Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Planeta

Mata Oscura, paraíso de anidación de tortugas marinas en Veraguas

Por temporada, esta comunidad recibe entre 200 a 500 visitantes que llegan para descubrir la Ruta de la Tortuga. Del 28 al 30 de junio, se estará celebrando la cuarta versión de la Feria Ecoturística y de Conservación de los quelonios

Mata Oscura es una playa con fuertes oleajes, ubicada al sur del distrito de Mariato, en Veraguas. Sus aguas y arenas tropicales son el lugar apropiado para el desove de cuatro de las siete especies de tortugas marinas.

La comunidad del mismo nombre es uno de los destinos más biodiversos y quizás poco conocido de la zona costera del Pacífico panameño. Una de las atracciones que hace muy especial e interesante este recóndito lugar es la temporada más larga de anidación de las tortugas marinas del Pacífico: lora, carey, canal y verde, todas catalogadas con un grado de amenaza por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Por temporada, esta zona recibe entre 200 a 500 visitantes, entre turistas, giras educativas y familiares, que pretenden descubrir la Ruta de la Tortuga. Allí se puede observar quelonios en la noche, liberarlos en la mañana y hacer algunos recorridos turísticos durante el día

La playa Mata Oscura, con una extensión de cuatro kilómetros, se convierte todos los años en el paraíso de anidación de las tortugas marinas. Hasta esta playa llega la tortuga canal ( Dermochelys coriacea ), la más grande del mundo, que puede llegar a medir hasta dos metros de largo y se encuentra en peligro ‘crítico' de extinción en todo el Pacífico oriental, ‘principalmente por la pesca industrial', según explicó Jacinto Rodríguez Murillo, presidente de la Fundación Agua y Tierra (Fundat).

El defensor de las tortugas remarcó que la tortuga canal, al igual que la carey, son especies casi extintas, y por ello merecen toda la protección.

Diversos factores, como la caza furtiva, la pesca accidental, la colección de huevos para consumo humano, los cambios de las costas y la contaminación del mar han puesto la existencia de las tortugas marinas en riesgo.

La Ley 8 del 4 de enero de 2008 de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas insta a Panamá a proteger los sitios de anidación y reproducción de estas especies.

El trabajo de organizaciones comunitarias y equipo de voluntarios en Mata Oscura ha permitido la conservación de estas tortugas en esta zona del país. Desde esta playa se han liberado cerca de 200 mil neonatos de tortugas en los últimos 10 años, gracias al proyecto de conservación y manejo sostenible de tortugas marinas que impulsa la fundación y en el cual también apoyan instituciones como el Ministerio de Ambiente y la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

La tarea consiste en patrullar la playa por las noches para localizar a las tortugas que están anidando, se toman los datos de la hembras y los nidos se reubican en un vivero para protegerlos de depredadores, como los perros, y eventualmente los cazadores de nidos. En el vivero conservan los huevos durante dos meses hasta que hagan eclosión y luego liberan las crías.

Después de iniciar las migraciones en el mar, las tortugas regresan al sitio exacto donde nacieron para poner sus propios huevos, de allí la importancia de que el hábitat mantenga las condiciones propicias para su retorno.

Feria ecoturística

Los próximos días 28, 29 y 30 de junio, la comunidad de Mata Oscura celebrará la cuarta versión de la Feria Ecoturística y de Conservación de las Tortugas Marinas.

El objetivo principal de la feria es divulgar las acciones de conservación de las tortugas marinas y educar a la comunidad en temas de reciclaje, buen manejo de los desechos y valoración de la biodiversidad como potencial ecoturístico.

El conservacionista señaló que todos los años a principio de junio se inicia la época de anidación de las tortugas en el Pacífico, por lo que la feria hace una apertura a esta temporada y al esfuerzo de la fundación y otras organizaciones de la comunidad e instituciones como la ATP, para proteger estas especies que realizan funciones importantes dentro de los ecosistemas marinos y costeros.

La comunidad, cuyos habitantes generalmente viven de la producción ganadera y agrícola, la pesca y pequeños negocios (tiendas), se ha organizado para realizar diversos tours ligados al tema de conservación de tortugas a los que han llamado ‘Ecoruta Tortuga'.

La noche del sábado 29 ofrecerán un patrullaje para que los visitantes puedan ver tortugas anidando; mientras que el domingo 30 habrá recorridos a lugares naturales, como cascadas y manglares.

Mata Oscura de Quebro posee un gran potencial natural y turístico con aventuras y experiencias para todos los gustos: senderismo, kayak , cascadas en bosques de galería, fincas agroturísticas, avistamiento de caimanes y monos aulladores y actividades comunitarias, tales como molienda de caña de azúcar en trapiche tradicional, fabricación de miel de caña artesanal y ordeño.

Desde el viernes 28, día de coronación de la reina y corte de cinta inaugural, estarán abiertas las exhibiciones de las organizaciones ambientales e instituciones.

El sábado 29 será día cultural con presentaciones de conjuntos folclóricos, tamboritos y comidas típicas y mariscos; y el domingo, tendrán concurso familiar de esculturas de arena con el tema de conservación de tortugas marinas, cuadrangular de fútbol ‘Copa Carey' y actividades variadas.

‘¡Las tortugas llegamos a Panamá!'

COMPORTAMIENTO

La temporada de avistamiento de tortugas empieza en junio. Las primeras especies que salen a anidar son carey y lora, la carey termina en agosto y la lora, en diciembre. De septiembre hasta marzo anida la tortuga verde, y de diciembre a enero, la tortuga canal.

Los quelonios tienen un mecanismo llamado impronta, es decir, caminan la playa para poder grabar el sitio, a través del campo magnético de la tierra se posicionan y cuando son adultas vuelven a la misma playa donde nacieron.

La tortuga canal llega tanto al Caribe como al Pacífico de Panamá. Es la única tortuga marina que no tiene placas duras en su caparazón, sino que está cubierta de cuero (piel), tiene filos o quillas en su espalda y entre filo y filo tiene canales, por eso en Panamá se le llama tortuga canal. Son de color negro con manchas blancas, se alimentan principalmente de medusas y son muy importantes en las áreas costeras para el control de estas especies.

Jacinto Rodríguez, experto en tortugas marinas, confirmó que las poblaciones que llegan a Panamá, según estudios realizados, en el lado Pacífico principalmente vienen de islas ecuatoriales, cerca de las islas Galápagos y migran a Panamá para anidar en nuestras playas. En cambio, las tortugas del Caribe panameño vienen del Sur de Canadá y Estados Unidos y hacen largos recorridos desde su sitio de reproducción, pero ‘en general todavía existen grandes vacíos de información en torno a estas especies y se requieren más investigaciones sobre ellas'.

Del lado Pacífico panameño quedan muy pocas tortugas canal y se hace muy difícil verlas. En el lado Caribe, hay poblaciones un poco más saludables, por eso está catalogada como vulnerable.

En Panamá, todos los productos derivados de tortugas actualmente están prohibidos por ley, incluyendo la captura, muerte, consumo y comercio de su carne; sin embargo, el especialista aseguró que todavía hay grandes problemas en dar a conocer estas leyes y que la gente respete la conservación de estas especies.