30 de Nov de 2022

Tecnología

Uri Levine, cofundador de Waze: 'Debemos reducir el miedo al fracaso a emprender en Latinoamérica'

El empresario israelí cree que Latinoamérica es un escenario de posibilidades para las 'startup'. Está convencido de que vencer el miedo al ensayo y error en nuestra cultura, es la columna vertebral del ecosistema de emprendimiento

Uri levine, cofundador de Waze, la mayor aplicación de tránsito automotor a nivel internacional adquirida por Google en 2013, conversa con Espacio Gente sobre el rostro más humano del emprendimiento. El empresario, que busca generar valor mediante los servicios de empresas emergentes e ideas de negocio que ha diseñado para el sector tecnológico, confiesa que el camino del éxito para una startup está marcado por aciertos y desaciertos, y asegura que los incentivos para atraer la inversión extranjera a Latinoamérica son necesarios en el impulso de las oportunidades hacia este mercado.

 “¿Cómo logra una compañía dilucidar la manera de encajar en el mercado y mantener una propuesta de valor? Pues para llegar allí, hay un largo camino para todas las empresas; le tomó cinco años y medio a Waze, cinco años a Google, cinco a Microsoft, diez años a Netflix, y cada una de ellas estuvo en una retadora montaña rusa de intentos y fracasos”, dice.

Recientemente,  la multinacional KIO Networks llevó a cabo el primer foro virtual 'Think & Transform', en el que reunieron a tomadores de decisión, líderes y personalidades de distintos sectores a nivel mundial para reflexionar sobre la transformación y el camino que las empresas han enfrentado tras la aceleración digital. En este se dieron cita Levine y Adam Greenfield, autor de Radical Technologies.

Durante su ponencia Levine aseguró que “el nuevo mercado disruptivo es más grande y el pensamiento de las nuevas organizaciones debe residir en que la oportunidad es mayor que las amenazas: todas las organizaciones del mundo deben preguntarse una o dos veces al año: 1. ¿Qué me hará irrelevante? 2. ¿Qué activos tenemos y podría usar diferente? Estos cuestionamientos guían decisiones para cambiar o invertir en nuevos modelos de negocios”.

Me gustaría iniciar conversando sobre los inicios de Waze y acerca de cómo se transformó hasta convertirse en lo que hoy conocemos.

Waze empezó porque odiaba los atascos del tráfico (risas). Cuando me encuentro en situaciones que no me agradan o que son frustrantes, pienso en si puedo o no cambiarlas. Llegó el momento en el que me encontraba con la familia, al norte de Israel, para pasar el fin de semana, y debíamos manejar de regreso a casa, pero antes traté de entender cuál era la mejor ruta para regresar, con algunos familiares, y decidí llamarles para conocer el tráfico en sus rutas y basado en eso, saber cuál era el mejor trayecto de vuelta; y me dije: 'Espera un momento, lo que necesitas es alguien que te dirija durante la ruta, eso es todo; y que ese alguien sepa lo que es mejor para mí'. Así que en 2007 conocí a los cofundadores que me permitieron mirar cómo creamos un mapa en la medida en la que conduces y no solo la información acerca del tráfico; así que iniciamos en 2007 y solo aumentamos nuestro capital en 2008 y lanzamos el producto en Israel en 2009; en ese año todavía estaba operando el teléfono Nokia y en 2007 la primera versión funcionaba con un PDA (personal digital assistant), ¿recuerdas? Hace mucho, mucho, tiempo había dinosaurios, luego los PDA, y luego teléfonos Nokia y ahora todos tenemos un Iphone o un Android (risas); así que así de rápido están cambiando las cosas. Lanzamos el producto localmente en 2010 y al principio no fue lo suficientemente bueno, pero luego, escuchando a los conductores y mejorando hacia otras versiones, una tras otra... logramos que fuera lo suficientemente buena para 2011. De ahí en adelante fue más sencillo hacerla exitosa, porque si es lo suficientemente buena, añade valor, y todos sufren en el tráfico lo que te pone en una muy buena posición al resolver un gran problema y tener una frecuencia elevada de usuarios; así que en 2013 Google nos propuso la adquisición.

¿Qué cambió en 2013 con la compra de Google?

Al principio nada, Waze seguía siendo Waze y Google seguía siendo Google. Con el tiempo, Waze dejó de ser una startup y seguía haciendo un excelente trabajo. Algunos se fueron porque ya no era el mismo ADN de una startup, pero aún es Waze.

Has dicho en algunas conferencias que la travesía de una 'startup' es como una montaña rusa, con subidas y bajadas en las que un día puedes estar en la cima y al otro llorando. ¿Qué crees que ha cambiado en el ecosistema del emprendimiento?

Realmente nada; una startup es un viaje en montaña rusa y es también una travesía de fallas; y es algo que no sabes antes de iniciar, y cuando lo haces te das cuenta de que es mucho más complejo de lo que pensabas. Tienes una idea y decides: 'Ok, voy a construirlo', y lo construyes pero no funciona, y tratas con la siguiente versión porque tienes la convicción de que va a funcionar, una y otra vez, iteración tras iteración. En algunas compañías ya saben cómo hacer encajar los productos en el mercado según lo que están produciendo, pero en el caso de las empresas emergentes, la parte más importante de la travesía es determinar cómo hacer encajar el producto en el mercado, y si no lo haces, morirás. Lograr un producto adecuado para el mercado significa que creas valor para los clientes y los usuarios, y esto es medible cuando ellos regresan y cuando la retención es alta. Podemos pensar en muchas compañías que han dicho: 'Espera un momento, esto no ha pasado de moda'; y si te dijera que pensaras en todas las aplicaciones que utilizas a diario como WhatsApp, Waze, o Uber, Google, la que sea y en cuál es la diferencia entre estas con respecto a hoy y hace un tiempo, pues verías que ninguna, porque seguimos buscando en Google hoy día tal y como lo hicimos por primera vez en nuestra vida. Así que, ¿cómo logra una compañía dilucidar la manera de encajar en el mercado y mantener una propuesta de valor? Pues para llegar allí, hay un largo camino para todas las empresas; le tomó cinco años y medio a Waze, cinco años a Google, cinco a Microsoft, diez años a Netflix, y cada una de ellas estuvo en una retadora montaña rusa de intentos y fracasos, en un proceso retador para encajar en el mercado hasta que estás en el camino del éxito, de lo contrario, mueres.

Uri, también has dicho que los emprendedores deben “enamorarse del problema y no de la solución”, ¿por qué?

Porque es más sencillo crear valor de esta manera; si resuelves un problema generas valor, para quienes en efecto tienen el problema, y es el camino más sencillo para lograrlo. Si hay un problema y lo solucionas, generas valor. Por eso le digo a las personas que esto es una travesía retadora, es duro, es una montaña rusa, es doloroso, es todo... así que tienes que enamorarte del problema de tal manera que sigas adelante, aunque no sea fácil; la perseverancia, en ese sentido, es lo fascinante.

Uri Levine, cofundador de Waze: 'Debemos reducir el miedo al fracaso a emprender en Latinoamérica'
Con una amplia lista de compañías emergentes fundadas, la mente cocreadora de Waze impulsa la creatividad de los nuevos emprendedores alrededor del mundo.Cedida

¿Cuál ha sido el comportamiento de los usuarios de Waze durante la pandemia?

El comportamiento de los usuarios ha sido diferente, sin embargo, lo que sí hemos visto es que cada vez más personas prefieren conducir su propio auto. Obviamente con el confinamiento hubo un descenso dramático del tráfico y vimos los días más hermosos del año sin polución, sin nadie afuera, días perfectos. Pero una vez que culmina el confinamiento, resulta que el tráfico es más severo de lo que era anteriormente y la razón es que algunas personas temen utilizar el transporte público y por ende, usan sus propios autos y así crean tráfico.

¿De qué manera han engranado el trabajo con el sector público para aprovechar la data de Waze, en países como México, por ejemplo?

Cuando iniciamos Waze, creíamos que el modelo de negocio que teníamos era vender información acerca del tráfico a todos los que pagaran por ello; con el tiempo cambiamos esto a un modelo de publicidad y en los años recientes Waze comenzó a proveer datos a las municipalidades. Pero la mayor proveedora de datos actualmente es Moovit, que es Waze para el transporte público, y el modelo, desde el principio, fue proveer datos para el sector público, para operadores del transporte público, para los planeadores del transporte y de las ciudades que realmente emplean los datos para optimizar el servicio. Yo diría que si tomas los datos y los usas correctamente, reduces el problema del tráfico en un 20%. Así que cada ciudad del mundo debería estar haciendo esto, ya que por sí mismas no solventarán la problemática del tráfico; sin embargo, aunque lo reduzcas dramáticamente, en unos años el tráfico volverá a donde estaba inicialmente.

Con respecto a Waze, ¿qué cosas han mejorado en los últimos 10 años con la 'app'?

La realidad es que hay más atascos en el tráfico de los que hubo anteriormente y esto está relacionado con dos factores: uno de ellos no tiene que ver con Waze, sino con que hay más autos en la carretera y a final del día, simplemente no tenemos lo suficiente para hacer frente a todo el tráfico. Por otra parte, y asumo cierta responsabilidad en ello, es que hay mucha gente que me ha dicho que Waze los ha empoderado para conducir y se sienten lo suficientemente confiados. Así que, en ese sentido diría con orgullo que el valor de Waze trasciende el tráfico y empodera a las personas.

En una entrevista con Forbes decías que Latinoamérica experimenta un momento importante en cuanto a negocios de tecnología, ¿qué oportunidades identificas en la región?

Todo; al final del día si piensas que el ecosistema de emprendimiento de muchas startup inicia en el mercado de Estados Unidos, que es un mercado muy amplio, y que cuando se hacen exitosas buscan el mercado europeo o chino, entonces el mercado latinoamericano es el que se va quedando atrás y eso crea grandes oportunidades para los emprendedores locales. Si puedes construir algo en Latinoamérica hay mucho potencial de crecimiento. Desde mi perspectiva, este es el mejor mercado del mundo.

¿Cuáles son las claves para quienes desean dar un paso hacia adelante y convertirse en empresas unicornio?

Al final del día, la fórmula es bastante simple: determina cómo encajar en el mercado, luego plantea el modelo de negocio y posteriormente la ruta; eso implica unas fases, así que hay que iniciar con el ajuste del producto al mercado, enfocarse en ello, y luego, sea lo que sea que decidas en el camino, mantener el foco en el próximo paso y si logras estos tres, te convertirás en un unicornio, eso es todo.

Sabemos que Softbank Group, General Atlantic y Sequoia Capital son algunos de los mayores inversionistas de capital en la región. ¿Cuáles han sido los diferenciadores en las 'startup' de Latinoamérica para atraer a estos grandes?

En general diría que algunos países generan incentivos para las compañías en Latinoamérica y otros no. Si inviertes en mi startup en Tel Aviv, no pagas impuestos... no pagas impuestos en Israel. Si invierto en tu startup en Panamá, ocurre lo mismo, pero si invierto en Brasil y la empresa es exitosa, debo pagar impuestos en Brasil. El resultado es que el ecosistema se fractura y al final del día en el ámbito del emprendimiento hay dos elementos críticos que son, número uno, los emprendedores, y número dos, los inversionistas, y hay que lidiar con ambos, porque no hay suficientes emprendedores. En general, en la cultura de Latinoamérica hay temor a fallar. Y si temes fallar, no lo intentarás y tampoco tendrás éxito. Lo que debemos hacer si queremos cambiar esto es reducir el miedo al fracaso e incrementar las oportunidades tanto para los emprendedores como para los inversionistas. Parte de lo que debemos hacer es tu rol, por ejemplo, como representante de un medio de comunicación en este diálogo y promover a los emprendedores al decir que son héroes porque realmente tratan de cambiar al mundo; mira todos los cambios que han ocurrido en los últimos 10, 15 años, todos promovidos por emprendedores; a veces olvidamos esto; cuando pensamos en Bill Gates, pensamos que es el hombre más rico del planeta, ya no, pero solía serlo, y miramos su fortuna pero no la revolución que llevó a cabo como emprendedor; fue hace mucho tiempo, pero creó cambios, así como Steve Jobs, como Larry y Sergey de Google, lo mismo para Amazon y todas estas compañías únicas que cambian el mundo; fueron emprendedores al inicio.

¿Será, quizá, más un cambio de mentalidad?

Sí, lo es. Se trata de coraje, de perseverancia. Cuando inicias tu viaje y le dices a alguien lo que harás, la primera reacción es siempre la misma: piensan que no funcionará, porque la gente le tiene miedo a los cambios, y cuando llegas con la idea de un cambio que podría ser dramático, ellos te dirán que no funcionará.