La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Planeta

Alertan de fragilidad de humedal de la Bahía de Panamá de importancia mundial

Se estima que anualmente transitan por la Bahía de Panamá entre 1 y 2 millones de aves

La fragilidad del humedal de la Bahía de Panamá, un sitio de importancia Ramsar, se hace cada día más evidente con la muerte de manglares y la presencia de contaminantes que impactan en su rol de hábitat de aves y criaturas marinas, alertaron este viernes científicos panameños.

"Hay muchas amenazas, a pesar de que la Bahía de Panamá es un lugar de tantas riquezas, también es frágil, puede llegar un momento en que la alteración haga que las aves desaparezcan o los manglares se pierdan", advirtió el director del Centro Regional Ramsar para el Hemisferio Occidental (Creho), Osvaldo Jordán.

La contaminación y la poca ejecución de políticas que preserven esta zona considerada desde 2003 Humedal de Importancia Internacional (sitio Ramsar) y declarada área protegida a nivel nacional en el 2015, son parte de las amenazas latentes.

El especialista indicó que ya hay manglares que están empezado a morir en áreas de la bahía que no han sido objeto de intervención humana, lo que le hace temer por una mortalidad masiva si esta se llegara a dar.

Jordán, con estudios en Ciencias Biológicas en la Universidad Estatal de California, maestría en Estudios Latinoamericanos y doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Florida, señaló que los daños más evidentes en el humedal se producen a partir de la basura que llega a las costas.

"En Panamá no hay una gestión de residuos sólidos efectiva, y es una amenaza para el área marino-costera, en especial el sitio Ramsar (...), lo triste del asunto es que la basura no conoce límites, una vez que entra al suelo, y pasa al río, no sabemos dónde va a terminar y a quién afectará", expresó.

Jordán sostiene que la situación ha empeorado por el crecimiento urbanístico desordenado que ha tenido la ciudad de Panamá, lo que ha afectado el rico ecosistema de manglar que tiene en su bahía.

Valoró que hay que hacer más concienciación a la población de los servicios costeros que ofrece los humedales, ya que albergan una biodiversidad única, regulan sequías e inundaciones y almacenan CO2.

Rosabel Miró, rectora ejecutiva de la Sociedad Audubon Panamá, expresó a Efe que el humedal de la Bahía de Panamá es de importancia para miles de aves playeras que emigran de Norte hacia Suramérica en el invierno occidental, pero que actualmente se ven amenazadas por la contaminación del ecosistema.

Se estima que anualmente transitan por la Bahía de Panamá entre 1 y 2 millones de aves: "A nivel mundial hay aves que están comiendo microplásticos, y esto está afectando a estas especies playeras", contó Miró.

La ambientalista agregó que las aves pequeñas podrían estar teniendo problemas en conseguir alimentos, a diferencia de las de mayor tamaño que tienen picos más grandes y pueden acceder a las capas profundas contaminadas de las costas.

Miró dijo además que estudios sugieren que hay una gran cantidad de aves que llegan al humedal pero que no se sabe si el crecimiento de la avifauna en los últimos 30 años se deba al deterioro de otros sitios que las empujan hacia Panamá.

El Humedal Bahía de Panamá tiene una extensión de 85.664 hectáreas, de las que 39.703 corresponden a la superficie terrestre y 45.960 a la marina.

El país cuenta con 39 humedales entre continentales y costeros, incluyendo cinco humedales de importancia Ramsar.