Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Béisbol

Una inolvidable década de Series Mundiales

La próxima semana culmina una década más y aprovechamos el momento para dar un repaso al evento cumbre del béisbol, la Serie Mundial, desde el 2011 al 2019. Momentos para nunca olvidar

2016. Cachorros sobre Indios, 4-3. No hay mucho que explicar aquí. Primero, dos franquicias con décadas y décadas esperando por ganar la Serie Mundial. Segundo, el mejor juego fue el Juego 7, que además incluyó un retraso por lluvia y un discurso inspirador. Pero por sobre todas las cosas, en esta fue que los Cachorros de Chicago ganaron la Serie Mundial. Por momentos imborrables que haya habido en esta década, es muy posible que el único que vaya a recordarse dentro de 50 años sea este. Sigue siendo algo increíble.

Cada Serie Mundial es maravillosa, incluso las que domina un club de principio a fin, las barridas, o aquellas del pasado de las que no recuerdas cada detalle. La Serie Mundial es algo que dura para siempre, aunque pierda tu equipo. La Serie Mundial es una cosa que no se olvida.

2011. Cardenales sobre Rangers, 4-3. El jonrón de oro de David Freese en el Juego 6 fue la jugada histórica, pero en nuestro caso, el momento más grande de aquel realmente épico encuentro fue el triple de Freese enel cierre del noveno. Tenía dos strikes, contra el dominante dominicano Neftali Féliz (al menos en aquel momento) y el asunto parecía ya sentenciado. Pero luego Freese bateó aquella pelota sobre la cabeza del dominicano Nelson Cruz y el Busch Stadium jamás hizo tanto ruido.

El béisbol ha cambiado mucho durante la última década, pero de cierta forma, la Serie Mundial se ha mantenido igual. Se juega al mejor de siete juegos, toma toda la última semana de octubre y es capaz de hacerte dormir mal o muy bien por varios días. Sigue siendo el más grande honor que hay en el béisbol.

2017. Astros sobre Dodgers, 4-3. Después del Juego 5, esta parecía no sólo la mejor Serie Mundial de la historia, sino la mejor Serie Mundial que alguien podría imaginar. Tuvimos la joya de Clayton Kershaw en el Juego 1, las remontadas del noveno inning en el Juego 2, aquel Juego 3 que llegó empatado hasta el noveno acto y luego aquella electrizante montaña rusa del Juego 5 que ganaron los Astros con un hit de oro en el cierre del décimo. La única decepción es que los Juegos 6 y 7 no fueron igual de dramáticos.

Así que pensando en eso, le vamos a dar un vistazo a las mejores Series Mundiales de esta última década, esas que van a perdurar en la memoria, empezando con la más inolvidable.

2019. Nacionales sobre Astros, 4-3. ¿Recuerdan cuando los Nacionales parecían liquidados? Abajo 3-2, de vuelta a aquel fortín que era Houston, habiendo desperdiciado un arranque de 2-0 en la serie, y contra uno de los mejores equipos de la historia reciente. Y todo lucía negro para ellos en el mismo Juego 7 hasta que un histórico rally acabó con la ventaja de los Astros y le dio a los Nacionales su primera Serie Mundial. Qué década ha sido esta cuando de la Serie Mundial se trata.
2014. Gigantes sobre Reales, 4-3. Vamos a debatir por siempre si los Reales han debido mandar al plato a Alex Gordon en el cierre del noveno “inning” del Juego 7, cuando el “outfield” de los Gigantes casi convierte un sencillo con dos “outs” en un jonrón de Pequeñas Ligas. Parece obvio que iba a ser out por una milla, pero en la Serie Mundial pasan cosas locas. Fue aquí que se consumó la leyenda de Madison Bumgarner, quien vino desde el “bullpen” para retirar a 14 bateadores en fila y mandar a los fanáticos de los Reales cabizbajos a su casa.
2013. Medias Rojas sobre Cardenales, 4-2. Una de sólo cinco Series Mundiales de esta década que fue a seis juegos, ésta siempre será recordada con la serie “Boston Strong”, aquella en la que los Medias Rojas elevaron a una ciudad que todavía estaba sacudida por el bombardeo del Maratón de Boston. Esta también fue la serie en la que el dominicano David Ortiz se convirtió en Babe Ruth, bateando .688 contra San Luis (de 16-11) con dos jonrones, ocho boletos y un ponche.
2015. Reales sobre Mets, 4-1. Quizás si Matt Harvey no hubiese convencido a Terry Collins de dejarlo para el noveno “inning” del Juego 5 en Citi Field, esta serie hubiese terminado más arriba en esta lista. (Porque quizás el dominicano Jeurys Familia no abre el “inning” dando boleto y recibiendo un doble. Pero quién sabe, quizás sí). Lo cierto es que los Mets no pudieron mandar la serie de vuelta a Kansas City, pues los Reales empataron la pizarra en la alta del noveno y luego lo ganaron anotando cinco en el 12do para asegurar su primera Serie Mundial en 30 años.
2010. Gigantes sobre Rangers, 4-1. En el 2010, todo lo que sabíamos era que los Gigantes jamás habían ganado la Serie Mundial desde que se mudaron a San Francisco para la temporada de 1958. Pero este equipo, guiados por el novato Buster Posey, el carismático venezolano Pablo Sandoval, aquel formidable cuarteto de Tim Lincecum, Matt Cain, Bumgarner y Barry Zito y el barbudo Brian Wilson cerrando los juegos, les dio una corona. El colombiano Rentería ganó el JMV de la Serie Mundial con bateó de .412 y un par de jonrones.
2018. Medias Rojas sobre Dodgers, 4-1. Puede que estos Medias Rojas hayan tenido el mejor equipo entre los cuatro que ganaron la Serie Mundial desde 2004 (2004, 2007, 2013 y 2018), con un total de 108 triunfos y aplastando a sus rivales en octubre, incluyendo la primera serie en octubre ante los Yankees desde el 2004. Es muy posible que estos Medias Rojas del 2018 hayan sido el equipo de la década. Y aun así, a pesar de todas las estrellas que tenían, fue Pearce, con sus tres jonrones en la serie, quien se llevó el JMV.
2012. Gigantes sobre Tigres, 4-0. Este ha podido ser el cierre perfecto de temporada para Miguel Cabrera, quien ganó la Triple Corona ese año. Y todo parecía cuadrado para Detroit, con Justin Verlander ante un Barry Zito en las postrimerías de su carrera en el Juego 1. Pero los Tigres nunca dieron mucha pelea en esta serie, perdiendo 8-3 el Juego 1 detrás de los tres jonrones de Sandoval, quien se unió a Babe Ruth, Reggie Jackson y Albert Pujols como los únicos jugadores con tres bambinazos en un duelo de Serie Mundial.