Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Salud

Balanitis, una condición que afecta los genitales masculinos

Se trata de una inflamación del glande, que puede estar producida por muchas causas, desde una higiene deficiente hasta lesiones premalignas que evolucionan a un cáncer de pene

Todo comenzó en noviembre de 2016. Luego de visitar una casa de citas tuve relaciones sexuales con una mujer —a pesar de tener esposa y dos hijos—, sin tomar las medidas de protección necesarias. Tres días después presenté irritación en la cabeza del pene (glande) y algunas manchas blanquecinas, todo esto acompañado de dolor y picazón. De inmediato llamé a mi doctor y una vez en consulta el diagnóstico fue balanitis por cándida o candidasis genital. “En ese preciso momento el mundo se me vino encima, primero porque desconocía de qué afección se trataba. Luego me sentí mal conmigo mismo porque puse en riesgo la relación con mi esposa y su salud”, comenta Carlos, de 34 años, quien hoy gracias a los tratamientos y llevar una vida sexual más responsable pudo recuperarse de esta dolencia.

La balanitis suele comenzar lentamente y con síntomas obvios al principio.Shutterstock

El doctor español Eduardo García Cruz afirma que la afectación por Candida albicans, suele traducirse como una inflamación infecciosa del glande llamada balanitis. “Esto generalmente ocurre cuando los hombres no son circuncidados y tienen relaciones sexuales sin protección, la falta de higiene en las partes íntimas, cuando hay dificultad para retraer el prepucio; además de los estados de disminución de defensas de enfermedades como artritis reactiva, diabetes, infección por VIH, entre otras. Todas estas lesiones premalignas pueden evolucionar a un cáncer de pene si no se detectan a tiempo”, reconoce el médico.

La balanitis suele comenzar lentamente y con síntomas obvios al principio. Puede tardar tres o siete días en aparecer, según explica el urólogo y andrólogo.

El médico añade que esta condición masculina también puede aparecer como resultado de una infección de transmisión sexual (ITS) o por tener una pareja sexual con episodios de candidiasis vaginal. Exactamente lo que le ocurrió a Carlos, el joven que brindó su testimonio a este medio.

En este sentido, Eliécer Pérez Rivera, psicólogo y terapeuta de familia y parejas, aconseja llevar una vida sexual responsable, tanto hombres como mujeres.

“El glande es la proporción final del cuerpo del pene, es la parte más sensible y sobresaliente del miembro; por ende, está expuesta a cualquier tipo de enfermedades, mucho más que los testículos y la estructura del pene”, resalta.

Tipos de balanitis

Según los médicos existen varios tipo de balanitis. En el caso de la balanitis candidiásica está causada por un hongo (cándida); pero también puede ser provocada por bacterias o por virus como el herpes o el del papiloma humano.

Aunque afirman que la balanitis por bacterias puede deberse a dos tipos de gérmenes: balanitis por anaerobios: producen supuración maloliente y edema del glande. Y la balanitis por aerobios: los síntomas son muy variables dependiendo del agente causal, pueden generar desde un pequeño enrojecimiento del glande hasta la aparición de fisuras y edema en este.

“El glande es la proporción final del cuerpo del pene, es la parte más sensible y sobresaliente del miembro, por ende, está expuesta a cualquier tipo de enfermedades, mucho más que los testículos y la estructura del pene”,
ELIÉCER PÉREZ RIVERA,
PSICÓLOGO

En el caso de la balanitis por herpes, los síntomas varían. Cuando surge por primoinfección, tras un periodo de incubación de entre 2 y 14 días, aparecen úlceras que pasan a costras en unos diez días. Además, suele acompañarse de inflamación de los ganglios inguinales.

¿A quién le afecta?

La balanitis se puede contraer a cualquier edad y afecta al 15% de la población masculina mundial en todos los rangos de edad. Se calcula que también afecta a infantes. Uno de cada 20 niños menores de cinco años se ha visto afectado por la balanitis (irritación de la piel). Esto puede ocurrir porque, con esa edad, no siempre es posible retirar completamente el prepucio, lo que lleva a la acumulación de una secreción llamada esmegma que puede irritar la piel del infante.

Mientras que uno de cada diez hombres que acuden a un centro de salud sexual o de medicina genitourinaria padecen balanitis causada por una ITS.

Medidas de prevención

Las normas preventivas incluyen una buena higiene con la maniobra de retirar la piel del prepucio hacia atrás de forma habitual mientras se baña, el uso de preservativo en las relaciones sexuales, secar la zona luego de orinar y mantenerla seca o lavarse las manos antes y después de ir al servicio.

En cualquier caso los expertos aconsejan acudir a un especialista en caso de enrojecimiento del glande y el prepucio, hinchazón, ardor y picazón porque “cuando la infección en el glande o el prepucio no se trata a tiempo puede ocasionar lesiones premalignas; por lo que es necesario realizar una biopsia para descartar esta posibilidad, que aunque poco frecuente, se produce ya sea por falta de higiene, no acudir a consulta médica o porque se trata de lesiones que no ceden ante el tratamiento”, explica Manuel Díaz Soto al diario español ABC.

La mayoría de los casos de balanitis se controlan fácilmente mediante cremas o ungüentos, una buena higiene y evitando sustancias que irriten el pene, afirman los médicos.

La circuncisión masculina

La higiene personal es primordialArchivo | La Estrella de Panamá

La circuncisión es un ritual religioso o cultural para muchas familias judías e islámicas, así como para ciertas tribus aborígenes de África y Australia. Pero para occidente es asunto de higiene personal o cuidado preventivo de la salud. Médicos de la Clínica Mayo de Estados Unidos, afirman que a veces, existe una necesidad médica de realizar la circuncisión; por ejemplo, cuando el prepucio está demasiado apretado como para moverlo hacia atrás (retraerlo) sobre el glande , así como también para reducir el riesgo de contraer determinadas infecciones de transmisión sexual.

Antes de la circuncisión, el médico explicará los riesgos y beneficios del procedimiento. Tanto si estás planeando la circuncisión de tu hijo como la tuya, es probable que tengas que proporcionar el consentimiento por escrito para el procedimiento.

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría, AAP) afirma que los beneficios de la circuncisión superan los riesgos. Sin embargo, la AAP no recomienda la circuncisión de rutina para todos los niños recién nacidos. La AAP deja la decisión de la circuncisión a los padres y apoya la administración de anestésicos para los bebés que se sometan al procedimiento.