Temas Especiales

21 de May de 2022

Planeta

La confianza como clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe

Cuando la confianza interpersonal es baja, los proyectos colectivos son difíciles y los vínculos de la ciudadanía se debilitan. Los ciudadanos se muestran menos dispuestos a hacer sacrificios asociados con cualquier proyecto público, pagan menos impuestos y obedecer menos las leyes; y son menos capaces de contribuir al esfuerzo colectivo de exigir rendición de cuentas a los gobiernos para mejorar el bienestar ciudadano

La confianza como clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe
Cuando no existe confianza, se deterioran las políticas públicas, lo que ralentiza el crecimiento económico, afectando la equidad social a grandes rasgos.EFE

La publicación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 'Confianza: la clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe', editada por Philip Keefer y Carlos Scartascini, parte citando un diálogo entre Lucy y Charlie Brown, dos personajes de los Peanuts. Lucy, le comenta a Charlie Brown que el problema con él es que nunca confía en nadie, a lo que Charlie Brown le responde, que todos los años ella (Lucy) juega el mismo truco, dice que sostendrá el balón cuando él lo patee, pero ella nunca lo sostiene

La publicación explica que año tras otro, Lucy sostiene el balón, que Charlie Brown intenta patear, pero en cada intento este resbala y cae de espaldas porque ella se lo mueve.

“En el mundo real, el comportamiento de Lucy es sumamente habitual, pero el de Charlie Brown no lo es”, pues este vuelve a jugar cada año el mismo juego, situación que no es normal porque “cuando se vulnera la confianza de las personas, estas dejan de jugar, lo cual trae consecuencias para su bienestar y el de la sociedad”

Al romperse la confianza, las personas desconfiadas están menos dispuestas a unirse a otras en favor de una causa común y no emprenden transacciones comerciales, ni se arriesgan en contratar a desconocidos, pagar sus impuestos o pedir a los gobiernos que financien proyectos de infraestructura para construir un futuro mejor para ellos y sus hijos; esto propicia la generación de subsidios en lugar de demandar más inversión eficiente y efectiva en bienes públicos

La confianza como clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe
El BID indica que un programa de reformas para aumentar la confianza y el civismo implica aumentar los incentivos para cumplir las promesas, y la otra es aumentar la capacidad de los empleados para cumplir las promesas.EFE

La publicación del BID define la confianza como la creencia de que los demás no actuarán de manera oportunista y No harán promesas que no puedan cumplir, no incumplirán promesas que sí pueden cumplir ni violarán las normas para aprovecharse de otras personas que sí las respetan.

Por ello, la confianza es la fe en los demás: en su honestidad, fiabilidad y buena voluntad.

Este texto impulsa a entender que las personas dignas de confianza hacen promesas que pueden cumplir, cumplen esas promesas y no transgreden las normas sociales, porque están comprometidas con ser parte fundamental de la construcción de una sociedad saludable al actuar como Charlie Brown espera que Lucy actúe.

¿Por qué es importante la confianza?

La confianza como clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe
Para lograr que la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe se basen en la confianza, es esencial aumentar los niveles de esta en los ciudadanos.EFE

La publicación del BID hace énfasis en que la confianza subyace a numerosas interacciones que son esenciales para que las sociedades sean saludables, da ejemplos, como el de los votantes que eligen candidatos que creen que cumplirán sus promesas electorales o el de las empresas que invierten en innovación esperando que los gobiernos no impongan impuestos confiscatorios si la innovación tiene éxito; o el de los empleadores pagan a los trabajadores incluso cuando no pueden estar completamente seguros del esfuerzo de los mismos, y los trabajadores se esfuerzan en su labor suponiendo que se les remunerará; o que los ciudadanos proporcionan información a la policía, de la cual dependen para su protección; o las personas que se vacunan y toman medicamentos recomendados por los médicos de los que dependen para una vida saludable.

Lo importante es que cuando no existe la confianza en estas interacciones, es cuando las personas están convencidas de que los demás se comportarán como Lucy, y es allí donde inicia el sufrimiento de la sociedad y todos sus miembros, porque la política se vuelve inestable; deteriorando así la calidad de las políticas públicas, lo que, a su vez, ralentiza el crecimiento económico, decreciendo la equidad social y, por ende, disminuyendo el bienestar de las personas.

“En pocas palabras, la desconfianza repercute en toda la sociedad y está presente en cada relación”.

Confianza: el cemento de la cohesión social y el civismo

Cuando entendemos el tejido de la confianza, entendemos que la confianza favorece la cohesión social, siendo para esta publicación el tema de la cohesión social, la unión entre los roles de la confianza y el civismo.

La cohesión social, se define aquí como un concepto amorfo que comprende nociones de compromiso, apego a la sociedad, país y a sus miembros.

El civismo está definido, en esta publicación como la voluntad de los ciudadanos de hacer sacrificios individuales en aras de proyectos colectivos que son cruciales para el éxito de la sociedad.

Cuando la confianza interpersonal es baja, los proyectos colectivos son difíciles y los vínculos de la ciudadanía se debilitan.

Los ciudadanos se muestran menos dispuestos a hacer sacrificios asociados con cualquier proyecto público, pagan menos impuestos y obedecer menos las leyes; y son menos capaces de contribuir al esfuerzo colectivo de exigir rendición de cuentas a los gobiernos para mejorar el bienestar ciudadano, lo que se proyecta en políticas públicas con menos beneficios a los ciudadanos y mucho menos a los grupos reducidos.

Lo anterior se transforma en el contexto apropiado para desintegración de la cohesión social lo que aumenta el descontento en la sociedad.

¿Cómo crear el tejido de confianza con la cohesión social para lograr el crecimiento en América Latina?

Para lograr que la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe se basen en la confianza, es esencial aumentar los niveles de confianza en las personas, no solo porque estarán más contentas y satisfechas cuando pueden confiar en los demás, sino también porque los objetivos más tangibles del crecimiento económico y la igualdad son más asequibles cuando la confianza es alta.

El BID indica que un programa de reformas para aumentar la confianza y el civismo tiene dos escalas. Una es aumentar los incentivos para cumplir las promesas, y la otra es aumentar la capacidad de los empleados para cumplir las promesas.

Así, dentro de estas dos escalas o ejes, se realizan en niveles de acciones que permitan alcanzarlas, al generar incentivos de las empresas, incentivos del gobierno o sector público e incentivos de las empresas y del sector público; además, es necesario eliminar en estos niveles asimetrías de información y poder.

En incentivos de las empresas y del sector público se incentiva una mejor educación para todos al eliminar las asimetrías de poder, eliminando las barreras legales- administrativas, aumentando las oportunidades de participación y fortaleciendo los partidos, las elecciones, las organizaciones de la sociedad civil.

Con relación a los incentivos del gobierno o sector público, las asimetrías de la información se eliminan al generar la transparencia presupuestaria y del gasto público, la transparencia regulatoria y comunicando las promesas y resultados obtenidos, lo que se complementa al eliminar las asimetrías de poder al fortalecer los incentivos en las organizaciones del sector público para servir los intereses de los ciudadanos.

En cuanto a los incentivos de las empresas las asimetrías de la información se eliminan al fortalecer las oficinas de crédito, los acompañamientos de fiscalización y regulación. Estas acciones se complementan eliminando las asimetrías de poder para permitir una competencia libre que aumente el acceso a la vigilancia de instituciones externas.

Esta forma de creación del tejido de la confianza es esencial para el crecimiento económico, particularmente el crecimiento de la productividad, que a su vez es la clave del crecimiento y la prosperidad económica a largo plazo.

La autora es investigadora científica en recursos hídricos e ingeniera civil. También es doctora en ingeniería agrícola con mención en recursos hídricos en la agricultura (Chile).