Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Salud

Aprenda a leer las etiquetas

La información que viene rotulada en los envases de comida son la principal forma de descubrir lo que realmente comemos

El deseo de un cuerpo esbelto es una de las mayores ambiciones del ser humano, para suplir ese afán convertido en necesidad, las grandes corporaciones alimentarias decidieron inventar productos que se ajustaran a ese mercado, a dicha creación se encuentra bajo el nombre genérico de alimentos ‘light’.

El objetivo inicial de esas corporaciones eran vender un producto bajo en calorías y bajo en grasa, para de que de esta manera pudieran garantizarle al consumidor la conservación de su tonificado cuerpo, o en algunos casos, llegar hasta la figura deseada.

Sin embargo, por múltiples razones esos productos, que hoy día son bajos en calorías o grasas presentan excesivos niveles de sodio, grasas totales o endulzantes artificiales, los cuales le dan a los llamados productos ‘ligth’ un temido efecto secundario.

‘Los medios de producción y distribución de alimentos han empezado a desarrollar productos ’Frankenstein’, baratos de producir y altamente adictivos’, señala el entrenador personal y fundador del blog Fitness revolucionario, Marcos Espinosa.

Para él los alimentos bajos en calorías no son lo que realmente dicen ser, en ese sentido prefiere apostar al consumo de alimentos orgánicos, como una opción efectiva para mantener una dieta saludable y un cuerpo sano.

‘Come comida real, comida que nuestros antepasados, 10 mil años atrás, habrían reconocido como comida’, sentencia.

El cuerpo nutricional de los alimentos dietéticos está lleno de paradojas, la más común de ellas se puede encontrar en la versión liviana de refrescos gaseosos.

Esas llamadas sodas ‘light’ tienen la virtud de tener un registro de cero en su contenido calórico, sin embargo al examinar minuciosamente su tabla nutricional, se pueden explorar niveles de sodio que superan los recomendables por nutricionistas.

‘Por ejemplo, una persona hipertensa que pide una soda light creyendo que está haciéndole un beneficio a su salud está realmente haciendo lo contrario’, indica Silvia Medina, nutricionista clínica de la Caja de Seguro Social de Panamá.

Medina explica que componentes elevados, como el sodio, que debe ser consumido hasta cinco gramos diarios, perjudican gravemente la salud afectando de manera directa los riñones y la presión arterial.

En ese sentido, lo básico es consumir alimentos cuyos contenidos nutricionales sean elevados en potasio, hierro y vitamina C, eliminando de la dieta diaria todos aquellos alimentos cuyo contenido de sodio, grasa totales, sustitutos de azúcar o colesterol superen el 50 por ciento del producto no dietético.