17 de Sep de 2021

Fútbol

Final LPF, un paso adelante

Universitario y Plaza Amador juegan la final del Apertura 2021 con grandes expectativas para sus respectivas hinchadas, y para quienes confían en que el fútbol de clubes dé pasos firmes en el interior del país

Los dos oncenos que hicieron el trayecto con merecimientos. La presencia de Plaza Amador aporta un elemento emocional y pasional; Universitario uno más racional y ceñido a la estrategia concebida para el encuentro definitorio.@cdplazaamador

En un sábado 29 de mayo, enmarcado en el ambiente global del fútbol convocado por la final de la Liga de Campeones entre el Chelsea y el Manchester City (2:00 p.m.), nuestra LPF (Liga Panameña de Fútbol) llega también al momento culmen en el torneo Apertura 2021, con dos indiscutibles protagonistas en la final: Universitario y Plaza Amador.

Dos oncenos que hicieron el trayecto con merecimientos. Aunque sin menospreciar a los placinos, dirigidos por Jorge Luis Dely Valdés, lo hecho por el Universitario bajo la conducción de Gary Stempel fue, por resultados y continuidad, sobresaliente futbolísticamente y, desde lo administrativo, sumaron un hecho inédito en el fútbol nacional profesional: inauguraron su propio estadio, el Universitario de Penonomé, Coclé, único club con ese plus.

'LPF Nueva Era'

Deseada (y seguramente soñada) coincidencia para el Universitario que el escenario de la final fuese su estadio, el sábado a las 4:00 p.m, y en un momento con un alto vuelo futbolístico en el equipo. También indirectamente lo es para la dirigencia del LPF, que se anota puntos a favor, pues es por su loable intención de consolidar las raíces del fútbol en el interior, que se disputa la final en la capital de una provincia en un escenario con instalaciones de un estándar elogiable en nuestro medio, lo cual aporta a su agenda de planificación en vista a obtener aficionados, patrocinadores, exposición televisiva, etc.

Al torneo, que arrancó con un enfoque desde lo administrativo y lo promocional bajo la etiqueta de 'LPF Nueva Era', que suena más a hacer ruido en medios de comunicación y campañas publicitarias desde un enfoque de mercadotecnia, no se le puede desconocer que logró agitar el ambiente del fútbol nacional porque dio primeros pasos en positivo, a los que tendrá que seguir agregando otros nuevos para no quedar estacionado en “un paso adelante y el siguiente... un paso atrás”. Tarea ardua.

La división en dos conferencias pasó la primera prueba y los equipos del interior del país presentaron un nivel competitivo acorde con el cubrimiento de los partidos, dándole proyección más allá de las pantallas de los canales tradicionales cuando estas empresas no podían darle cobertura, es un acierto a mejorar sin duda en varios aspectos, pero no solo acerca el evento visualmente a otros públicos, sino que también da oportunidad a nuevas caras, voces y jóvenes, a los que hay que impulsar en el periodismo deportivo.

El avezado periodista y columnista deportivo Campo Elías Estrada, en su conocida y longeva columna “Tiro a gol”, señalaba la necesidad de revaluar algunos puntos del reglamento, como el hecho de que un club que haya hecho una campaña como la de Herrera, superior a la de otros equipos, en la valoración clasificatoria no obtenga un porcentaje adicional que avale sus méritos. Debería ponerse sobre la mesa esa inquietud.

Final LPF, un paso adelante@CDUniversitario

Bajos rendimientos deportivos

Se esperaba de clubes como Tauro, Árabe Unido, San Francisco, el CAI, que en los últimos certámenes han puesto la pauta, rendimientos durante el torneo más acordes con su historia y protagonismo. Quien quiera hacer polémicas señalando que pasan por una situación crítica, pueden encontrar leña con facilidad para atizar una hoguera, pero a lo que da pie es a plantearse un amplio margen de espera porque la situación provocada por la pandemia y el arrastre de sus secuelas ha condicionado a muchos clubes en todos los ámbitos geográficos de este deporte.

Redujeron salarios, acortaron plantillas para desprenderse de jugadores que estaban adaptados a su estilo de juego y pretensiones, apuraron a buenos jugadores jóvenes, hicieron cambios apresurados de técnicos por la inmediatez de resultados, etc., no hay que olvidarlo al hacer el balance final de las dirigencias en este torneo Apertura 2021. El siguiente torneo posiblemente dé más claridad para hablar de desaciertos o sopesar las lógicas altas y bajas que suelen presentarse en cualquier empresa o entidad, a lo que no escapan nuestros equipos nacionales.

Plaza engalana la final

El Universitario tiene actualmente características particulares que le dan un perfil diferente como club. El Plaza Amador es una mezcla de elementos que vienen desde su raíz barrial, con sus títulos, una fanaticada alegre, y a veces unos resultados con el gol sobre la hora. Se puede conjeturar con muchos elementos: hablar que Universitario es una transformación de lo que fue Chorillo F.C, rivales históricos etc., pero Universitario no es su pasado, es un equipo con presente de cara diferente.

La presencia de Plaza Amador aporta un elemento emocional y pasional; Universitario uno más racional y ceñido a la estrategia concebida para el encuentro definitorio.

Dos técnicos con amplio estatus de respetabilidad: Jorge Luis Dely Valdés, leyenda nacional como jugador y un trabajador permanente en categorías menores, que le permitió obtener la mejor participación de Panamá en un Mundial sub-20; Gary Stempel, el eterno formador del fútbol nacional, con más títulos y logros internacionales. Dos técnicos educados, trabajadores, preparados y respetuosos. De una combinación como esa lo lógico es que salga una buena disputa que le aporte buena imagen a la final de la Apertura 2021.

Aunque no será suficiente. Si la organización de la LPF cumple con los protocolos estrictos no solo de bioseguridad, sino también de organización y de control como lo ha venido haciendo, y además si los aficionados que acudan al estadio Universitario también logran comprender que el partido se palpita en el corazón, pero que no se trata de una confrontación, se logrará jugar una final con altura para seguir creciendo, que es urgente para el fútbol nacional.