La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Béisbol

Daniel Espino trasciende en Grandes Ligas

El lanzador panameño cuenta cómo nace su amor por el béisbol, comparte sus vivencias y detalla cómo ha sido el aprendizaje en su nueva etapa profesional

Daniel Espino trasciende en Grandes LigasRoberto Barrios| La Estrella de Panamá

El deporte tiene el poder traspasar fronteras, de inspirar y cambiar vidas. Esta la historia del panameño Daniel Espino (Panamá, 2001) quien fue seleccionado por los Indios de Cleveland en la primera ronda, con la selección general número 24, del draft de la MLB 2019. Hizo su debut profesional con los Indios de la Liga de Arizona. Después de lanzar a una efectividad de 1.98 en seis aperturas, fue promovido a los Scrappers de Mahoning Valley. En una entrevista con La Estrella de Panamá el joven lanzador comparte sus inicios en el deporte y habla de su experiencia en Grandes Ligas.

¿Quién es Daniel Espino?

El béisbol es un deporte que amo desde los 3 años, siempre ha formado parte de mí. Cuando tenía 10 años viajé a Miami, Estados Unidos a vivir con mi tío porque quería seguir mi sueño de ser Grandes Ligas y en ese momento lo veía como una meta difícil de alcanzar. Luego regrese a Panamá y el panorama se tornó distinto, a tal punto que estuve un año sin jugar debido a que aquí no se efectúan tantas ligas. A los 15 años tuve la oportunidad de ir a la Academia Premier de Georgia en Statesboro, Georgia. A los 18 años fui seleccionado por los Indios de Cleveland en la primera ronda, con la selección general número 24, del draft de la MLB 2019.

¿Cómo es tu adiestramiento?

Soy metódico, trato de mantener mi rutina al pie de la letra y prácticamente los juegos son en la noche. Me despierto temprano y me dirijo al estadio. Durante el camino trato de comer algo, posteriormente me quedó hasta las 11:00p.m. y luego me voy a casa a descansar.

¿Cómo calificas tu evolución?

Ha sido buena. Lo más importante este año era aprender. La organización ha manifestado su agrado por mi desempeño. Ahora solo queda seguir trabajando.

¿Cómo ha sido tu experiencia jugando en Grandes Ligas?

Muchas veces se piensa que es diferente, pero no es así. Allá se poncha con tres out y tres strikes, lo único que cambia es el ritmo de juego porque es más rápido y tiene más competitividad.

De todos tus lanzamientos, ¿cuál es el que más dominas?

En realidad todos, pero hay algunos que debo mejorar como el cambio, sin embargo la recta, el slider y la curva son mis tres pitcheos más fuertes.

Actualmente, ¿en cuántas millas lanzas?

Entre 98 y 97 millas.

¿Cuál consideras que es tu mayor cualidad?

Primero ser un buen compañero. Dentro del terreno claro que se puede resaltar el talento, pero una vez que culmina el partido es allí donde se hace la diferencia.

¿Cuál ha sido tu mayor desafío?

Se torna difícil estar lejos de mí familia. Cuando atravieso por circunstancias tristes lo que más extraño es un abrazo de ellos.

¿Qué añoras de nuestro suelo patrio?

La comida (risas). Cuando llegó a casa mi papá cocina arroz con puerco que por cierto es muy delicioso. También los sabores de los platillos de mi abuela.

¿Quién es tu ídolo?

Mariano Rivera por muchas razones, no solo por lo que hizo dentro del terreno. Lo admiró profesional y personalmente. Sus hazañas son memorables.

¿Qué opinas de la inducción de Mariano al Salón de la Fama?

Su entrada al Salón de Fama fue muy merecida, él supo manejarse dentro y fuera del campo de juego.

¿Cómo ves el panorama del béisbol local?

Muy poco veo el béisbol nacional y las ocasiones que lo he visto se denota el talento panameño.

¿Qué propuesta realizarías para mejorar esta disciplina?

Propondría que se desarrollen más ligas para que no se juegue pocas veces año. Considero que esto puede elevar el nivel de competitividad en el país.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Por ahora, trabajar mi cuerpo para mantener las condiciones y continuar perfeccionando mi técnica de lanzamiento.

¿Qué mensaje le das a los jóvenes que siguen tus pasos?

Les aconsejo que crean en sí mismos, que continúen soñando y sean disciplinados. Esa es la llave para seguir adelante y ser exitoso.