Temas Especiales

13 de May de 2021

Salud

Grasas ocultas en delicias culinarias matan

A simple vista hay comidas y postres que nos dejan petrificados o literalmente con la boca abierta. El simple hecho de verlos, hace que ...

A simple vista hay comidas y postres que nos dejan petrificados o literalmente con la boca abierta. El simple hecho de verlos, hace que querramos ingerirlos de manera inmediata, pero no todos los alimentos son saludables.

A lo largo de nuestras vidas comemos alimentos que contienen sustancias consideradas hoy en día como ingredientes letales como los ácidos grasos trans que a la larga pueden acabar con nuestras vidas.

No fue hasta el año 2006 cuando expertos empezaron a crear conciencia en los consumidores sobre el riesgo de estos componentes, que solian llamarse "grasas parcialmente hidrogenadas", redacta la BBC.

Las grasas trans son un tipo de grasa vegetal que representan un serio problema para la salud humana al ser sometida al proceso industrial de hidrogenación que la trasforma de estado líquido a sólido.

Estas grasas no proporcionan nutrición al cuerpo humano, pero si gerera beneficios a las industrias que las utilizan para preservar y extender el periodo de vencimiento de sus productos como la comida rápida, pasteles y galletas, así como las frituras.

Según la BBc, hay estudios que revelan que al igual que las grasas saturadas, las grasas trans incrementan los niveles de colesterol malo, los cuales se vinculan al desarrollo de depósitos de grasas en las arterias, logrando generar un mayor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

El consumidor es quien mejor previene

Tan solo el año pasado una investigación de la Escuela Médica de Harvard, Estados Unidos, publicada en el Britis Journal, reveló que en Inglaterra al menos 7,000 muertes y 11,000 infartos pueden ser prevenidos cada año si reducimos tan solo un 1% el cosnumo de estas grasas.

Por su alta peligrosidad, los compuestos de grasas trans fueron prohíbidos en Dinamarca y New York.

Pesé a que se sugirió a las empresas que retiraran los productos que contenian estas grasas del mercado, algunos alimentos que se vendena actualmente con etiquetas que dicen "libres de grasas trans" contienen una cantidad significativa.

La practica engañosas de algunas empresas de etiquetado pueden resultar un peligro al consumidor que confia en los alimentos ver que son aprobados por la DFA (Administración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos, por ser esta una entidad.

América Latina tiene poca regulación

El doctor Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirá, de México, señala a la BBC, que la situacion latinoamericana es preocupante, toda vez que no hay una buena política de regulación de los productos.

"En toda América Latina hay una vigilancia muy laxa de riesgos sanitarios, porque la capacidad que tenemos para analizar el contenido de los productos es mínima y no se ejerce", contó Ávila Curiel.

Por el bajo costo que representan estas grasas, han entrado a las empresas planificadoras y la industria de los refrigerios, señaló el investigador.

El problema latente en América Latina, la alta demanda y el bajo costo, hace que las personas sean un consumidor potencial de los productos con este componente.

Recomendaciones

En Panamá, gran parte de la población es fanática de ingerir alimentos fritos. En cada esquina hay puestos de frituras a muy bajo costo para el bolsillo, pero con un alto precio a largo plazo para la vida humana.

Este tipo de grasatambiénse encuentra oculta en panes, galletas o alimentos que se vean esponjosos.

Mientras la empresas sigan utilizando las grasas trans, el poner de nuestra parte y evitar comer grasas sólidas como la margarina, mantecas o productos freídos en aceites ya usados repetidamente como papas fritas, es una solución palpable que puede prolongar la vida.

Una arteria obstruida por grasas trans al cabo del tiempo termina la vida sin importar que tanto exito este teniendo la persona a nivel profesional, emocional...

Una enfermedad cardiaca, una vena obstruida y un segundo del reloj, son los que pueden llegar a terminar con una vida humana.