24 de Sep de 2022

Salud

Cáncer cervicouterino, el tercero más frecuente en América

El Día Mundial contra el Cáncer se conmemora el 4 de febrero de cada año, con el objetivo de reducir el impacto de la enfermedad en el mundo. Es la segunda causa de muerte en las Américas

En el marco del Día Mundial contra el Cáncer, que tuvo lugar este 4 de febrero, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) insta a acelerar los esfuerzos de prevención y control para crear un futuro sin cáncer cervicouterino, el tercero más frecuente entre las mujeres de América Latina y el Caribe, pero uno de los que se pueden prevenir.

Cada año, más de 56,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer cervicouterino en America Latina y el Caribe y más de 28,000 pierden la vida, número que asciende a 72,000 y 34,000, respectivamente, si se incluye a Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, existen actualmente herramientas de prevención y tratamiento que salvan vidas.

‘Es inadmisible que las mujeres mueran hoy por una enfermedad que, en gran medida, se puede prevenir', afirmó Silvana Luciani, jefa de la Unidad de Enfermedades No Transmisibles de la OPS. El cáncer cervicouterino es prevenible a través de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). Desde hace más de una década, existen vacunas que protegen contra los tipos comunes de VPH que causan cáncer. La OPS recomienda aplica esta vacuna a las niñas de 9 a 14 años.

CÁNCER EN LAS AMÉRICAS

En 2018 se registraron en la región 3,792,000 casos nuevos

Se prevé que para 2030, la carga de cáncer aumentará en un 32% hasta más de cinco millones de personas diagnosticadas cada año en la región, dado el envejecimiento de la población, la exposición a factores de riesgo y la transición epidemiológica.

El 30% de los cánceres se pueden curar si se detectan precozmente y se tratan apropiadamente. Todos los casos de cáncer avanzado se pueden beneficiar de los cuidados paliativos.

Además de la vacunación, el tamizaje y el tratamiento de las lesiones precancerosas pueden evitar casos nuevos y muertes, y tienen el potencial de, con el tiempo, eliminar el cáncer cervicouterino como problema de salud pública, un llamado lanzado en mayo de 2018 por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la Asamblea Mundial de la Salud.

En el caso de Panamá, informes oficiales del Ministerio de Salud (Minsa) reportan que en el año 2013 (últimas estadísticas) hubo un total de 6,107 nuevos casos de pacientes con cáncer en el país, de los cuales 2,932 correspondió a hombres y 3,175, a mujeres.

Estos casos se desglosan de la siguiente manera: próstata 831 casos; mama, 695; piel, 600; colon, 344; recto, 119; cervicouterino, 400; estómago, 380; sistema hematopoyético, 330; pulmón, 296; cuerpo del útero, 162; y tumores primarios de origen desconocido, 161 casos.

Mientras que estadísticas del Instituto Oncológico Nacional (ION) señalan que entre las principales causas de morbilidad oncológica por su localización anatómica se encuentran los tumores malignos de la mama, próstata, cuello uterino, estómago, colon, piel, glándula tiroides, bronquios o del pulmón, endometrio y recto, lo que hace un total, en el primer semestre del 2018, de 1,734 causas de morbilidad oncológica.

En cuanto a las cifras el Minsa, el ministro, Miguel A. Mayo, enfatizó que la campaña es durante los doce meses. ‘Nosotros siempre hemos dicho que un mes no es suficiente para prevenir el cáncer, aquí siempre hablamos de cáncer de mama y próstata; sin embargo, son todos los cánceres los que tenemos que prevenir'.

Mencionó también que ‘la gente tiene que entender que cuando uno se enferma, la enfermedad en general es un asunto que deben resolver los médicos; pero la prevención, es responsabilidad de la población en general', detalla Mayo en un comunicado.

MÁS DE 30 PAÍSES DISPONEN DE LA VACUNA

En la región, la vacuna contra el VPH está disponible en 35 países y territorios. Sin embargo, en la mayoría de ellos, la tasa de cobertura con las dos dosis aún no alcanza la meta del 80% de las niñas. Por otro lado, existen brechas de acceso a los servicios de tamizaje y tratamiento de las lesiones precancerosas, y la cobertura de tamizaje no llega a la meta de 70% de las mujeres de entre 30 y 49 años. Se estima que al menos 32 millones de mujeres necesitan realizarse la prueba de detección del cáncer cervicouterino en la región.

‘La gente tiene que entender que cuando uno se enferma, la patología en general es asunto de los médicos resolverla; pero la prevención es responsabilidad de la población'.

MIGUEL A. MAYO

MINISTRO DE SALUD

Para sensibilizar a la población sobre la enfermedad, la OPS lanzó en noviembre pasado la campaña ‘Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino'. Bajo el lema ‘Que nada te detenga', la iniciativa promueve información sobre la vacuna contra el VPH y alienta a las mujeres a realizarse exámenes periódicos para detectar lesiones precancerosas. La campaña responde al plan acordado en 2018 en la OPS por los ministros de Salud del continente para reducir en un tercio los casos nuevos y las muertes por cáncer cervicouterino para 2030.

Las pruebas científicas actuales indican que un 40% de los cánceres se pueden prevenir mediante la reducción de los factores de riesgo (uso de tabaco, dietas deficientes en frutas y verduras y altas en carne roja y procesada, consumo de alcohol, inactividad física, sobrepeso y obesidad, exposición a carcinogénicos en el lugar de trabajo) y la vacunación (contra la hepatitis B y papilomavirus).

‘Los gobiernos necesitan tomar medidas urgentes para asegurarse de que todas las niñas estén vacunadas contra el VPH y que todas las mujeres mayores de 30 años sean examinadas y tratadas por lesiones precancerosas', afirmó Luciani. ‘Hacerlo, tiene el potencial de salvar miles de vidas', concluyó la representante de la OPS.