Temas Especiales

01 de Ago de 2021

Fútbol

Comienza la carrera por el Balón de Oro

La versión 2020 fue cancelada por la pandemia. Para este año vuelve el prestigioso galardón, con más opciones que nunca y con exceso de posibles candidatos

Kylian Mbappé no solo ha realizado una brillante demostración de sus habilidades en lo que llevamos de año, además posee una juventud y un potencial que lo posiciona como uno de los más evidentes favoritos.Shutterstock

Después de ser cancelado en 2020, el Balón de Oro está de vuelta y las estrellas del mundo del fútbol una vez más aspiran al mayor honor individual que el fútbol ofrece. Aunque el premio no se entregará hasta diciembre, las ligas mayores de Europa están finalizando temporadas y en muy poco tiempo tendremos además torneos de selecciones de enorme interés, como la Eurocopa de Naciones o la Copa América.

Durante los últimos años, el Balón de Oro mantuvo una ardua competencia entre sus dos mayores ganadores históricos. Lionel Messi (6) y Cristiano Ronaldo (5). Pero la temprana eliminación de sus clubes en la Champions y sus escasas posibilidades en sus respectivas ligas, han disminuido de manera gigantesca sus posibilidades.

Ya en 2020 se veía venir un cambio en los mandos del trofeo. De no haber sido por la pandemia, Robert Lewandoski se hubiera llevado el título.

La carrera no ha hecho más que comenzar. Vendrán sorpresas, caídas y recuperaciones. Lo que está claro es que la lucha por el Balón de Oro 2021 será más abierta que nunca. Hasta hoy, este es el top ten de los favoritos en las casas de apuestas para obtener el Balón de Oro.

1) Mbappé (PSG).

2) Lewandoski (Bayern Munich).

3) Cristiano Ronaldo (Juventus).

4) Neymar (PSG).

5) De Bruyne (Manchester City).

6) Bruno Fernandes (Manchester United).

7) Haaland (Borussia Dortmund).

8) Messi (Barcelona).

9) Kane (Tottenham).

10) Suárez (Atlético de Madrid).

Es verdad que algunos nombres suenan a capricho o disparate. Y en el caso de estrellas cono Cristiano Ronaldo o Neymar, están rodeados de serias dudas. Neymar ha tenido chispazos, como siempre. Brillantes fogonazos de gran fútbol entremezclados con arrebatos de niño egocéntrico e irascible, cada vez más irritante. Y Cristiano está bastante lejos de su mejor versión. Puedes constatarlo observando la posibilidad muy real de que la Juve no esté en la próxima Champions League por no haber clasificado entre los cuatro primeros de la liga italiana. Una cosa es el pasado, el renombre y el prestigio. Otra muy diferente son los méritos acumulados por un jugador a lo largo de un año. Recordemos que este premio no es un reconocimiento a la trayectoria histórica de un jugador, sino una manera de premiar su excelencia en un período específico.

Historia del Balón de Oro

En la percepción general de cualquier futbolero, el “Balón de Oro” es el premio individual más prestigioso de cuantos se dan en el planeta fútbol. Lo otorga desde 1956 la revista francesa France Football. Entre 2010 y 2015 los organizadores llegaron a un acuerdo con la FIFA, y el premio se fusionó temporalmente con el Jugador mundial del año de la FIFA. Durante ese breve tiempo, el premio se conoció como FIFA Ballon d'Or. Pero el acuerdo terminó en 2016 y cada cual volvió a su propio premio. Originalmente, el galardón estaba destinado en exclusiva a los jugadores de Europa. A partir de 1995, el Balón de Oro se amplió para incluir a todos los jugadores de cualquier origen que estuvieran activos en clubes europeos. Y desde 2007, el premio es mundial y todos los futbolistas profesionales de cualquier parte del mundo pueden optar a él.

George Weah, jugador del Milán, fue el único ganador africano, y el primer no europeo en ganar el premio en 1995. Ronaldo Nazario de Lima, del Internazionale, se convirtió en el primer ganador sudamericano dos años después. El jugador que más veces lo ha ganado es el argentino Lionel Messi, en seis ocasiones, todas jugando con el Barcelona. Lo sigue Cristiano Ronaldo, que obtuvo cinco (una con el Manchester United y cuatro con el Real Madrid). Tres jugadores han ganado el premio tres veces cada uno: Johan Cruyff, con Ajax y Barcelona, Michel Platini, de Juventus, y Marco van Basten, del Milán.

El Balón de Oro muestra una marcada preferencia por los jugadores de ataque. Son realmente escasos los jugadores en posiciones defensivas que hayan ganado alguna vez el Balón de Oro. El extraordinario Franz Beckenbauer es una de las muy honrosas excepciones. En cuanto a ligas, la española es la que tiene amplia ventaja sobre las demás, ya que los clubes número 1 y 2 en Balones de Oro son el Barcelona, con 12, seguido del Real Madrid, con 11. El Milán y la Juve empatan en el tercer lugar con 8 galardones cada uno. Mientras el Bayern Munich tiene 5.

Los nuevos favoritos

Especular no cuesta nada. En este momento, muchos están proyectando las posibilidades victoriosas de un jugador por sobre su múltiple competencia. Kylian Mbappé no solo ha realizado una brillante demostración de sus habilidades en lo que llevamos de año, además posee una juventud y un potencial que lo posiciona como uno de los más evidentes favoritos. Además, jugará con Francia el Europeo de Naciones, torneo que podría significar una consolidación espectacular para él, ya que su selección está entre las grandes favoritas.

Otro atacante que está entre los más cotizados es el polaco Robert Lewandowski, quien además, para muchos, es el gran favorito sentimental. Recuerda que el año pasado era favorito más que prohibitivo en las apuestas para llevarse a casa el Balón de Oro por sus actuaciones plagadas de goles con el multicampeón Bayern Munich. Pero justo en ese momento, los organizadores del premio decidieron dejarlo desierto en la edición 2020, por lo que Lewandoski se fue a casa con las manos vacías. Acaba de obtener el noveno torneo de Bundesliga en fila con el Bayern Munich. Faltan solo dos fechas para concluir la Bundesliga y Lewandoski solo necesita dos goles más para romper el legendario récord de Gerd Muller de anotar 40 goles en una temporada de liga alemana.

Erling Haaland, el otro joven monstruo que representa a las nuevas generaciones futboleras, también debe ser considerado un candidato. Pero a diferencia de Mbappé, Noruega no se ve entre los favoritos para ganar la Copa Europa de Naciones. Ni siquiera su club, el Borussia Dortmund, tiene grandes posibilidades de éxito doméstico o internacional.

Algunas actuaciones con el PSG esta temporada, pudieron augurar que Neymar coqueteaba con la cimaShutterstock

Cuando Neymar dejó el Barcelona, dicen quienes lo conocen, que lo hizo por dos motivos excluyentes: la plata que le pagaba el PSG y no estar hundido bajo la sombra de Messi, para poder ganar su propio Balón de Oro. Bueno, plata tiene de sobra. Pero el famoso y apetecido Balón de Oro aún no llega a sus vitrinas. Algunas actuaciones con el PSG esta temporada, pudieron augurar que Neymar coqueteaba con la cima. Pero el desenlace del equipo parisino en la Champions y las carencias de liderazgo del propio Neymar, dificultan que llegue a su ansiada meta individual.

Entre los jugadores que no son atacantes podríamos considerar tres candidatos. No creo que ninguno de los tres se lleve el trofeo, pero es muy posible que terminen entre los puestos de honor. N'Golo Kanté, centrocampista francés del Chelsea es sin duda uno de ellos. Entre los pocos considerados al premio, con escasa relación con el gol, hay que destacar a Kanté. Su contribución colectiva, su sentido de sacrificio, su energía inagotable, lo convierten por justicia en candidato. Otro mediocampista de méritos es Ilkay Gundogan del Manchester City, que está jugando el mejor fútbol de su vida. El tercero también juega en el City. Hablo del defensa central portugués Ruben Dias, que a lo largo de la presente temporada es una genuina muralla en el equipo de Guardiola.

Otros nombres a tomar en cuenta

Lionel Messi (Barcelona), está algo lejos de ser el favorito, y resulta muy dudoso que obtenga su séptimo Balón de Oro. Pero no se puede negar que es el alma de una institución resquebrajada en muchos frentes, virtual pichichi de la Liga de España y un quebradero de cabeza para cualquier defensa.

En el Real Madrid, Toni Kroos está teniendo un año particularmente productivo, al igual que su compañero de equipo Karim Benzemá.

Mason Mount (Chelsea) es parte esencial de la revuelta futbolística que está consiguiendo Tuchel en el oeste de Londres. Kevin De Bruyne (Manchester City) siempre está entre los candidatos, por su juego solvente, inteligente y eficaz.

Candidatos son muchos. La lucha no ha hecho más que comenzar.