Temas Especiales

08 de May de 2021

Planeta

Huanglongbing, la enfermedad que está golpeando los cultivos de cítricos en Panamá

La detección de la plaga es difícil, ya que se puede confundir con otras enfermedades o por deficiencias nutricionales, por lo que un laboratorio es que debe emitir el diagnóstico

Es necesario la aplicación de insecticidas botánicos a plantas enfermas, posterior tala y destrucción, para eliminar los focos de infestación.
Es necesario la aplicación de insecticidas botánicos a plantas enfermas, posterior tala y destrucción, para eliminar los focos de infestación.Cedida

El Huanglongbing (HLB)  es una plaga de los cítricos más grave en el mundo, provocada por bacterias.

La enfermedad es trasmitida por un insecto denominado psílido asiático de los cítricos en climas calientes y por psílido Trioza erytreae en climas más fríos.

La HLB de los cítricos es considerada actualmente como la enfermedad más desbastadora de los cítricos a nivel mundial, estimando sus daños en un rango del 40 al 100 % de la producción, dependiendo del manejo y la especie cítrico-evaluada.

Las autoridades panameñas detectaron el brote a inicios de mes de marzo, tras un diagnóstico emitido por el laboratorio oficial de la DNSV, la Regional del MIDA y el apoyo del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).

La enfermedad que no tiene curación, reduce la producción y los árboles infectados mueren en el transcurso de algunos años, por lo que los especialistas recomiendan a los productores de naranjas y limones que apliquen las tres las principales estrategias para el manejo integrado de la plaga: erradicar los árboles enfermos, control del vector y la utilización de plantas sanas, es decir que hayan sido producidas bajo condiciones controladas y que tengan un seguimiento del MIDA dentro de los viveros o casas mallas, para que al final se obtenga plantas genéticamente puras y fitosanitariamente libres de plagas.

Sinovac

Panamá aprueba el uso de emergencia de vacuna china contra la covid-19

Lee más

La detección de la plaga es difícil, ya que se puede confundir con otras enfermedades o por deficiencias nutricionales, por lo que un laboratorio es que debe emitir el diagnóstico.

Este año la enfermedad está afectando a 22 fincas en la provincia de Coclé, una de las regiones con mayor cantidad de cítricos del país.

El director de Sanidad Vegetal del MIDA, ingeniero Pablo Rodríguez, explicó que se han establecido cuarentena en dos puestos para evitar la movilización de plantones.

Mientras que Gilberto Real representante del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) dijo que ya se tiene aprobada una partida de $128 mil, para ejecutar ese fondo en un periodo de seis meses y otra partida de $326 mil para cuando se acabe ese presupuesto y así hacerle frente a la problemática.

Real explicó que existen herramientas disponibles y equipos tecnológicos, como drones para ponerla a disposición y detectar los plantones en las fincas.

Coclé alberga un 46.8% de la producción nacional, que equivalen a unas 6,995 hectáreas cultivadas.

Las autoridades panameñas han recomendado la revisión de todos los viveros existentes en El Valle, verificando que no tengan a la venta plantones de cítricos que no cumplan con la normativa para la producción de plantones utilizando el concepto de plantas sanas.

En Panamá fue detectada por primera vez en 2016 en las comunidades de Guabito, Las Tablas y Bocas del Toro, donde se ha mantenido bajo control oficial.