La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Salud

Ni condón ni vasectomía: nuevos métodos anticonceptivos masculinos avanzan con miras al mercado

Científicos del mundo trabajan en la creación de procedimientos de anticoncepción para el hombre. Según especialistas, los estudios son esperanzadores, pero aún no hay conclusiones certeras

En algunos años podrían llegar al mercado nuevas alternativas de anticoncepción para los hombres. ¿Usarían los caballeros pastillas, inyecciones o parches anticonceptivos?

‘La posibilidad de un embarazo, deseado o no, es un tema que atañe a los dos miembros de la pareja', asevera Raúl Bravo, coordinador Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud (Minsa).

‘No se ha hecho más no por un tema científico, sino por la sociedad machista o patriarcal, como dicen. No es que no queramos incursionar en esto, sino que el mundo lo ha hecho así por muchos años',

RAÚL BRAVO

COORDINADOR NACIONAL DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA DEL MINSA

Sin embargo, a lo largo de la historia la anticoncepción ha sido atribuida al género femenino. ‘Esto es materia de sociología, no de medicina. No se ha hecho más no por un tema científico, sino por la sociedad machista o patriarcal, como dicen. No es que no queramos incursionar en esto, sino que el mundo lo ha hecho así por muchos años', subraya Bravo, especialista en Ginecología y Obstetricia.

Coincide con el coordinador Nacional de Salud Sexual, el sociólogo Aristides B. Navarrete Rondón, al señalar que ‘de generación en generación los padres, tanto mamá como papá, le han inculcado a las hijas que son ellas las que deben evitar el embarazo. No obstante, esto debe cambiar', dice Navarrete. ‘Nuestra sociedad está evolucionando', agrega el sociólogo ‘y, aunque aún falta mucho por hacer en el aspecto científico, considero que el hombre está listo para participar más en la planificación familiar' y a la vez resalta que ‘los hombres sí usarían métodos anticonceptivos diferentes a los convencionales'.

En la actualidad existen dos métodos anticonceptivos masculinos, el preservativo y la vasectomía. El primero es el más utilizado, ‘mientras que la vasectomía es la técnica más económica a largo plazo cuando no se desean tener más hijos', apunta Bravo.

‘Hace unos años, con la equidad de género, y el trabajo de destacadas científicas, se ha abierto un compás y se ha incursionado más en el tema', agregó.

PLANIFICACIÓN PARA HOMBRES

Según un estudio presentado en la reunión anual (2018) de la Sociedad Endocrina estadounidense (Chicago, Illinois, Estados Unidos ) se han dado importantes pasos en la creación de una nueva píldora anticonceptiva para hombres.

El anticonceptivo oral masculino experimental denominado dimendrolona undecanoato, o DMAU, sigue un esquema parecido al de la píldora femenina combinando dos principios activos, un andrógeno (hormona masculina) y un progestágeno (hormona femenina), explicó la investigadora principal del estudio, Stephanie Page, profesora de Medicina en la Universidad de Washington, en Seattle, Washington, Estados Unidos , durante la reunión anual de la Sociedad Endocrina.

El ensayo clínico inició con 100 participantes y culminó con 83. Actualmente, se realizan estudios a largo plazo para confirmar que la DMAU tomada todos los días bloquea la producción de esperma. Sin embargo, aún no hay conclusiones.

La ciencia también ha incursionado en el desarrollo de inyecciones anticonceptivas como Vasalgel, un hidrogel sintético inyectable diseñado por la Fundación Parsemus; además de implantes temporales de pequeño tamaño cuya función sería el bloqueo del esperma.

‘Vasalgel se está desarrollando como un anticonceptivo no hormonal de acción prolongada con una ventaja significativa sobre la vasectomía: es probable que sea más reversible', asevera la Fundación Parsemus en su página web.

El procedimiento es similar a una vasectomía sin bisturí, excepto que se inyecta un gel en el conducto deferente (el tubo por el que atraviesa el esperma), en lugar de cortar el conducto (como se hace en la vasectomía).

‘Si un hombre desea restaurar el flujo de espermatozoides, ya sea después de meses o años, el polímero se disolvería y se expulsaría', asegura la fundación.

Blimek SLV es otro método experimental que se une a las pastillas, inyecciones e implantes temporales.

El dispositivo es una válvula de 18 milímetros que se adhiere al conducto seminal a través de cirugía. Un interruptor, ubicado en el interior del escroto, evitaría que los espermatozoides se mezclen con el líquido seminal, envitando que lleguen al óvulo.

Otro estudio en proceso es el que financia el Instituto Nacional de Salud norteamericano (NIH por sus siglas en inglés), parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Se trata de un ensayo clínico que estudiará a 240 parejas durante dos años para evaluar la efectividad y seguridad de un nuevo gel anticonceptivo masculino, basado en los progestágenos.

Las parejas que participan en la prueba que inició en diciembre de 2018, provienen de siete países del mundo.

‘Los estudios son esperanzadores y buenos, sin embargo para tener algo definido en el mercado aún hace falta más investigaciones e inclusive lineamientos de la Organización Panamericana de la Salud y demás organizaciones mundiales de la salud', señala Bravo. Añade que ‘las investigaciones deben demostrar que el método funcionó en grandes poblaciones'.