Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Planeta

Agua: un recurso muy preciado que se pierde en la ducha

Un baño de diez minutos de una persona equivale a más de 100 mil vasos de agua. Mucha agua se pierde mientras 4 mil millones de personas enfrentan escasez del líquido.

Un nuevo día se asoma por la ventana: es hora de levantarte de la cama para ir a la escuela o al trabajo. Una ducha para empezar el día relajado viene muy bien. Entras al baño, abres la llave y dejas que el agua caiga suavemente para terminar de despertarte. Esta experiencia rutinaria para muchos tiene un costo alto para el medio ambiente. En pocos minutos enviaste al desagüe 95 litros de agua potable, según la Organización de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU).

El ser humano desperdicia grandes cantidades de agua en sus actividades diarias en un mundo predestinado a la escasez del indispensable fluido. Por ejemplo, una ducha de diez minutos de una persona equivale a más de 100 mil vasos de agua.

El Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2019 advierte de que la escasez de agua afecta a 4 mil millones de personas (o casi dos tercios de la población mundial) al menos un mes al año. Conservar el agua nunca había sido tan urgente.

‘El agua dulce es un recurso precioso en muchas partes del mundo, uno que está cada vez más amenazado debido al consumo excesivo, el cambio climático y la contaminación', dice la experta en agua dulce de ONU Medio Ambiente, Lis Mullin Bernhardt.

EL CASO DE PANAMÁ

El acceso al agua es esencial para casi todas las actividades que desarrollan los seres humanos a diario: producir alimentos, mantener la salud y el bienestar de las personas.

‘El agua dulce es un recurso precioso, uno que está cada vez más amenazado debido al consumo excesivo, el cambio climático y la contaminación',

LIS MULLIN BERNHARDT

EXPERTA EN AGUA DULCE

En Panamá, según datos del Censo de Población y Vivienda 2010, el 7.5% de la población no tiene cobertura de agua potable. El restante 92.5% tiene acceso al vital líquido por medio de acueducto público, comunitario y particular y de vehículos cisterna.

El cambio climático amenaza la disponibilidad y calidad del agua del país. Las proyecciones al año 2050 prevén un aumento generalizado de las temperaturas entre 0.5 °C y 2 °C (Cathalac, 2016), que traerá consigo cambios en los patrones de lluvias.

Como consecuencia del cambio climático, se prevén eventos extremos en las precipitaciones: inundaciones y deslizamientos. Además, una escasez de agua como consecuencia del fenómeno de El Niño, como se está dando en este momento, que ha obligado al racionamiento de los servicios de agua potable.

CULTURA DE USO DE AGUA

El Niño está causando una emergencia en los sectores agropecuarios y el consumo humano. La región de Azuero se está quedando sin agua. El evento natural está provocando una disminución drástica de los caudales de los ríos por las altas temperaturas y la falta de lluvia.

Aunque Panamá es un país con un excepcional período de lluvia, cada año las estaciones secas son más severas, lo cual se agrava cuando ocurre el fenómeno de El Niño. La producción de agua potable está en un nivel crítico en este momento.

MEDIDAS DE AHORRO

El agua está cada vez más amenazada debido al consumo excesivo, el cambio climático y la contaminación.

No dejar correr el agua mientras se cepilla los dientes o se afeita.

No lavar directamente los alimentos debajo del grifo abierto.

No mantener el grifo abierto al fregar los platos.

Tener especial cuidado con las fugas en el baño y la cocina.

Uno de los principales retos del país en tema de seguridad hídrica es avanzar hacia una cultura de uso responsable del agua. Según el Plan Nacional de Seguridad Hídrica, es necesario educar a la población sobre el ahorro y reutilización del agua para lograr un uso más eficiente y reducir los impactos previsibles de los fenómenos naturales.

El uso compartido y responsable del agua y la protección de las fuentes requiere de una ‘interinstitucionalidad' funcional con capacidad de coordinación para realizar inversiones y acciones propuestas en este plan, indica el documento.

El agua que se despilfarra en los hogares y que se pierde en las tuberías representa un 50% que no se factura. Carlos Vargas, vicepresidente de Ambiente del Canal de Panamá, reconoció que ‘somos los mayores despilfarradores de agua y requerimos cambiar esa cultura'.

Un estudio de World Resources Institute asegura que más de 30 países sufrirán escasez de agua en las siguientes dos décadas, lo que afectará a millones de personas, principalmente aquellas que presentan un mayor índice de pobreza. Esto significa que las empresas, fincas agropecuarias y comunidades pueden serán más vulnerables a la escasez que en la actualidad.

Las pequeñas acciones que ayuden a ahorrar agua son importantes frente a un escenario de escasez de un recurso vital.

A continuación, algunos consejos para ahorrar el agua: No dejar correr el agua mientras se cepilla o afeita, evitar las fugas en el baño, no lavar directamente los alimentos bajo el grifo, no hacer baños de tina, usar la lavadora con la carga máxima y usar balde para lavar el auto. Recuerde: ‘el agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza', así definió Leonado Di Caprio este elemento vital.