Temas Especiales

13 de May de 2021

Planeta

Aprueban acceso a recursos genéticos

La nueva fase del acuerdo permite que el conocimiento de los productos extraídos de la naturaleza puedan ser compartidos con la comunidad

Aprueban acceso a recursos genéticos
El protocolo de Nagoya tiene como objetivo la conservación y uso sostenible de los recursos genéticos.

Los nuevos descubrimientos de productos provenientes de la naturaleza o recursos genéticos: animales, plantas, bacterias u otros organismos, de ahora en adelante deberán ser puesto a disposición y conocimiento de la comunidad en general, para ser compartidos y utilizados por los interesados en los distintos fines: comerciales, investigativos, estudios y demás.

Ésto mediante la aprobación del tercer objetivo del Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y la Distribución Justa y Equitativa de los Beneficios que se deriven de su Utilización, del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD), informó la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en un comunicado.

‘El Protocolo de Nagoya sobre Acceso y Distribución de Beneficios, provee un marco legal para asegurar la consecución y utilización de recursos genéticos’, afirmó Emilio Sempris, subadministrador general de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), quien participa de esta conferencia internacional.

Sempris dijo que los beneficios que se deriven del intercambio de recursos genéticos pueden monetarios o no monetarios, provenientes de transferencia de tecnología, investigación conjunta o actividades de construcción de capacidad, las cuales deben estar sujetos a acuerdos de acceso y distribución de beneficios entre los proveedores y los usuarios.

El protocolo ‘permite a los países beneficiarse completamente de sus recursos genéticos y generar nuevas oportunidades e incentivos para conservar y usar sosteniblemente la biodiversidad’, subraya el comunicado de ANAM.

Según la ANAM, esta nueva fase del protocolo incluye, además, el uso e intercambio del conocimiento tradicional de las comunidades indígenas locales, asociado con los recursos genéticos, pero con el consentimiento de las partes y el respeto de las leyes y procedimientos comunitarios, que deberá vigilar cada país integrado al protocolo.

La nueva fase del protocolo (Acceso a los Recursos Genéticos y la Distribución Justa y Equitativa de los Beneficios que se deriven de su Utilización) se suma a los otros objetivos ya implementados en el protocolo: la conservación de la diversidad biológica y el uso sostenible de sus componentes.

EL PROTOCOLO EN PANAMÁ

En Panamá, el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) adelanta las consultas de una propuesta de Ley para la protección de los conocimientos tradicionales relacionados con la medicina tradicional indígena.

El país también cuenta con un equipo técnico encargado en el tema y una ley (el Decreto 25 del 29 de abril de 2009 ) que crea la Unidad de Acceso a los Recursos Genéticos (UNARGEN), del Departamento de Biodiversidad y Vida Silvestre, bajo la Dirección de Áreas Protegidas y Vida Silvestre, informó Darío Luque, técnico de Vida Silvestre de la ANAM, entidad ambiental panameña autorizada para la aplicación del Protocolo de Nagoya en materia de accesos a los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados.

El Protocolo de Nagoya fue acordado el 29 de octubre de 2010, en la ciudad de Nagoya, Japón. Cuenta con 54 naciones ratificadas, de las cuales Panamá fue el segundo país de América Latina en hacerlo y el número 12 a escala mundial.