14 de Ago de 2022

Salud

El asma en niños y sus mitos entre la población

Muchos son los mitos que han surgido en todo el mundo sobre el asma, una enfermedad infantil crónica de las vías respiratorias más frec...

Muchos son los mitos que han surgido en todo el mundo sobre el asma, una enfermedad infantil crónica de las vías respiratorias más frecuentes en casi todos los países industrializados.

Aquellos mitos, han llamado la atención de la compañía global MSD, que ha puesto a la disposición de médicos y pacientes una campaña denominada ASMitos, la cual está destinada a desmitificar una serie de creencias.

MSD, señala que en ocasiones, la atención que se les presta a aquellos mitos, hace que la enfermedad no sea controlada de manera efectiva, ocasionando la privación de las actividades físicas en los niños que la padecen, lo cual les interrumpe llevar a cabo una vida plena y feliz, lo cual es necesario para su desarrollo integral.

¿El asma limita la niñez? Cuando el paciente tiene que asistir a la consulta médica, es común que los padres eviten que sus pequeños realicen actividades que los puedan agitar, sin embargo "hay estudios que establecen que los niños con asma pueden y deben tener diferentes actividades. La clave está en cambiar la forma de pensar acerca del asma de su hijo, ayudándole a prevenir los síntomas de asma mediante un control adecuado, en vez de sólo tratar los síntomas agudos".

Por ellos, es de suma importancia lograr identificar los desencadenantes y cumplir cumplir con el tratamiento de control diario como: Exteriores (pasto, moho, polen), interiores (ácaros, mascotas, cucarachas), contaminantes (humo del cigarrillo u otro), químicos ( limpiadores, perfumes, pinturas en aerosoles) así como el ejercicio, el aire frío, el resfriado y los virus.

Síntomas varían de una persona a otra Aunque los síntomas del asma varían de una persona a otra, cabe destacar que entre los más comunes se encuentran: Sibilancias (el silbido o sonido como un pito al respirar), ka presión torácica (sensación de tener a alguien sentado sobre el pecho, sentirlo apretado), falta de aire (sensación de no poder respirar u obtener suficiente aire en los pulmones) y tos (a menudo empeora en la noche o temprano por la mañana).

Mitos o realidad De innumerables mitos sobre el asma, la campaña ASMitos ha dado a conocer algunos considerados como los más comunes entre la población mundial.

Mito: El asma es una etapa que se superará cuando crezca.

Realidad: El asma no se cura, pero se puede ayudar a prevenir los síntomas en los niños.

Por ser una enfermedad crónica, esto significa que una vez que el niño la presenta, lo más probable es que la padezca para toda la vida, aunque no siempre estén latentes los síntomas.

Mito: Mi hijo (a) no necesita un medicamento diario.

Realidad: Proporcionar de un tratamiento diario contra el asma puede evitar los síntomas antes de que se presenten.

Los padres siente que es difícil dar un tratamiento a diario a su pequeño, sino presenta síntomas de la enfermedad.

Antecendentes El asma es una enfermedad crónica de las vías respiratorias que afecta a 300 millones de personas en todo el mundo.

Su prevalencia se ha incrementado sustancialmente en los últimos 20 años, especialmente en los niños. Y se estima que el el año 2025 habrá unos 100 millones de personas más que padezcan de asma.

En América 78.3 millones de personas sufren de asma. Sólo en América del norte, hay 35 millones, en América Central 5.2 millones, Caribe 3.4 millones, y en América del Sur unos 34.7 millones de personas.

Su impacto económico en el mundo es mayor que el de la tuberculosis y el VIH/SIDA juntos. El número de años de vida ajustados por discapacidad debido a ella se ha estimado en 15 millones al año.