Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Fútbol

UEFA Champions League: 5 preguntas para sumergirnos en los octavos de final

Entre el 18 de febrero y el 18 de marzo se juegan la vida los 16 equipos que aún respiran en el torneo de clubes más prestigioso y deseado del mundo

Arrancaron los octavos. Entre el 18 de febrero y el 18 de marzo se juegan la vida los 16 equipos que aún respiran en el torneo de clubes más prestigioso y deseado del mundo. ¿Pronósticos? Preferimos evitarlos para no embarrarnos. En su lugar, presentamos 5 preguntas para anticipar, reflexionar y sumergirnos en estos 8 apasionantes duelos.

El entrenador del Liverpool Jürgen Klopp.EFE

¿Se autodestruirá el PSG, una vez más?

Pocos equipos son tan capaces de suicidarse en una cancha como el PSG. Creado para alternar con la élite europea, el equipo parisino barre con todos en Francia, pero no llega a ninguna parte en Europa. Para su serie de octavos contra el Borussia, reaparecerá Neymar, ese talento inmenso, perenne generador de críticas, personalmente quejumbroso y victimista como pocos. Si, como se dice, Neymar abandonó Barcelona para elevarse a la mayor de las alturas, tanto individual como colectivamente, podemos afirmar que su viaje resultó en un fracaso de estrépito. Huyó de la alargada sombra de Messi para hundirse debajo de su propia sombra plagada de lesiones, escándalos, y una vida social signada por la exageración más escandalosa. Ya sé que el fútbol es un deporte colectivo, pero cuesta evadir la fuerza que dos delanteros ejercen o podrían ejercer en este duelo de octavos. Por un lado, está Neymar. Y en la esquina del Dortmund, el recién contratado durante el mercado invernal, Erling Haaland. Un genuino tanque con dotes de inteligencia y finura, que deshace defensas y vulnera redes con facilidad aparente. Desde que se inició la temporada, el joven noruego suma 37 goles y ocho asistencias en 28 partidos. En su nuevo equipo, el Dortmund, solo jugó cinco partidos oficiales, en los que anotó ocho veces. Su estilo no es fácil de descifrar. Su corpulencia invita a pensar en un tanque arrollador capaz de imponerse gracias a su fuerza enorme. Pero lo que lo hace doblemente valioso es su habilidad personal, su capacidad de desmarque, sus inteligentes asociaciones.

En la vereda de enfrente estará Neymar. Tres temporadas en el PSG y una escuálida (por no decir nula) cosecha europea. ¿Será este su año y el del PSG? El plantel tiene calidad. Aunque mirando alrededor, creo que hay al menos 5 equipos con mayor talento, cohesión y mejores opciones que los parisinos.

¿Hasta dónde aguantará el Barça?

No solo es la deplorable administración de Bartomeu, ni los conflictos internos, ni el plantel reducidísimo que augura fragilidad y fatiga por montones. Da la impresión que una nube negra, siniestra y tóxica, persigue indesmayable el recorrido del Barça a lo largo de esta temporada. El último escándalo, la vinculación del club blaugrana con una empresa de mercadeo digital que administra cuentas en redes sociales dedicadas a influir en la opinión pública para engrandecer y exaltar la imagen del presidente Josep Maria Bartomeu y su equipo directivo al frente del club. Pero, además, a través de las mismas cuentas, agreden a jugadores (sí, hasta los mismísimos intocables Messi y Piqué) cuando sus comportamientos parecen afectar la imagen del presidente. Y como si fuera poco, también se dedican a orquestar ataques en contra de Víctor Font, futuro candidato a la presidencia y rival político de Bartomeu. ¿Dónde quiero llegar? Me gustaría preguntarme, ¿cuánto desgaste extra cancha puede aguantar el FC Barcelona?

Un plantel drásticamente reducido no ayuda mucho. El Nápoli no parece un rival con excesivo peso. Pero quizás enemigos más temibles acechen en cuartos o en semis.

¿Afectarán positiva o negativamente al Manchester City las sanciones de la UEFA?

Aunque el City está muy dispuesto a apelar con vigor las sanciones de la UEFA que lo alejarían por dos años de las competiciones europeas, existe la posibilidad que estas se mantengan intactas. De ser así, una desbandada de jugadores invadiría el panorama, incluyendo a sus mayores estrellas y hasta al mismísimo Guardiola. ¿Pero y el presente? ¿El plantel y su técnico sentirán que están ante una oportunidad única? ¿Se los comerá vivos la ansiedad? ¿Multiplicarán, acaso, sus ímpetus futbolísticos, gracias a las circunstancias? La de octavos es una prueba durísima y decisiva. Una medida bastante exacta para averiguar de qué están hechos los citizens.

Un Real Madrid, imperfecto pero entonado, muy bien dirigido por Zidane, será la vara perfecta para calcular las opciones del City y observar su desempeño anímico y futbolístico. Y si logran atravesar este primer obstáculo, es muy posible que nadie los detenga hasta las instancias decisivas. Si eliminan al Madrid, espéralos en la final.

¿Pueden el Tottenham o el Chelsea convertirse en las sorpresas?

Si somos francos, nadie espera demasiado ni del Tottenham ni del Chelsea. Es cierto que el cuadro de Mourinho estuvo en la última final. Pero ni así.

Ambos equipos están navegando en esta fase con plácidas sonrisas. Hace pocos días Mourinho apareció con la cabeza afeitada y excusó su nuevo look, diciendo que se había quedado dormido en el barbero. Cuesta imaginarse a un Mourinho tan relajado. Es verdad que el Tottenham la tiene mucho más fácil. Si ellos perdieron a Eriksen en el invierno, su rival, el Leipzig perdió al gigante Haaland. Pero, pérdidas aparte, el plantel y el juego del Tottenham son muy superiores.

Mucho más difícil lo tendrá el Chelsea que enfrentará a un Bayern Munich en ascenso. Cuando salten a la cancha, será el fin de la relajación. Solo una actuación de excesiva complacencia por parte del Bayern, permitirá a los impetuosos pupilos de Frank Lampard dirigirse a los cuartos de final.

¿Podrá el Atleti cortar la impresionante racha del Liverpool?

Te doy la versión resumida: No. ¿Quieres la versión razonada? También es corta. Veo muy difícil que la tormenta roja afloje su trepidante intensidad. Los jugadores de Klopp son auténticos guerreros capaces de llevar a la cancha, los conceptos feroces de su entrenador con precisión y convicción absoluta. La velocidad, el despliegue, la incendiaria capacidad de sus ataques, parecen muy difíciles de vencer. Por su parte, el Atlético atraviesa un período reconstitutivo y tartamudo. Futbolísticamente no se hallan. Tampoco parece que los jugadores de Klopp vayan a caer víctimas de un soporífero ataque de complacencia. Recordemos que llevan 32 partidos sin perder. Y a veces, los números no mienten.