25 de Sep de 2021

Planeta

Plantan 1,100 árboles nativos en los playones de Sardinilla, Colón

Cocobolo, níspero, caoba, carbonero, zapatero, almendro, guanábana, mango, caimito, naranjos, son algunos de los árboles nativos plantados

Plantan 1,100 árboles nativos en los playones de Sardinilla, Colón
La jornada de reforestación forma parte de las actividades del proyecto Agua por el Futuro.

Unos 1,100 árboles de 20 especies nativas maderables y frutales, entre ellas: cocobolo, níspero, caoba, carbonero, zapatero, almendro de montaña, guanábana, mango, caimito, naranjos, tamarindo, toronja, limón, cacao, entre otros, fueron plantados en Los Playones de Sardinilla, en Colón.

La jornada de reforestación forma parte de las actividades de reabastecimiento del proyecto Agua por el Futuro, que realizan en conjunto The Nature Conservancy (TNC), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (FMAM) y la Fundación Parque Nacional Chagres. Se contó con el apoyo de unos 60 voluntarios.

Agua por el Futuro, es el Programa de Reabastecimiento de Agua del Sistema Coca-Cola, cuyo objetivo es alcanzar una huella hídrica neutral para el 2020.

Como parte de este programa se desarrollan actividades de conservación de bosques y reforestación en 4,512.14 hectáreas en regiones estratégicas de 6 países en Latinoamérica. Desde 2014 iniciaron labores, y a la fecha han logrado reabastecer alrededor de 4,702,400 metros cúbicos de agua.

Catherine Reuben, gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA para Centroamérica, detalló que mediante programas de voluntariado se busca fortalecer la plataforma de sostenibilidad de la empresa, buscando así, un cambio cultural de comportamiento en pro del medio ambiente.

‘Cada día nos comprometemos con la protección de nuestros recursos naturales, es por ello que participamos de manera constante en proyectos que benefician las comunidades donde operamos, creando valor económico, social y ambiental', agregó Reuben.

PROYECTO

Inciativa de rescate de los recursos naturales.

Agua por el Futuro es una iniciativa en donde las partes colaboran para reponer a la naturaleza y a las comunidades el agua que se utiliza en la industria.

La iniciativa fue lanzada en 2014 por el Sistema Coca-Cola con el apoyo de la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua.

La deforestación es la principal causa de la pérdida de biodiversidad y degradación de los ecosistemas boscosos en el mundo. Para el caso de Panamá, según cifras del Global Forest Watch en el período comprendido entre 2010 y 2014 se han perdido 80,150 hectáreas de bosque a escala nacional y a nivel de la provincia de Panamá, se han perdido 12,844 hectáreas en el mismo periodo.

La tala de árboles asociada a la deforestación contribuye a la pérdida de especies de animales y plantas y afecta las actividades sociales y productivas de las poblaciones humanas, que dependen de los ecosistemas.

Rosamaría Guerra directora Ejecutiva de la Fundación Parque Nacional Chagres, manifestó que, los bosques y selvas cumplen con un papel fundamental en ciclo hidrológico, en la estabilidad del suelo y en la biodiversidad.

‘Los mismos contribuyen significativamente a incrementar la infiltración de agua en el suelo y recargar las fuentes de agua superficial y subterránea, ayudando a regular los caudales en épocas de sequía prolongadas y en épocas de lluvias abundantes. Nuestros bosques y selvas ayudan a retener el suelo y reducir la escorrentía superficial, lo cual implica una reducción en la carga de sedimentos y desertificación de las tierras. De igual forma, sirven como albergue de muchas especies de flora y fauna que encuentran en estos alimentos y refugio', explicó Guerra.

‘Sólo manteniendo los bosques y selvas, que son parte de la infraestructura verde o capital natural, contribuimos a reducir los impactos de los eventos extremos que enfrentamos ante variaciones climáticas', enfatizó.