01 de Dic de 2022

Salud

El origen de la covid-19, un misterio sin resolver en medio de la crisis

Sin informes oficiales y con una nueva dirección, las investigaciones para conocer el origen del brote han llegado a un nuevo punto de partida tras una misión de la OMS en China

Entre cuatro teorías indicadas por los expertos, la hipótesis de que el nuevo coronavirus fue creado y expuesto en un laboratorio chino fue descartada.EFE

Tras casi un año desde que se proclamó el estado de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un nuevo cambio de dirección en cuanto a las investigaciones sobre el origen del SARS-CoV-2 se ha llevado a cabo desde la sede de la OMS. En una conferencia de prensa el pasado martes, el equipo de expertos de la organización que se desplazó a China hace varias semanas en la búsqueda del origen del virus, indicó que la teoría de que el virus “escapó de un laboratorio” en la ciudad de Wuhan en el país asiático, es ahora “altamente improbable”; por el contrario, este provendría de un animal.

Aunque no se ha comprobado que haya sido un murciélago o pangolín el que haya transmitido el virus, los expertos indicaron que estaban trabajando en otras hipótesis como: la propagación del virus a través de la contaminación de una cadena de frío de productos congelados en los mercados de China, donde se encontraron muestras del virus o la transmisión a través de animales salvajes e incluso, domésticos, que lo traspasaron a los humanos.

En cuanto a dichas teorías, la entidad sanitaria no ha descartado sus posibilidades.

Los expertos Peter Ben Embarek, director del equipo de la OMS enviado a Wuhan, y Marion Koopmans, viróloga y miembro de la expedición de la OMS en China, apuntaron que tras innumerables muestras de sangre y análisis de datos no había evidencia de que el nuevo coronavirus se hubiera propagado fuera de China antes del mes de diciembre de 2019.

Por parte del Gobierno chino, el doctor y epidemiólogo Liang Wannian anotó en la conferencia que “con los actuales datos no podemos concluir cómo llegó el virus al mercado de Wuhan”, pero podría seguirse la teoría de que el virus rondaba la ciudad, infectando a una persona y esta lo llevó al mercado de mariscos de Huanan donde se propagó rápidamente, según reportó el diario La Voz de Galicia.

Wannian también puntualizó que será necesario dar prioridad a las investigaciones de muestras animales de granja, y recordó durante su ponencia que en los últimos meses se han analizado más de 11 mil muestras de sangre de animales como cerdos, vacas, cabras, pollos y gansos procedentes de 31 provincias chinas y “en todos los casos el resultado de los test de covid ha sido negativo”, según recopiló el diario español.

“No ha cambiado nuestro entendimiento (sobre el nuevo coronavirus), pero definitivamente sabemos más sobre él”, señaló a BBC, Peter Ben Embarek, jefe de la misión de la OMS en China y especialista en zoonosis.

Los estudios en cuanto a los animales son solo el primer paso concreto para buscar una solución sobre la historia detrás de la covid-19, ya que los más de 14 expertos que llegaron a China a investigar el pasado 14 de enero, consideraron que se debe continuar la observación del mercado “mojado” en Huanan: “Al caminar por el mercado de Huanan, sientes la importancia histórica de este lugar y la compasión por los vendedores y (los miembros de) la comunidad que perdieron su manera de ganarse la vida por la covid”, manifestó en Twitter el zoólogo estadounidense y director de la ONG EcoHealth, Peter Daszak.

Pasos futuros

Si bien la investigación en el Instituto de Virología de Wuhan (IVW) fue con la misión de encontrar formas de prevenir pandemias futuras, los datos recopilados sobre el nuevo coronavirus y su fecha inicial de propagación siguen siendo un misterio que ni la doctora Shi Zengli, mundialmente elogiada por ser quien descubrió el virus del SARS en 2003 –causado por un coronavirus que provino de la transmisión de un murciélago en una cueva de Yunnan (sur de China)–, ha podido descifrar aún.

Desde 2003, la viróloga ha estado a la cabeza de diversos proyectos y estudios para obtener datos que permitan la prevención de futuros brotes del coronavirus que puedan resultar en pandemias más mortales que la actual. Sin embargo, la profesora Shi dio la bienvenida al equipo internacional de expertos a las instalaciones del IVW el pasado enero, haciendo frente a la resistencia del Gobierno chino que consideró la investigación “una posibilidad de echarle más la culpa por parte de un grupo de extranjeros”, según informó el corresponsal de BBC, Robert Grant, “China ya tiene su versión oficial de lo que ocurrió”.

La unión de la profesora Shi con Daszak en las investigaciones zoológicas destaca la posibilidad de una transmisión por parte de animales salvajes: “He visto evidencia sustancial de que estos son fenómenos que ocurren naturalmente impulsados por la invasión humana en el hábitat de la vida silvestre, que se ve claramente en el sudeste asiático”, instó Shi Zhengli.

Daszak, por su parte, anotó que los estudios serán focalizados en el mercado de Huanan y la OMS “observará esos grupos de casos, los contactos, de dónde provinieron los animales del mercado y verá a dónde nos lleva”.

“Nuestra investigación está orientada al futuro y es difícil de entender para los no profesionales. Frente a los innumerables microorganismos que existen en la naturaleza, los humanos somos muy pequeños”
SHI ZHENGLI,
VIRÓLOGA EN EL INSTITUTO DE VIROLOGÍA DE WUHAN.
Peter Ben Embarek, director del equipo de la OMS enviado a Wuhan.EFE

Un nexo

Entre otros datos recopilados por Zhengli que pueden dar paso a investigaciones más detalladas, se encontró el parentesco del SARS-CoV-2 con un virus hallado años antes: el RaTG13.

Este virus presenta una base de datos similar en su código genético con el nuevo coronavirus y es nombrado en base al murciélago del que fue extraído (Rhinolophus affinis, Ra), el lugar donde fue encontrado (Tongguan, TG), y el año en que fue identificado, 2013.

Con un 96,2% de similitud entre ambos virus, la viróloga Shi descartó la posibilidad de que el RaTG13 fuera manipulado y cambiado a SARS-CoV-2, sin embargo, la revista Nature Medicine destacó en un artículo publicado el pasado marzo que la covid-19 “hubiera ganado su eficiencia única a través de un período largo y no detectado de circulación en humanos o animales de un virus precursor natural y más leve que eventualmente evolucionó a la forma potente y mortal detectada por primera vez en Wuhan en 2019”.

Aún con este nuevo dato desenterrado de una investigación de 2013, el futuro de la prevención de una nueva pandemia –o la extensión de la actual– es difuso. El informe completo de la misión y los hallazgos no se esperan sino hasta dentro de algunas semanas, según informó el director general de la OMS, Tedros Adhanom, en una conferencia de prensa el pasado viernes desde la sede de la entidad, recopilada por el diario As: “Siempre hemos dicho que esta misión no encontraría todas las respuestas, pero ha añadido información importante que nos acerca a la comprensión de los orígenes del virus”.

“Ha logrado una mejor comprensión de los primeros días de la pandemia de covid-19 y ha identificado áreas para un mayor análisis e investigación”, dijo Adhanom, “y seguiremos trabajando para obtener la información que necesitamos para responder a las preguntas que aún quedan por contestar”.