demanda, como la cuaresma, los precios no suban tanto.

El consumo de diversas especies ayuda a aquellas que no están en condiciones de resistir la misma demanda comercial.

Especies de tiburón, por ejemplo, no resisten la presión pesquera, pues tardan unos 15 años en alcanzar la madurez sexual y tienen pocas crías, mientras que otras especies en un año alcanzan un tamaño considerable y están en capacidad de reproducirse, con millones de huevos .

Similar al funcionamiento de un semáforo, la lista verde incluye 39 especies cuya situación actual representa una preocupación menor para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), dado que por sus características biológicas y poblacionales están en capacidad de resistir la presión pesquera, hasta niveles razonables.

Por su parte, la lista amarilla (precaución) muestra 19 especies sobre las que no hay suficiente información para ubicarlas en alguna categoría de amenaza, pero que presentan una menor capacidad para hacerle frente a la explotación pesquera, especialmente si la misma no se lleva a cabo de forma responsable.

La lista roja (alto) incluye 28 especies que se encuentran protegidas por la legislación panameña o en alguna de las categorías de amenaza de la UICN. En esta última condición se ubica a 15 especies de tiburones, los cuales ya no están en capacidad de resistir presión pesquera, ni siquiera moderada.

La guía semáforo será distribuida principalmente en el Mercado del Marisco y en otros sitios de expendio de pescados. También puede acceder a ella en la página web de Mar Viva, www.marviva.net.