La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Boxeo

Ward vence a Kovalev con polémico trabajo de Weeks

El estadounidense abusó de los golpes bajos con plena complicidad del tercer hombre del ring

Ward superó a Kovalev, teniendo a Tony Weeks como un socio inesperado.

Andre Ward le volvió a ganar a Sergey Kovalev; y esta vez los jueces no dieron una decisión polémica.

Sin embargo la actuación del árbitro Tony Weeks quedará marcada como una de las más descaradas y parcializadas de la historia del boxeo del Siglo XXI.

PELEA PARA LA POLÉMICA

El pleito en Las Vegas dejó algunas sensaciones muy poco agradables.

31-0

con 16 victorias por la vía rápida es el nuevo récord para Andre Ward, reteniendo la corona mundial del peso semi pesado.

2

derrotas, ambas ante Ward, registra ahora Kovalev en su palmarés. Tendrá que pensar acerca de lo que será el futuro de su carrera.

Weeks pareció no tener ninguna compasión con el boxeador ruso, pues le permitió golpes bajos a Ward, sin siquiera llamarle la atención, restarle puntos o siquiera pedirle que subiera los golpes arriba del cinturón.

Sencillamente, Weeks se hizo el loco, pues bajo ningún concepto es perdonable la forma como increpaba a Kovalev cada vez que Ward le conectaba un golpe bajo.

‘A pelear', le gritaba el tercer hombre al ruso, quien se quejaba de los repetidos golpes prohibidos que le propinaba su contrario.

El pleito de revancha celebrado el sábado último en Las Vegas, Estados Unidos, estaba revestido por la antipatía manifiesta entre Ward y Kovalev, quien se sentía despojado de un legítimo triunfo en el pleito que sostuvieron ambos en noviembre del año pasado.

LA PELEA

El ruso comenzó con fuerza, imponiendo su envergadura física sobre el estadounidense, que si bien trabajó en su mejor forma (amarrando e impidiendo un despliegue mayor de su contrario), se vio algo cansado en el quinto asalto, cuando Kovalev se le vino encima.

Las cosas comenzaron a tomar otro rumbo a partir del sexto asalto, cuando Ward inició su castigo genital.

Entretanto, el árbitro Weeks entraba en la escena; el primer golpe bajo lo apreció y dio solo un minuto al ruso para volver a la contienda.

Los siguientes pasaron inadvertidos a sus ojos, pero las constantes repeticiones de las cadenas que transmitieron el combate daban cuenta de la forma como Ward conectaba bajo el cinturón de Kovalev, con la plena complicidad del tercero a bordo.

Para el octavo asalto, el europeo lucía cansado y Ward apuraba las acciones.

Un golpe sobre el rostro de Kovalev lo llevó contra las cuerdas y luego tres puñetazos consecutivos claramente bajos de Ward le dieron el pie a Weeks para detener la pelea, cuyo resultado habría sido el mismo, pero sin dudas, se vio acelerado por la forma en que el árbitro se vio muy parcial en favor del local.

LO QUE SIGUE

Para Andre Ward, el futuro luce prometedor, aunque con un solo rival en el horizonte: Adonis Stevenson.

En cambio, Kovalev parece tocar fondo. El estadounidense desnudó sus carencias ofensivas y defensivas.

Mientras Ward aún tiene cosas por hacer, a Kovalev le toca la puerta de salida de manera anticipada.

Lo que sí dejó esta pelea fue la sensación de que hubo un protagonista adicional, Tony Weeks, y su parcial actuación en favor de Ward.