Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Planeta

Paz, una nueva especie de coral en las profundidades de Coiba

La 'Psammogorgia pax' es una nueva especie de coral recolectada a 63 metros (207 pies) de profundidad en el banco Hannibal, una montaña submarina ubicada en el Parque Nacional Coiba, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

Paz_una_nueva_especie_de_coral_en_las_profundidades_de_Coiba-0
Coiba, conocida por su diversidad de vida marina y animales selváticos.Archivo | La Estrella de Panamá

El Parque Nacional Coiba ha vuelto a sorprender a la ciencia. En las profundidades de sus aguas marinas se ha descubierto una nueva especie de coral.

Pax, que significa “paz” en latín, es el nombre científico de una especie de coral recién descubierta en el Pacífico panameño y descrita en la revista Bulletin of Marine Science.

Según investigadores del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad de Costa Rica (CIMAR) y otras instituciones, el nombre alude a la necesidad de hacer las paces con la naturaleza y acabar con la devastación de los océanos.

Psammogorgia pax (P. pax), recolectada a una profundidad de 63 metros (207 pies) en el banco Hannibal, una montaña submarina ubicada en el Parque Nacional Coiba, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, forma parte de un ecosistema marino inexplorado y poco estudiado: el de corales mesofóticos.

Estos hábitats de difícil acceso, que se encuentran entre 40 y 150 metros de profundidad, entre los arrecifes y corales de aguas poco profundas, están bajo una creciente necesidad de protección, pero se sabe muy poco sobre su ecología y biodiversidad.

Últimamente, los sumergibles han permitido a los científicos marinos explorar estas comunidades y recolectar muestras, descubriendo nuevas especies de octocorales para el Pacífico Oriental Tropical, incluyendo la Adelogorgia hannibalis (2018), Thesea dalioi (2018) y Eugorgia siedenburgae (2013), todas del banco Hannibal.

“Explorar la zona mesofótica y más allá, siempre ha sido un desafío para los científicos”, comentó Héctor M. Guzmán, ecólogo marino de STRI. “Necesitamos vehículos sumergibles operados remotamente (ROV) para buscar y recolectar especímenes. No siempre tenemos acceso a estos recursos, pero cada vez que nos sumergimos, encontramos algo nuevo”, agregó.

“Necesitamos vehículos sumergibles operados remotamente (ROV) para buscar y recolectar especímenes. No siempre tenemos acceso a estos recursos, pero cada vez que nos sumergimos, encontramos algo nuevo”,

HÉCTOR GUZMÁN
INVESTIGADOR DEL STRI
Paz_una_nueva_especie_de_coral_en_las_profundidades_de_Coiba-2
Paz, una nueva especie de coral en las profundidades de Coiba

La nueva especie

P. pax es un coral blanco en forma de abanico. La colonia está hecha de estructuras microscópicas de carbonato de calcio llamadas escleritas. La composición de las escleritas es característica de esta especie y la diferencia de otras del mismo género, como P. arbuscula, una especie común de aguas poco profundas. Hasta ahora, las especies de Psammogorgia del Pacífico Oriental solo se han reportado en aguas de hasta 30 metros (98 pies) de profundidad. Sin embargo, la aparición del género en aguas más profundas era de esperarse.

“Aparte de nuestras observaciones personales, hemos encontrado especímenes de Psammogorgia en colecciones de museos. Estos son el resultado de expediciones históricas, que adquirieron estas muestras dragando a profundidades mesofóticas”, comentó Odalisca Breedy, bióloga marina de CIMAR y coautora del estudio.

“Estos especímenes aún no han sido identificados, ni considerados en ninguna evaluación de biodiversidad”, afirmó.

Paz_una_nueva_especie_de_coral_en_las_profundidades_de_Coiba-1
La composición de las escleritas de este coral blanco y en forma de abanico es característica de esta especie y la diferencia de otras del mismo género.Héctor Guzmán | STRI

El reciente descubrimiento y descripción de P. pax es una valiosa contribución para comprender la diversidad de octocorales en Panamá, un importante componente de las comunidades de corales mesofóticos y de aguas profundas. En última instancia, aumentar el conocimiento sobre estos ecosistemas será esencial para salvaguardar su conservación a largo plazo.

Por el momento, los investigadores marinos siguen preocupados por el futuro de la montaña submarina del banco Hannibal, cuya biodiversidad rica solo ha sido explorada recientemente. Consideran que el área podría beneficiarse de protecciones ambientales y de conservación más fuertes.

“El manejo de esta montaña submarina protegida internacionalmente podría reforzarse, ya que enfrenta una fuerte presión de pesca”, comentó Guzmán. “Lo mismo ocurre con el resto de los montículos submarinos panameños que aún no hemos explorado por falta de recursos”.

El banco Hannibal, una montaña submarina, es como un cofre lleno de tesoros en especies de peces y corales por descubrir. La montaña de 900 metros de alto que surge del lecho marino, tiene una estructura y composición que propicia la vida de especies únicas. El banco es uno de los sitios menos estudiados del planeta y se considera un lugar de mucha diversidad.

La montaña submarina posee una forma plana y se va ensanchando hacia el fondo; esta profundidad abarca de 43 metros a 400 metros.

Su extensión es de 76 kilómetros cuadrados y 14 metros de largo por 7 kilómetros de ancho.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian, que promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, capacita a estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales.