Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Fútbol

Sufrido triunfo del Atlético de Madrid

Al igual que el año pasado, la Liga sigue siendo asunto de tres equipos. El Real Madrid sigue en la cima, seguido por el Barsa y el Atlético

Sufrido triunfo del Atlético de Madrid
El delantero del Atlético de Madrid Antoine Griezmann celebra el gol del triunfo.

Los franceses Kevin Gameiro, como pasador, y Antoine Griezmann, como goleador, solventaron ayer un triunfo por insistencia del Atlético de Madrid (1-0) contra el muro resistente que planteó el Deportivo de La Coruña, en inferioridad numérica toda la segunda parte y sólo doblegado en el minuto 70.

Hasta ahí aguantó el conjunto coruñés, con un hombre menos por la expulsión por doble amarilla de Fayçal Fajr en la última jugada del primer tiempo, y hasta ahí no respiró el equipo

DATOS RELEVANTES

Real Madrid es líder con 14 puntos, seguido del Barcelona con 13.

12

Atlético Madrid está en el tercer lugar empatado con el Villarreal, Villarreal, y el Athletic, todos con 12 puntos.

rojiblanco, primero apagado por el ejercicio defensivo rival, después frustrado por un sensacional German Lux y finalmente aliviado con el merecido 1-0 y una victoria que le acerca a dos puntos del liderato de la tabla. Así dribló el Atlético una tarde problemática.

Primero por el rival, un Deportivo ajustado tácticamente, que al principio manejó ratos de presión alta a la salida de balón rojiblanca, un incordio para el conjunto local, y después mucho repliegue, un enredo para el equipo madrileño el primer acto, sin vías para abordar el gol.

Mposible por el medio, forzado a las bandas, siempre con más de un jugador rival al acecho, en el sistema de ayudas que planteó Gaizka Garitano, y contenido al principio cada vez que proponía ataque a unos metros del área contraria, al Atlético le costó de inicio un mundo irrumpir en el área con la pelota bajo su control. En 20 minutos, ni una sola ocasión; cinco después, en un arrebato incontrolable para su rival, cuatro oportunidades.

Un tiro cruzado del francés Antoine Griezmann, otro del argentino Nico Gaitán, una acción del brasileño Filipe Luis y una más de José María Giménez.

Una demostración de ambición, pero sin gol, sin apenas desborde.

Por entonces, el Atlético ya había perdido al argentino Augusto Fernández, fuera del partido por una lesión de rodilla. Después, superada la media hora, se quedó sin Giménez, con un tirón muscular.

Los dos, lesionados en acciones del juego, sin golpe rival, se fueron en camilla, desolados y con gestos de dolor. Malas señales.

Tampoco eran buenas en el juego del conjunto rojiblanco, obligado a un nuevo plan de paciencia y posesión contra su contrincante.