27 de Nov de 2021

Planeta

Punta Culebra inaugura exhibición sobre la migración de ballenas y los barcos en el Canal

Uno de los objetivos finales de la investigación científica es que los tomadores de decisiones las aprovechen para desarrollar mejores políticas públicas

Para el biólogo marino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), Héctor Guzmán, la ocasión se dio hace unos años, cuando la Organización Marítima Internacional (OMI) utilizó sus estudios para la creación de una ley que disminuiría las colisiones entre buques y ballenas alrededor del Canal de Panamá.

Ahora, los resultados de su trabajo y el impacto que tuvieron sobre la vida de estos gigantes marinos se pueden apreciar en una nueva exhibición en el Centro Natural Punta Culebra en la Calzada de Amador.

Una gran cola de ballena recibe al visitante en la parte exterior de las exhibiciones de acuarios en el Centro Natural administrado por STRI. Con el mar a sus espaldas, podrá explorar el proceso por el que se compararon las rutas de los buques que entraban al Canal de Panamá con las de ballenas jorobadas marcadas con transmisores satelitales, y la manera como esto permitió desarrollar un esquema para disminuir el riesgo de que coincidieran en el camino.

A través de diversos paneles, conocerá los senderos marinos que utilizan las ballenas cuando llegan al istmo para reproducirse en sus aguas cálidas y aprenderá sobre las características de estos mamíferos acuáticos, así como las acciones que puede tomar como ciudadano para protegerlas y asistir a los científicos que las estudian.

Para Guzmán, presentar los resultados de esta investigación y sus efectos positivos en una exhibición pública es importante, porque demuestra cómo la ciencia básica que se hace en el Smithsonian puede llevar a la creación de una ley internacional basada en recomendaciones científicas.

“Me tomó casi dos años hacer la ciencia y los modelos matemáticos para ver las colisiones… que llevaron a informar a tomadores de decisiones, un paso muy importante. [Los científicos] tenemos mucha información de valor para informar la toma de decisiones”, expresó el investigador.

Y la ciencia no se detiene. Ahora Guzmán busca averiguar los niveles de estrés de los cetáceos, producto de las actividades de avistamiento de ballenas. Con los resultados que obtenga, espera ayudar a educar a la industria turística y a los turistas, de manera que tomen las medidas necesarias para seguir disfrutando de estos animales, pero de una forma más responsable.

“Antes se utilizaban cámaras fotográficas con teleobjetivo, de manera que estar a 150 o 200 metros de distancia no era ningún problema, pero ahora la gente quiere tomar las fotos con su celular, forzando al operador a acercarse más y allí es que empiezan las consecuencias”, resaltó.

Durante la semana de vacaciones escolares el Centro Natural Punta Culebra estará abierto, para que lo visite y conozca más acerca de las atracciones que ofrece a los visitantes.