Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Deportes

Atletas y política: ¿agua y aceite?

PANAMÁ. En su afán de convencer al electorado panameño, las campañas de algunos de los candidatos presidenciales se han enfocado en util...

PANAMÁ. En su afán de convencer al electorado panameño, las campañas de algunos de los candidatos presidenciales se han enfocado en utilizar la imagen de destacados deportistas nacionales.

En los últimos meses, la campaña del candidato opositor del PRD, Juan Carlos Navarro, ha divulgado anuncios pagados en los que su candidatura recibe el respaldo de algunos jugadores de la selección nacional de fútbol, entre ellos Luis Tejada, Jaime Penedo y Blas Pérez.

Algo similar está haciendo el equipo de campaña del candidato oficialista José Domingo Arias, quien ha utilizado la imagen del boxeador Celestino Caballero y del nadador olímpico Edgar Crespo para promover su candidatura.

POLÉMICA

Cuando Penedo, Tejada, Pérez y Caballero aparecieron en las propagandas, nadie se alarmó, porque se trataba de atletas de un nivel profesional, que bien podrían estar cobrando por su imagen.

Pero la polémica comenzó a surgir cuando la campaña de Arias divulgó una cuña en la que recibe el respaldo del nadador Crespo.

Crespo es uno de los deportistas nacionales de más alto nivel, y recibe alrededor de 3 mil dólares mensuales como parte del programa de ‘‘excelencia deportiva’’ que impulsa Pandeportes y que tiene como objetivo la preparación de los atletas con miras a su participación en el ciclo olímpico y los Juegos Olímpicos.

Es el único atleta que ha ganado medallas de oro de forma consecutiva, en los Juegos Centroamericanos celebrados el año pasado en San José, Costa Rica, y luego, en los Juegos Bolivarianos realizados en Trujillo, Perú.

Además, obtuvo dos medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, Puerto Rico 2010, y ha participado en dos Juegos Olímpicos.

¿Es conveniente que atletas olímpicos que reciben apoyo del Estado participen en promociones políticas?

Camilo Amado, presidente del Comité Olímpico de Panamá (COP), fue claro al manifestar que prefiere que los atletas se mantengan al margen de los temas que tengan que ver con la política.

‘No estoy seguro si existe alguna norma internacional olímpica que lo prohíba, pero yo creo que nuestros atletas, y más los que reciben un aporte del Estado, no deben participar en promociones políticas, sea cual sea el candidato o la agrupación política’, señaló el máximo líder del COP.

‘El caso de los atletas profesionales, es diferente al de los atletas olímpicos’, señaló el presidente del COP.

La Estrella trató de conocer el punto de vista del atleta, pero se encuentra en Estados Unidos.

OPINIONES ENCONTRADAS

La Carta Olímpica, que es la lista de reglas para la organización de los Juegos Olímpicos, y para regular el Movimiento Olímpico, establece en el reglamento número 50 que ‘no está permitida ningún tipo de manifestación o propaganda política religiosa o racial en las sedes olímpicas u otras áreas’.

El año pasado, el Comité Olímpico Internacional (COI) envió una carta a los atletas para recordarles que no está permitido hacer manifestaciones políticas o protestas, incluidas aquellas contra las leyes rusas que prohíben la ‘propaganda gay’ durante los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán el próximo mes de febrero en la localidad rusa de Sochi.

A juicio del periodista y columnista Bienvenido Brown, el COP debe estar muy atento a este tema, sobre todo con los atletas que pretenden representar a Panamá en juegos regionales, pues pudieran estar incurriendo en una clara violación a la norma 50 de la Carta Olímpica.

Brown, experto en temas olímpicos, asegura que no recuerda haber visto antes que se haya utilizado a un atleta federado para promover la figura de un candidato presidencial.

‘Hay que tener mucho cuidado, porque hoy fue Crespo y mañana pueden ser otros atletas. Creo que el presidente del COP debe llamarle la atención a los atletas sobre este tema’, advierte Brown

Sin embargo, el exdirector de Pandeportes Ramón Cardoze no cree que sea un pecado que un atleta manifieste su apoyo a un candidado o partido político.

‘Es un tema personal del atleta, dentro de su convicción política, y no veo nada malo en eso’, sostuvo.

Sin embargo, Cardoze señaló que sí puede haber un delito electoral si la propaganda se realiza en instalaciones deportivas estatales.

‘Es claro que la cuña fue realizada en una piscina. Falta ver si es una piscina estatal o privada’, manifestó Cardoze.

Por su parte, el presidente de la Federación Panameña de Natación, Carlos Castillo, dijo no estar de acuerdo con que se utilice a los atletas para campañas políticas, pero dejó claro que comprende también la posición de los deportistas.

‘Yo no lo voy a criticar, porque sería reventar la cuerda por el lado más delgado. Los futbolistas también lo han hecho y nadie los critica’, acotó Castillo.