Temas Especiales

19 de May de 2022

Más Deportes

El estadio de nunca acabar

PANAMÁ. El fútbol es un deporte en crecimiento en Panamá. Esta fue una de las principales razones por la que se decidió la remodelació...

PANAMÁ. El fútbol es un deporte en crecimiento en Panamá. Esta fue una de las principales razones por la que se decidió la remodelación del único estadio de esta disciplina en el istmo, el Rommel Fernández.

Muchos eran los planes para el que sería uno de los mejores estadios del área. El Real Madrid vendría en gira por Latinoamérica, y además, se jugaría en el nuevo coloso de Juan Díaz, la Copa de Naciones.

Pero, no todo es color de rosa, y ciertamente la remodelación de una estructura no muy utilizada en Panamá no sería la excepción.

Según los primeros cálculos, el Rommel Fernández tendría que haber sido inaugurado el 25 de septiembre. Hoy, con casi tres meses de atraso, se prevé que la tan esperada apertura será a principios de abril.

LOS PLANOS DE DISCORDIA

La Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) fue la institución encargada de elaborar los planos de la obra.

Su departamento de proyectos, a cargo del ingeniero David Córdoba.

Según el director de Ingeniería y Arquitectura de Pandeportes, Salustio Díaz, los planos elaborados por la UTP tenían varias fallas.

“La construcción se basó totalmente en los planos hechos por la UTP, pero a medida que se iba excavando, se descubrían cosas que no estaban en los planos por lo que había constantemente marcha hacia atrás”, comentó Díaz.

David Córdoba, de la UTP, no refutó a lo indicado por Díaz, ya que no recibió ninguna clase de quejas sobre este asunto.

MAYOR TIEMPO, MAYOR COSTO

En un principio, el tiempo estipulado de la remodelación era de un año, al igual que todas las demás estructuras de la próxima ciudad deportiva.

“Con el asunto de los planos, y con las mejoras que le íbamos haciendo, decidimos darle más tiempo a Aprocosa (empresa encargada de la obra)”, comentó Salustio Díaz. “una remodelación es más difícil que construir de cero, por lo que el tiempo de gracia es prudente”, agregó.

Dada las circunstancias, se le otorgó un período de seis meses más para terminar la obra a la empresa constructora, pero con ese tiempo extra, también llega una inversión extra.

El costo inicial, y que luce en el tablero del Gobierno Nacional afuera del estadio, señala que la inversión es de 19 millones, setecientos veinticuatro mil dólares.

Contemplando las demoras de la obra, se estima que la inversión podría aumentar cuatro millones más.

La Estrella intentó conversar con Aprocosa acerca de cuáles han sido las demoras más importantes que han tenido, y si se podrá cumplir el tiempo de entrega, pero la empresa se negó a contestar, y señaló que todo lo que implique al Rommel Fernández, debe ser tratado directamente con Pandeportes.

UNA CEREMONIA FRUSTRADA

La inauguración del estadio iba a ser por todo lo alto.

La primera dama de la República, Vivian de Torrijos, había utilizado sus importantes contactos para aprovechar la gira del pomposo Real Madrid por Latinoamérica, escogiéndolos como los debutantes del remodelado Rommel Fernández.

Los merengues cumplieron su cita con Colombia el 7 de agosto, pero debido a la lentitud de las obras, no pudieron visitar Panamá.

Además, Panamá tenía previsto ser el anfitrión de la Copa de Naciones en enero, la cual después de analizar la situación, fue trasladada a Honduras.

Ahora, el Rod Carew podrá descansar, ya que Panamá quedó eliminado de cualquier competencia posible de fútbol, y sólo quedará esperar hasta abril, cuando el nuevo Rommel Fernández sea inaugurado por el presidente Martín Torrijos.