Temas Especiales

28 de Sep de 2020

Deportes

Abuela busca la corona mundial

PANAMÁ. La púgil istmeña Migdalia Asprilla se encontraba ayer lanzando golpes en el gimnasio Pedro ‘Rockero’ Alcázar de Curundú, era otr...

PANAMÁ. La púgil istmeña Migdalia Asprilla se encontraba ayer lanzando golpes en el gimnasio Pedro ‘Rockero’ Alcázar de Curundú, era otro día más de su preparación para el combate del próximo 14 de julio ante la argentina Alejandra ‘La Locomotora’ Oliveras, campeona mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo.

Asprilla sabe que ahora el boxeo le brinda una oportunidad para coronarse campeona mundial a sus 37 años de edad, con cinco hijos y una nieta.

‘Cada día me despierto pensando en esa oportunidad, pensando en mis hijos y mi nieto quienes son mi inspiración para yo ganar ese combate y traer esa corona de Argentina’, reveló con tono de confianza Asprilla.

La oriunda de Torrijos Carter reconoce que la carrera del boxeo femenino está llenos de obstáculos y por ello no piensa dejar escapara la oportunidad que hoy se le presenta.

‘Cuando inicie, el boxeo femenino no tenía el respaldo que tiene hoy, por eso decidí retirarme y ahora tengo esta gran oportunidad que no pienso desaprovechar’, reveló.

Por sus venas corre el boxeo, pues es hija del desaparecido boxeador aficionado José Asprilla y hermana del exboxeador Francisco Asprilla.

‘Yo nunca estuve en el boxeo aficionado, solo veía a mi padre entrenar y a mi hermano. Un día se presentó la oportunidad de pelear y lo hice, solo tenía los conocimientos que veía de mis familiares en el gimnasio y gané mi primera pelea por nocaut’, recordó la púgil.

Eusaquia Rivas, madre de la boxeadora es parte de su inspiración, pese a que no le gusta verla lanzar golpes.

‘Mi familia siempre me apoya, a mi madre no le gusta el boxeo pero siempre me apoya’, contó Asprilla. ‘Mi padre me dijo que yo era una estrella, esas palabras siempre las recuerdo y Dios primero lograré coronarme’.

Pero combinar los entrenamientos con los quehaceres del hogar es una batalla fuera del ensogado, más si se trata de una madre soltera.

‘Es una tarea difícil, me levanto a las 4:00 a.m. para correr, luego regreso a casa a las 7:00 a.m. para alistar a mis hijos para el colegio, descanso dos horas y salgo para el gimnasio a las 9:00 a.m. regreso a casa a cocinar el almuerzo y finalmente ayudar a mis hijos con sus tareas’, relató la madre de los hijos de 22, 17, 15, 11 y 4 años de edad.

Migdalia realizó su primer combate en 1997, luego se retiró en 1999 y retornó a los tinglados en mayo del 2011. Pero no sin antes librar una batalla con el peso.

‘Cuando regresé en 2011 tenía sobre peso, pesaba 215 libras y logré rebajar a las 155 en seis meses, hice un esfuerzo grande para esa pelea’, recordó.

En aquel combate de retorno Asprilla se midió ante Maryorie Espinoza y perdió por decisión en un polémico fallo.