25 de Feb de 2020

Hípica

‘Dicky’s Angel’, reina de la pista del Hipódromo Presidente Remón

Uno de los mejores purasangres de la historia hípica panameña no participará este año en la Copa Confraternidad del Caribe

Uno de los purasangres que ha calado con mayor ímpetu en la hípica panameña es, sin duda, la alazana ‘Dicky’s Angel’, que en cuatro años de campaña en el Hipódromo Presidente Remón ha colmado los registros de grandes hazañas y marcas.

El noble animal, nacido el 14 de enero de 2009 en Haras Cerro Punta, en la provincia de Chiriquí, y propiedad de Ricardo ‘Dicky’ Cardoze, ha sido no solo la mayor ganadora en metálico de todos los tiempos, sino que ha merecido títulos que la acreditan como ‘caballo del año’, la ‘mejor potranca’ y otras importantes distinciones locales e internacionales.

INICIOS

‘Dicky’s Angel’ inició su campaña en 2011, al participar en tres carreras, todas clásicas, y aunque no fue un exitoso comienzo como pistera, al menos logró dos escoltas y una tercera casilla en aquella terna de cotejos conmemorativos.

Pero ya para la siguiente temporada barrió con cinco carreras del calendario clásico, una proeza que la hizo acreedora, en el certamen de los Valores Hípicos 2012, como ‘la mejor potranca nacional de tres años’.

Para 2013 ya ganaba cuatro de los seis cotejos clásicos del año, cayendo en el penúltimo, el Clásico Día de la Madre, ante la norteamericana ‘Princesa Gata’, a la que anteriormente había vencido en el clásico Asociación de Propietarios y Entrenadores Hípicos de Panamá (APEHP).

La proeza de ese año la logra esta linajuda yegua apenas seis días después de aquella competencia, al participar en la Copa Confraternidad del Caribe, una de las cinco carreras que componen la Serie Hípica Caribeña, que ese año se celebró en la pista del Hipódromo Presidente Remón.

Su triunfo fue asombroso, dado el escaso margen de tiempo transcurrido desde su última carrera y la calidad de rivales, entre los que se encontraban ‘Arquitecto’, excelente pistero e ícono de la hípica puertorriqueña, laureado como el caballo del año, al igual que el venezolano ‘King Carlos Juan’, también premiado como el mejor caballo de su nación.

Los entendidos habían dado por contado su fracaso en la codiciada y difícil confrontación. Sin embargo, demostrando valentía y garras de gran corredora, sorprendió al multitudinario número de fanáticos que presenciaba la carrera internacional, cruzando la meta por delante.

Al ganar este evento caribeño, ‘Dicky’s Angel’ vengaba su paupérrima actuación del año anterior, cuando, siendo la gran favorita para ganar la Copa Dama del Caribe, defraudó a los hípicos reunidos en las pistas del Hipódromo El Camarero de San Juan, Puerto Rico.

En la presente temporada, solo ha sufrido un revés en uno de los seis clásicos en que ha participando, en la máxima prueba del calendario clásico, el Presidente de la República, ocupando un honroso segundo lugar.

Sin embargo, en solo un mes logró la revancha en el Clásico Junta de Control de Juegos, en el que venció a los mejores caballos alojados en las pesebreras del Hipódromo Presidente Remón.

Con su rotundo último triunfo del sábado 4 de octubre en el Clásico Raúl Espinosa (Copa de oro), se ganó nuevamente su cupo para la Copa Confraternidad del Caribe, igualando con victorias seguidas a grandes nativos como ‘Iván’, ‘El Manut’, ‘Patilargo’, ‘By Pass’, ‘Patricio’ y ‘Cortisol’.

GALARDONES Y HOMENAJE

El extraordinario desempeño de ‘Dicky’s Angel’ sobre la pista la ha hecho merecedora de galardones y homenajes, destacándose en el certamen de los Valores Hípicos 2012 y 2013 como la mejor criolla de su generación y premiada con la máxima luminaria equina, la del caballo del año 2013.

Además, la administración del Hipódromo Presidente Remón tuvo a bien celebrarle una carrera conmemorativa en calidad de handicap .

NUEVA MARCA

Una marca o récord que ostenta ‘Dicky’s Angel’ , difícil de superar en la actualidad, es la de haberse convertido en la máxima ganadora de dinero de todos los tiempos, alcanzando una suma de $385,160, la cual, sin duda, seguirá incrementando con sus futuros triunfos en Panamá.

Eligio Ocaña, un destacado preparador e importador de purasangres, manifestó sobre la alazana: ‘Definitivamente estamos ante la presencia de una extraordinaria yegua nacional, de las mejores que se han visto en los últimos años’.

Según Ocaña, se trata de una yegua ‘ atrevida, que se gana a los caballos machos importados y llegó segunda en el Clásico Presidente de la República’.

‘Mientras mantenga las condiciones seguirá ganando, porque es una yegua superior a los ejemplares alojados en las pesebreras del HPR’, concluyó Ocaña.

En tanto, su preparador, Alberto Paz Rodríguez, se siente complacido de haber tenido a la yegua bajo su cuidado, de la que manifiesta que ha tenido un récord envidiable y comenta que la yegua desde que nació, fue de su propietario Ricardo ‘Dicky’s Cardoze’, quien la crió, y que su abuela materna, ‘Angelical’, al igual que ella, fue otra campeona al ganar el Clásico Internacional del Caribe.

HABLA SU PREPARADOR

Alberto Paz Rodríguez, el preparador ícono de la hípica panameña, con marcas vigentes de carreras y sumas ganadas en el Hipódromo Presidente Remón, expresó que ‘Dicky’s Angel’ ha sido una de las mejores que ha tenido bajo sus cuidados y que a los cinco años se encuentra completamente sana, dispuesta a seguir triunfalmente su campaña.

El preparador siente gran pesar por la decisión de su dueño de no asistir este año a la serie hípica caribeña, en la que ‘Dicky’s Angel’ se había ganado el derecho a participar como principal ejemplar a la Copa Confraternidad del Caribe.

En esta prueba de ribete internacional, la yegua campeona intentaría revalidar su triunfo y emular al gran corredor venezolano ‘My Own Bussines’, único en repetir victorias en el codiciado evento.

La inseguridad social y política que se vive en el país suramerinaco, aunado a un pago de premios en Bolívares y no en dolares americanos, además de haberse experimentado un atraso de 11 meses en el pago a un caballo representante de Panamá en la Gala Hípica de Caracas, han incidido en el poco estusiasmo panameño a decir presente a la serie Hípica caribeña, que este año tiene como sede Venezuela.